Yoga para enfermos de Alzheimer‏. Ejercita tu mente, no la dejes morir

Ayer escuché una noticia que me pareció importante y de la cual habremos de investigar para dárselas a conocer, les estoy hablando del descubrimiento de que también a los jóvenes nos puede dar la enfermedad de Alzheimer. Y mientras esa información la tenemos les damos otra nota con relación a esta enfermedad que es una de las enfermedades del siglo XX ¿o XXI?

Patrice Flesch es maestra de yoga. Palabras como “concentración”, “enfoquen su atención” y “recuerden” aparecen constantemente en la clase de Flesch, una clase de yoga especial para enfermos de Alzheimer. Dos veces al mes, Flesch adapta ejercicios y tipos de respiración para personas que sufren de Alzheimer y otras enfermedades relacionadas con la pérdida de memoria. Ella piensa que al estirar el cuerpo, se relaja la mente, lo que a su vez facilita la concentración y el poder recordar cosas inmediatas.

La clase también funciona como un espacio de reunión social, otorgándole a la gente un lugar para conocer a otros pacientes, aun cuando probablemente no se recuerden unos a otros.

Aunque los diferentes tipos de yoga se han utilizado como medio de relajación para personas enfermas y débiles, el enfoque holístico de Flesch es único.

Trata a sus estudiantes de tal forma que les transmite gracia, dignidad y una sensación de control sobre una enfermedad que con frecuencia los hace sentir impotentes.

“Es muy elemental; este tipo de ejercicios favorecen la concentración, lo que se relaciona con la memoria”, indicó Flesch, fotógrafa e instructora de yoga desde hace 35 años. “El yoga entrena al cerebro para que aprenda a concentrarse. Eliminar el estrés te ayuda a concentrarte más”.

El yoga tiene un papel muy importante en el ejercicio relajante y suave que necesita la gente que sufre de Alzheimer, según la Asociación para el Alzheimer en Massachusetts, New Hampshire.

Están surgiendo clases similares en otros lugares. En Pensacola, Florida, una clase llamada Super Brain Yoga (Yoga Súper Cerebro) combina movimiento con respiración para agilizar la actividad cerebral en adultos con pérdida de memoria.

Un estudio dado a conocer el año pasado durante la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer para la Prevención de la Demencia- realizada en Washington, D.C.- mostró que practicar meditación de manera regular puede mejorar las funciones cognitivas en personas que sufren pérdida de memoria.

Ya sea que mediten por su propia cuenta o en una clase de yoga, los pacientes pueden beneficiarse de ello, mencionó la doctora Paula Raia, directora del área de cuidado al paciente y la familia de la Asociación de Alzheimer de Estados Unidos.

La demencia y el Alzheimer causan estragos en el cerebro y quienes lo padecen sufren de nervios y están propensos a sufrir ansiedad. De forma gradual experimentan pérdida de memoria, intelecto y habilidades sociales y poco a poco van perdiendo el contacto con la realidad.

“El yoga puede ayudar a que la persona se mantenga en movimiento por ciertos periodos de tiempo”, señaló
Raia. ”La relajación que se produce a través del estado de consciencia promovido por el yoga, hará que la persona pueda dormir mejor, se ponga menos nerviosa y esté más tranquila. También es una oportunidad para socializar y conocer a otras personas con la misma enfermedad, de modo que sienten que no están solos y con ello, se matan varios pájaros de un tiro”.

Flesch modifica las posturas y movimientos del yoga tradicional para trabajar más con las funciones cognitivas: enfatiza los movimientos de las manos, la repetición y el canto.

“Es muy bueno relajarse y estar totalmente enfocada en lo que estás haciendo”, dijo Courtney, alumna de Flesch. Al igual que sus compañeros de yoga, comenzó a olvidar cosas en su vida cotidiana: olvidaba las llaves en la recámara, trataba de poner el café en el cuarto de lavado en vez de la cocina, olvidaba porqué estaba en cierta habitación.

“Es muy perturbador y frustrante”, mencionó Courtney, quien lleva las llaves atadas a una cadena colgada del cuello para que no perderlas. “Dejaba algo en el piso y no recordaba dónde lo había puesto, a veces no podía acordarme de alguna palabra”, dijo Courtney quien además señaló que el yoga le ha dado un poco de consuelo. “Te mantiene en contacto con tu cuerpo”, dijo mientras se estiraba. “Es algo muy reconfortante”.

Fuente: http://www.noticias860.com.mx

Te recomendamos leer:

Una nueva esperanza para el alzheimer, el dolor del olvido‏

Ejercítate … Gimnasia cerebral

Buscan demostrar que la yoga cura el cáncer

¿Qué es el yoga? (parte 1)

¿Qué es el Yoga? (parte 2)

Ashtanga yoga