Depresión y disfunción eréctil‏

eleconomista.com.mx

La depresión, la ansiedad, el estrés y el uso de algunos medicamentos como los antidepresivos y los medicamentos para tratar la ansiedad pueden causar disfunción eréctil en el hombre, aseguran especialistas.

La depresión es un padecimiento del estado de ánimo que se caracteriza por que el paciente presenta por más de dos semanas tristeza e incapacidad para disfrutar de las cosas que normalmente le causaban placer, entre ellas su vida sexual.

En la actualidad, la depresión se considera un problema de salud pública, debido a que ocupa el cuarto lugar entre las enfermedades que generan el mayor índice de incapacidad y para el año 2010, se estima que ocupará el segundo lugar debido a la gravedad de los síntomas.

Estudios médicos determinaron que los hombres con disfunción eréctil presentan los índices más bajos de autoestima comparados con la población general.

Los hombres con baja autoestima presentan altos niveles de depresión.

Se estima que 50% de pacientes con depresión, presentan algún grado de disfunción eréctil, por ello es importante que al primer síntoma o rasgo de depresión acudas con tu médico para buscar un tratamiento adecuado tus necesidades, con el fin de que puedas redescubrir la intimidad con tu pareja y mantener una vida sexual sana, placentera y feliz.

“Muchas veces cuando un paciente deprimido llega con un psiquiatra generalmente no se habla de sexo, o más bien dicho, no se pregunta sobre el sexo. Asimismo, ya en el tratamiento muchos antidepresivos generan disfunción eréctil. También si se toman ansiolíticos en exceso, muchas veces las erecciones no se presentan, por lo que hay que hablar con el mismo psiquiatra y a veces hasta aplicar exámenes para saber cuál es el problema por el cual se presenta el padecimiento”, “en general los hombres latinos consultan al médico general, urólogos o psiquiatras para hablar de los problemas referidos a su sexualidad porque aún continua vigente en nuestras culturas determinadas dosis de resistencia con timidez, vergüenza o sentimiento de humillación en esta área de la vida; el individuo angustiado y ansioso por esta pérdida de erección lo vive de manera catastrófica ya que el rendimiento sexual es valorado e identificado como símbolo de masculinidad, como si esa parte del cuerpo tuviera una cierta autonomía ligada al equilibrio en su autoestima y equilibrio; hablando de depresión, éstas traen consigo un deterioro en la salud sexual”.

La toma de medicamentos como Sildenafil (cuyo nombre comercial es Viagra) pueden ayudar a un paciente deprimido a solucionar sus problemas de disfunción eréctil. Tambien se requiere de una consulta que involucre varias especialidades: los pacientes de este tipo necesitan una consultoría interdisciplinaria, puesto que en la actualidad algunos médicos recetan medicamentos desde el enfoque de su especialidad, sin percibir al enfermo como un individuo integral – psico-emocional, corporal y social -, ignorando aspectos de la vida de ese paciente y las causas reales del trastorno.

Fuente: eleconomista.com.mx


card.ly

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.

El sexo: Fuente de la eterna juventud. Si además de disfrutarlo, envejecemos menos ¿Quién dice no?

antiagingLos científicos no se cansan de afirmar que el sexo retrasa el envejecimiento. Un reciente estudio australiano ha demostrado que aquellos que mantienen relaciones al menos cuatro veces por semana, se sienten diez años más jóvenes que los que no lo practican con asiduidad.

“Más allá del placer que genera la relación sexual, hay que destacar que el sexo libera las anfetaminas naturales del cuerpo, ayuda a limpiar el sistema linfático y produce el mismo estado de estrés bueno que se nota cuando se practica algún deporte”, aclara el sexólogo español, Salvador Guerra Parra.

Para confirmar de manera concluyente la relación beneficiosa entre el sexo y la salud, investigadores ingleses han efectuado un estudio que incluyó a 918 varones entre 45 y 59 años. Se les efectuó una historia clínica, un chequeo médico y se los interrogó acerca de la frecuencia de su actividad sexual.

Tras diez años de seguimiento, se llegó a la conclusión de que, cuanto más alta era la “frecuencia orgásmica”, más posibilidades tenían de estar saludables y la probabilidad de morir era de un 50 por ciento menor. “Hacer el amor al menos tres veces por semana alarga la expectativa de vida un promedio de diez años”, asegura el psicólogo escocés David Weeks, investigador de un Hospital de Edimburgo.

Según estos datos, avalados por otros estudios que demuestran cifras similares, la práctica habitual hace que el cuerpo alcance un entrenamiento físico y fisiológico similar al que se logra cuando se practica algún deporte.

“Durante la relación sexual, los cuerpos fabrican un poderoso cóctel de hormonas, adrenalina y cortisol, que tiene un impacto altamente positivo en el organismo”, explica Guerra Parra.

Los científicos recomiendan mantener desde joven una sana actividad sexual. “Con la edad todo cambia y el cuerpo no es el mismo a medida que van pasando los años, pero no existe razón para que una persona de avanzada edad no tenga una vida sexual plena. Es más, los cambios físicos y hormonales aseguran un mayor disfrute en la gente ya mayor”, comenta Guerra Parra

Las propiedades beneficiosas del sexo, comprobadas que rejuvenecen son

–         Mejora la circulación sanguínea. La sangre fluye con más rapidez a todos los órganos

–         Embellece la piel y el cabello. Sobre todo en las mujeres debido a la mayor cantidad de estrógenos.

–         Termina con el dolor de cabeza. Cuando duele la cabeza lo mejor es hacer el amor ya que la tensión de los vasos cerebrales se puede reducir por completo.

–         Favorece las defensas.  Se evitan así infecciones y caer en enfermedades.

–         Mejora los dientes. La segregación de la saliva hace que disminuyan las sustancias ácidas que predisponen a caries y problemas bucales.

–         El sexo frecuente incrementa la capacidad mental.

–         Permite descansar mejor por la noche.

–         Adelgaza. Durante el sexo se pueden quemar entre 200 a 400 calorías.

Fuente: http://www.enplenitud.com

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contibuír a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google