Las predicciones de una conducta se basan sobre todo en el sedimento informativo que proporciona la experiencia, el catálogo, en el que se registra lo que uno ha hecho a lo largo de su vida. Por tanto proporcionan información al otro para que pueda prever cómo actuaremos en el futuro.

brjulaSeguimos estos días en ENE reflexionando sobre la confianza. Ha bastado con escarbar un poco, para que el tema se nos muestre interesantísimo. Si es cierto que, como afirmaba William Faulkner, se puede confiar en las malas personas porque no cambian jamás, la confianza en alguien requiere de conductas pautadas, de patrones predecibles. Existen generadores de confianza, elementos que al agruparse fabrican y transmiten confianza. Puesto que la confianza está directamente relacionada con la capacidad de predicción, cuanto más se pueda avizorar un comportamiento, mayor será la tasa de confianza.

Las predicciones de una conducta se basan sobre todo en el sedimento informativo que proporciona la experiencia, el catálogo el que se historia lo que uno ha hecho a lo largo de su vida. Las pautas se pueden prever cuando los demás muestran simetría entre lo que dicen y lo que hacen, convierten sus palabras en la vanguardia de sus actos, transparentan coherencia sabiendo que la coherencia obliga a determinados y esperables resultados, mantienen fidelidad a un código de valores, lealtad inquebrantable a sus convicciones, son sinceros y responsables en tanto que no se despojan de las titularidad de las consecuencias de sus actos. Resumiendo. El gran yacimiento de confianza se encuentra en actuar de tal modo que nuestros actos generen una pauta y por tanto proporcionen información al otro para que pueda prever cómo actuaremos en el futuro. Ahí radica su confianza o su desconfianza en nosotros.

Fuente: www.enegociacion.com / Josemi Valle

Hasta hace poco nuestra visión del mundo se definía por valores heredados de generación en generación. Ahora estos, nos lo ofrecen Google ,Twittwer, Facebook y Wikipedia. ¿En qué medida esto nos ha marcado?‏

era-virual-dos LA NUEVA SOCIALIZACION EN LA ERA VIRTUAL:

Los medios de comunicación tomaron el lugar de la escuela, la iglesia y la familia en la creación de nuevos referentes culturales, modas y hábitos. Pero hoy, la forma como nos comunicamos, nos divertimos, pensamos y sentimos esta a cargo de un poder tan abstracto como dominante: el Internet.

Hubo una vez

En el inicio teníamos una especie de alma colectiva, formada por arquetipos que todos compartíamos, nuestra forma de captar el mundo, estaba determinada por esas experiencias comunes. Pero el ser humano evolucionó. Entonces surgieron el pensamiento y la conciencia individual. Cada persona, según su experiancia, dió un significado particular a cada a concepto, aunque los patrones colectivos quedaron en nuestra memoria. La pregunta hoy es: ¿Podemos hablar de  un nuevo incosciente colectivo en ésta, la era digital?.

Unidos por Google

Recientemente el artista mexicano Emilio Chapela presentó la exposición Accoding to Gooogle, con la que ganó el premio Pulse en la edición 2oo8 de Art Basel. Chapela realizó una investigación en el buscador más potente de internet. Para elaborar una enciclopedia visual de 40 tomos, documento con imágenes extraídas de Google de lo que la gente opina y cree sobre temas como la belleza, fealdad, comunismo, capitalismo,éxito, fracaso, democracia, fascismo, narcotráfico y otros más. La idea de este proyecto fue conocer el significado de distintas palabras que son interesantes y que reflejan ideas de la sociedad. La palabra Beautiful (belleza) fue la inspiradora del proyecto. Al buscar las imágenes que hacen referencia a esta palabra surgian “beautiful dog” (perro bello) y “beautiful huose” (bella casa) pero tambien “beautiful weapon” (arma bella). Todo esto conforma una especie de inconsciente colectivo digital.

Chapela concluye que los buscadores y el mismo internet están creando nuevos conceptos en los que todos tenemos voz, aunque rara, absurda o perturbadora.

El nuevo oráculo.

Con Google todo es conocible. Parece ser que no nos atrevemos a opinar o tomar desiciones sin consultar este buscador todo poderoso. Los mejores restaurantes, los resultados del futbol, la elección del mejor médico, consejos para mejorar mi relación de pareja, quién escribió tal libro o qué opina el Dalai Lama del calentamiento global. Basta con teclear la palabra clave para obtener páginas y páginas de información. Los límites del mundo se han estrechado tanto que parece que podemos conquistarlo desde nuestro escritorio. Pero también es fácil perdernos en una maraña de interconexiones sin principio ni fin. ¿Internet nos expande o nos limita?

Todo impacta.

Hoy es difícil, sobre todo para los jóvenes, distinguir entre la vida diaria y la realidad virtual. Pero, ¿Qué fantasia alimenta esta forma de conocer el mundo y relacionarse con los otros? La modernas tecnologías de la informacion y la comunicación están modificando nuetras vidas, afectándolas en el plano físico, en el intelectual y también en el emocional.

En internet se está dando una comunicación con los criterios de las ideas y los pensamientos de dos, cinco o miles de personas, de donde se deriva algo que no existía. El inconsciente colectivo virtual.

El asunto es que no tenemos claro quien o quienes están determinando esa información, ejemplo otra vez a Google. Cuando realizamos la búsqueda de un tema o concepto, econtramos un gran numero de respuestas, pero en general consultamos las primeras que aparecen ¿Son éstas las más confiables o acaso están allí por que pagaron para aparecer en los primeros lugares?

Es cierto que desde que internet surgió, la información se ha democratizado pero también es cierto que ya no existe una voz única que la valide, ni consumidores que la cuestionen. ¿Será nuestro cerebro una conexión más de la red?

Sentir Virtual.

Todos hemos visto en algún restaurante como familias o amigos se sientan a la mesa y casi no hablan entre ellos: uno al celular, otro totalmente aislado escuhando música, mientras que otro más se pierde jugando con su consola portátil de videojuegos. ¿Estaremos siguiendo una tendencia de aislarnos cuando estamos en vivo con  los otros? ¿Será que hoy solo podemos comunicarnos a través de teclas y botones?

Los valores culturales que prevalecen hoy son el hedonismo y el consumismo, indispensables para satisfacer la industria sustentada en la economía del deseo. Ambos han sido determinantes en el desarrollo  de estos nuevos esquemas de comunicación y también de una nueva cultura de las emociones, del erotismo (sexo virtual), de pornografía y deseo. En conjunto, esto nos está impactando en cuanto a gustos, afectos, ideas, y la forma en como pensamos el  mundo. Hay que esperar ver los efectos de este fenomeno en el desarrollo del nuevo imaginario colectivo, de este  lenguaje surgido de la inmediatez, la globalidad, el consumismo …. La tecnología puede ser considerada como una autopista hacia la realización completa del ser humano o como un laberinto de espejos.

¡La virginidad del millón! Natalie Dylan, el nuevo fenómeno de la oferta y la demanda ¿Quién da más?

La noticia del día, o mejor dicho de los próximos días:Natalie Dylan, de 22 años, está subastando públicamente su virginidad para pagar su educación universitaria, provocando un agitado debate online sobre sexo y moralidad. La estudiante de San Diego, California, dijo que no tenía ningún dilema moral con su decisión y consideraba que la hacía más fuerte.

“No creo que subastar mi virginidad resuelva todos mis problemas”, dijo en el programa de televisión The Insider el miércoles. “Pero me dará cierta estabilidad financiera. Estoy dispuesta a afrontar la controversia, sé que se producirá. Estoy preparada para hacer esto”, agregó la joven.

“Vivimos en una sociedad capitalista ¿Por qué no debería poder capitalizar mi virginidad?”, se preguntó.

La joven, que ha obtenido una licenciatura en estudios sobre mujeres y ahora quiere iniciar un segundo título universitario en matrimonio y terapia familiar, espera que la puja alcance un millón de dólares.

El sitio de subastas eBay la ha rechazado, así que la puja, en una fecha no determinada, se llevará a cabo en un burdel de Nevada, el Moonlite Bunny Ranch, donde su hermana está trabajando para pagar sus deudas universitarias.

En una seguidilla de entrevistas y apariciones en diferentes medios, admitió que su madre no estaba de acuerdo con su decisión. Muchos en internet también la desaprueban.

“Quizás es el conservador que llevo dentro lo que está saliendo, pero me parece fatal”, escribió un bloguero, Mike. “¿Esto no es prostitución?”, agregó.

“Debo decir que me siento mal por el futuro de nuestra sociedad”, dijo Mike, de la Universidad Estatal Montclair en New Jersey.

“Lo que más me molesta acerca de todo esto es el hecho de que esté haciendo tanta promoción. Parece que se trata poco acerca de un tipo pagando por su virginidad y es más acerca de tener 15 minutos de fama y un reality show”, dijo un blogger llamado Ent Lawyer.

La muchacha también tiene seguidores, y no es sorpresa que Dennis Hof, propietario del Moonlite Bunny Ranch, sea uno de ellos.

“Creo que es una idea estupenda. ¿Por qué perderla con cualquier tipo en el asiento de detrás de un Toyota cuando puedes pagar tu educación?”, dijo a periodistas.

Pues yo creo a manera personal que esta chava es una revolucionaria, no me pongo en la postura de si lo que está haciendo está bien o está mal, al final de cuentas nadie es nadie para juzgar lo que cada quien hace con su cuerpo. Además la sociedad actual está en una pérdida o traslape de los valores y lo cierto es que el concepto de la virginidad no es el mismo ya. A algunas mujeres ya hasta les estorba o muchas ni son conscientes de que existe ¿Existe?

Fuente: http://www.eluniversal.com.mx