Si eres parte de los “danminificados del Día de Reyes” como nosotros, aquí hay un consuelo. ¿Te acuerdas de esto?

Código QR de este post

Short Link de este post http://bit.ly/gDtXDB


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Gracias yayita por compartirnos tus imágenes


card.ly

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.

Licuado de Mercurio

mercurio“Oye, si rompes un termómetro y te tomas el mercurio te mueres; pero vacíalo en un licuado de chocolate (algo rico) porque sabe feo, así si de todas formas te vas a morir por lo menos q te sepa rico…”

Así me dijo una niña en 4to. de primaria, nunca supe de dónde saco esa idea y nunca lo hice, lo que si hice fue romper cada termómetro de cada casa a donde iba, me las ingeniaba para hacerlos desaparecer y juntaba el líquido en un frasquito y jugaba con éste en mi casa, ya que no podía jugar libremente como cualquier niña de mi edad.

Lo mas patético del asunto es que de haberlo tomado no me hubiera muerto, me hubiera quedado tarada no sin antes haber tenido una buena dosis de sufrimiento físico (y yo que soy tan chillona para todo eso), me habría quemado mi boquita y el esófago, aparte de causarme chorro sanguinoliento y luego a mi que me cuesta tanto hacer caca, aunque pensándolo bien de todos los síntomas el chorro no me habría venido mal ya que hubiera perdido algunos kilos, ya estando en estas circunstancias cuasi agonizantes si me hubieran puesto el antídoto habrían parado mi sufrir, aunque dudo mucho que mis papás se hubieran dado cuenta a tiempo, ya que hasta la fecha vivimos en mundos diferentes y hasta tengo mis sospechas de que a mi padre le hubiera dado muchísimo gusto deshacerse de mi.

Mi vida no ha cambiado mucho, sigo siendo chillona pa’l dolor, sigo conservando algunos kilitos (aunque ya estoy a dieta y soy muy aplicada) ya no me robo los termómetros de las casas que visito y ya no juego con el mercurio, sin embargo hasta hace unos años la idea de tomármelo en un licuado de chocolate rico y en una tarde lluviosa vivió en mi mente…

Fuente: Doctora Policarbonato

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contibuír a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google

Feliz día del niñ@!!!

Se me había pasado …. ¿Será por qué he dejado de ser niño? Espero que no

dia-del-nino