¿Qué dice la gente en su lecho de muerte? Una enfermera nos dice las cinco frases más frecuentes en este momento en que la vida como la conocemos se apaga y nos enfrenta con nosotros mismos, un interesante artículo.

Durante muchos años he trabajado en los cuidados paliativos. Mis pacientes eran de las personas que se iban a su casa a morir. Algunas veces compartimos momentos muy especiales. Yo estaba con ellos en los últimos tres o doce semanas de sus vidas. La gente crece mucho cuando se enfrentan a su propia mortalidad.

He aprendido a no subestimar la capacidad de crecer de las personas. Algunos cambios fueron fenomenales. Cada experiencia con una enorme variedad de emociones, como era de esperar, la negación, el miedo, la ira, el remordimiento, principalmente la negación y eventualmente, la aceptación. Cada paciente encuentra su paz antes de partir, todos y cada uno de ellos.

Cuando se les pregunta acerca de cualquier lamentación que tengan o cualquier cosa que habrían hecho de manera diferente, los temas comunes surgieron una y otra vez. Estos son los cinco más comunes:

1. Ojalá hubiera tenido el coraje de vivir una vida fiel a mí mismo, no a la vida que los demás esperaban de mí.

Este es el lamento más común de todos. Cuando la gente piensa que su vida está a punto de terminar y miran hacia atrás, es fácil ver cómo muchos sueños no se han cumplido. La mayoría de la gente no había cumplido aún la mitad de sus sueños y tuvo que morir sabiendo que era debido a las elecciones que habían hecho, o no habían hecho.

Es muy importante tratar de cumplir al menos con algunos de sus sueños en el camino. Desde el momento en que usted pierde su salud, ya es demasiado tarde. La salud trae una libertad que muy pocos se dan cuenta de ella, hasta que ya no la tienen.

2. Me gustaría no trabajar tan duro.

Esto vino de cada paciente de sexo masculino que cuidé. Echaban de menos la juventud de sus hijos y la compañía de su pareja. Las mujeres también hablan de este pesar. Sin embargo, la mayoría fueron de una generación anterior, muchos de los pacientes de sexo femenino no habían sido el sostén de la familia. Todos los hombres que he cuidado lamentan profundamente el haber pasado gran parte de su vida en el trabajo.

Al simplificar su estilo de vida y tomar decisiones conscientes en el camino, es posible que no necesitaran el ingreso económico que en su momento creían. Mediante la creación de más espacios en su vida uno es más feliz y más uno está más abierto a nuevas oportunidades, adaptarse a un estilo de vida nuevo.

3. Ojalá hubiera tenido el coraje de expresar mis sentimientos.

Muchas personas suprimieron sus sentimientos con el fin de mantener la paz con los demás. Como resultado, se conformaron con una existencia mediocre y nunca llegaron a ser lo que eran realmente capaces de llegar a ser. Muchas enfermedades tienen relación con la amargura y el resentimiento.

No podemos controlar las reacciones de los demás. Sin embargo, aunque las personas puedan reaccionar inicialmente cuando uno cambia la forma en que está hablando, con sinceridad, al final se plantea la relación a un nivel completamente nuevo y más saludable. O eso, o dar a conocer la relación enfermiza de su vida. De cualquier manera, usted gana.

4. Ojalá me hubiera quedado en contacto con mis amigos.

A menudo la gente no se da cuenta realmente de los beneficios de los viejos amigos hasta semanas antes de su muerte y no siempre les fue posible localizarlos. Muchos de ellos habían llegado a estar tan atrapados en sus propias vidas que habían dejado amistades de oro en los últimos años. Había resentimientos muy profundos por no dar a las amistades el tiempo y esfuerzo que merecen. Todo el mundo echa de menos a sus amigos cuando está muriendo.

Es común que quien está inmerso en un estilo de vida muy ocupado deje que las amistades se pierdan. Pero cuando uno se enfrenta con su muerte, los detalles físicos de la vida desaparecen. La gente quiere tener sus asuntos financieros en orden, si es posible. Pero no es el dinero o el estatus lo que guarda la verdadera importancia para ellos. Ellos quieren hacer cosas con el fin de obtener más beneficio de sus seres queridos. Por lo general, están demasiado enfermos y cansados para manejar estas tareas. Todo esto se reduce al amor y a las relaciones al final. Eso es todo lo que queda en las últimas semanas, el amor y las relaciones.

5. Me gustaría que me había dejado ser más feliz.

Esto es sorprendentemente común. Muchos no se dieron cuenta hasta el final que la felicidad es una elección. Se habían quedado atrapados en los viejos patrones y hábitos. El llamado “confort” de familiaridad desbordado en sus emociones, así como su vida física. El miedo al cambio les había hecho creer a los demás, y a ellos mismos, que estaban contentos. Cuando en lo profundo, lo que deseaba era reír de tonterías de nuevo. Cuando usted está en su lecho de muerte, lo que los demás piensen de usted está muy lejos de su mente. ¡Qué maravilloso es ser capaz de dejar ir y sonreír de nuevo, mucho antes de que se estén muriendo.

La vida es una elección. Es su vida. Elegir conscientemente, elige sabiamente, elegir honestamente. Elija la felicidad.

Fuente: Recibido por correo electrónico

Fuente: http://www.ariseindiaforum.org


Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en Google.


Código QR para este post

Short Link de este post http://bit.ly/zQziqI  

Muerte ecológica‏

ataudes Ahora puedes ayudar al planeta después de morir. ¿Como? con ataúdes de cartón hechos con cartón reciclado que pesan 12kg, se biodegradan es 7 años y retienen los ácidos del cuerpo los estabilizan para no contaminar los mantos friáticos. No obstante su poco peso resisten hasta 225kg y sus vestiduras son biodegradables, de modo que le cuerpo puede ser cremado dentro de el sin contaminar. Su tiempo de biodegradación es considerablemente rápido, pues un ataúd de madera tarda hasta quince años en hacerlo.

Otro punto a favor es que se puede transportar y almacenar desdoblado; además, los creadores buscan realizar un proyecto conjunto con la secretaria de desarrollo social para crear empleos en zonas indígenas con lo que se crearía un circulo positivo. Pero lo mejor de todo es el precio , cuesta $3000 pesos. Checa el link  donde puedes acceder  a mas información en www.greenoption.com.mx

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contibuír a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google

La muerte anda suelta: Ahora se llevó a una figura del boxeo internacional. Adiós Alexis Argüello.

arguelloNicaragua y su deporte nacional están de luto. El tricampeón mundial de boxeo, Alexis Argüello, murió hoy, seis meses después de haber asumido como alcalde de Managua en representación del gobernante Frente Sandinista, que lo postuló por su popularidad y lo despide con honores. El ‘Flaco Explosivo’, como le llamaban los nicaragüenses, aparentemente se quitó la vida con un disparo al corazón en horas de la madrugada en su casa, ubicada en el kilómetro 12 1/2 de la carretera sur.

Extraoficialmente aseguran que Argüello fue trasladado por familiares y empleados de servicio de su residencia al Hospital Carlos Roberto Huembes con el cuerpo totalmente ensangrentado, pero al llegar a ese centro asistencial los médicos únicamente afirmaron su deceso. La Policía Nacional también confirmó la muerte de Argüello, pero está a la espera de los resultados de la autopsia.

Tras el fallecimiento del Alcalde de Managua, el Consejo Municipal declaró a Argüello Hijo Dilecto de la capital, como un homenaje póstumo a la vida de esta gloria deportiva y el Gobierno decretó tres días de duelo nacional.

Cientos de admiradores del tricampeón mundial, una caravana de motorizados, varias patrullas de la Policía Nacional, unidades de bomberos, simpatizantes del partido de gobierno y la Primera Dama de la República, Rosario Murillo, acompañaron a la esposa e hija de la máxima gloria del deporte nicaragüense durante su cortejo fúnebre. El recorrido inició en las instalaciones del Instituto de Medicina Legal y terminó en la funeraria Monte de los Olivos. Debido al reducido espacio en la funeraria, los restos del edil capitalino fueron trasladados al Palacio de la Cultura, donde hoy y mañana, hasta las cinco de la tarde, los ciudadanos podrán darle el último adiós al púgil nicaragüense.

Familiares y colaboradores cercanos a Argüello permanecieron durante toda la mañana en el interior del Instituto de Medicina Legal, IML. En el parqueo de ese centro se observó abatida a Dora Argüello, una de las hijas mayores del tricampeón mundial, y quien en los últimos años fue una de las personas que estuvo más cerca de él.

Trayectoria del ‘Flaco Explosivo’

Argüello adquirió fama en 1974 cuando a los 22 años conquistó su primera corona mundial en peso pluma contra el entonces campeón mexicano Rubén Olivares, a la que le sucedieron dos títulos más en 1978 y en 1981, que lo lanzaron a la cúspide del deporte. En sus 20 años de carrera boxística, que comenzó en 1968, Argüello ganó 33 peleas por nocaut y 9 por decisión hasta su retiro en 1988, tras el cual reconoció que “cayó” en el mundo de la droga y que había intentado suicidarse dos veces, pero que se había rehabilitado con ayuda de sus familiares.

Su exitoso paso por el boxeo lo ayudó a salir de la pobreza y a acumular bienes, parte de los cuales fueron confiscados por el gobierno revolucionario sandinista (1979-90), situación que lo llevó a exiliarse en Estados Unidos, donde vivió hasta que los sandinistas abandonaron el poder.

A su regresó a Nicaragua, se dedicó a actividades privadas hasta 2001 cuando anunció su adhesión a un acuerdo promovido por el Frente Sandinista (FSLN, izquierda) y su respaldo a la candidatura presidencial de Daniel Ortega, quien perdió los comicios frente al derechista Enrique Bolaños. A raíz de su “reconciliación” con el FSLN, Argüello permitió que los sandinistas publicitaran su imagen deportiva con fines políticos, convencido de que se había unido al único partido “que podía sacar adelante” a Nicaragua, explicó en su momento.

Con el apoyo del FSLN asumió en 2004 como vicealcalde de la capital y en noviembre de 2008 fue candidato a alcalde de Managua en unos cuestionados comicios en los que fue declarado vencedor, pero la oposición denunció un fraude. “No creo que los sandinistas me estén haciendo un favor al postularme como su candidato para la comuna, al contrario están utilizándome a mí, por el cariño y el amor que le tengo a este país y encantado estoy que me utilicen”, señaló el boxeador durante la campaña electoral. Argüello apareció en numerosos actos políticos junto a Ortega, a quien elogiaba públicamente como “nuestro líder”, el “único presidente” y a quien dijo que nunca traicionaría.

Argüello nació el 19 de abril de 1952, en el seno de una familia muy pobre del barrio Monseñor Lezcano en Managua, donde sus antiguos vecinos lloran su pérdida.

Consternación nacional

El deceso del púgil, que deja ocho hijos, conmovió al mundo deportivo y a los nicaragüenses que lo recuerdan como un hombre “generoso y alegre” que surgió de la pobreza y nunca olvidó a su gente. Su trágica muerte ha sido “un impacto muy grande para mí, siento un dolor profundo. El era un hombre alegre, entusiasta, que siempre vivía cantando, muy generoso”, aseveró conmovida la vicealcaldesa de Managua, Daisy Torres.

Entre las personalidades deportivas que llegaron al centro forense se encontraba el actual campeón de boxeo, Román “El Chocolatito” González, quien expresó su consternación por el inesperado deceso de Argüello. “Alexis es una gloria del deporte nicaragüense y un ejemplo para todos los jóvenes”, manifestó González. También estuvo el árbitro del boxeo Enrique Portocarrero, quien apesarado recordó haber arbitrado al menos 30 combates durante la importante carrera profesional de Argüello.

El cronista deportivo Edgard Tijerino, también se mostró abatido por la noticia y declaró que sostenía una fuerte amistad con Argüello, a quien conoció desde sus inicios en el boxeo. “Nosotros teníamos una gran amistad, lo miraba casi a diario y me sorprendió mucho esto” manifestó Tijerino, quien aseguró que “hoy es un día triste para Nicaragua”.

Por su parte, Ajax Delgado, presidente de Nica Speed, mostró su solidaridad con la familia recordando la humildad que siempre caracterizó al tricampeón mundial y expresó que Argüello “deja un gran vacío en el corazón de los nicaragüenses”. La repentina muerte de Argüello también ha consternado al deporte mundial, pues era miembro del Salón de la Fama del Boxeo, deporte en el cual obtuvo los tres títulos mundiales.

Fuente: http://www.elnuevodiario.com.ni

(Con la colaboración de Ernesto García, Jorge H. Alemán y Matilde Córdoba)

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contibuír a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google

Transmitirá televisión británica un suicidio asistido. Craig Ewert, un profesor universitario retirado de 59 años, y que sufría un problema neuromotor, fue apoyado en el momento de su muerte por el grupo de asistencia suizo Dignatas‏

suicidio2 Este es un post que toca las fibras mis emociones, de mi conciencia y de mis sentimientos. Al leer estas líneas, más allá de la labor de informar, de ofrecerles contenidos de calidad, he ido más allá, al punto de sentir en realidad lo que se dice.

“Te amo muchísimo corazón. Que tengas un viaje tranquilo. Nos vemos pronto”, fueron las últimas palabras de Mary Ewert dijo a su esposo en una clínica de suicidio Suiza tras besarlo y retirarle el respirador que lo mantenía con vida. Pero estas palabras y las imágenes fueron grabadas y serán transmitidas por primera vez en la televisión británica. Craig Ewert, un profesor universitario retirado de 59 años, quien sufría un problema neuro motor, fue apoyado en el momento de su muerte por el grupo de asistencia suizo Dignatas, luego de que su dolencia le fuera paralizando el cuerpo condenándolo a vivir dependiendo de un respirador artificial.

El hombre murió el 26 septiembre del 2006 en un departamento de Zurcí, Suiza, 45 minutos después de haberle sido retirado el respirador y de serle suministrada una dosis de barbiturato de sodio a través de una sonda.

Pero la decisión de transmitir las imágenes por la televisión británica han despertado las opiniones más radicales de los grupos que se manifiestan abiertamente en contra de la eutanasia y del suicidio asistido en ese país.

La justificación de Mary, habitante de Harrogate, Yorkshire, Reino Unido, es que su esposo era una “lápida viviente”, es por eso que, asegura, tomaron la decisión de ir a Suiza y seguir el proceso en aquel país donde no está penada por la ley la eutanasia.

Pero el director del grupo Mediawatch-UK, organización dedicada a la observancia de contenidos en el Reino Unido, criticó hoy la decisión de transmitir el video en medios británicos, argumentando que “este es un tema que actualmente es políticamente importante y mi ansiedades son en relación a que puede influenciar a la opinión pública”.

La familia Ewert, quienes tienen dos hijos Katrina, de 33 años, e Iván, de 35, se mudó a Yorkshire de Estados Unidos justo cuando Craig obtuvo su retiro. Pero en abril de 2006 el ex profesor fue diagnosticado con el mismo mal que afecta al científico Stephen Hawking y fue notificado de que tenía entre dos y cinco años de vida.

Craig le pagó a la controversial organización Dignatas tes mil libras (unos 59 mil pesos) para cubrir el suicidio asistido, su cremación y enviar sus cenizas de regreso al Reino Unido.

Tres días antes de su muerte en el 2006, Craig explicó que eligió la eutanasia para evitar un “sufrimiento” innecesario para él y su amada familia. Por su parte Mary regresó a Estados Unidos luego de la muerte de su esposo.

El documental, del director canadiense ganador del Oscar John Zaritsky, será transmitido en el Reino Unido bajo un clima de discusión del tema, no sólo en la cámara sino también en la opinión pública que tiene opiniones divididas.

Con información de http://www.dailymail.co.uk

El dolor por la pérdida puede convertirlo todo en un sinsentido ¿Cuánto tiempo tarda el poder decir adiós?

La vida cambia rápido.
La vida cambia en un instante.
Te sientas a cenar, y la vida que conoces se acaba.

“El dolor por la pérdida nos resulta un lugar desconocido hasta que llegamos a él. Anticipamos (lo sabemos) que alguien cercano a nosotros puede morir, pero no imaginamos más allá de los días o semanas inmediatamente posteriores a esa muerte imaginada.Incluso interpretamos erróneamente la naturaleza de esos pocos días y semanas. Si la muerte es repentina, es posible que esperemos sentirnos conmocionados, pero no esperamos que la conmoción sea arrasadora, que trastorne a la vez el cuerpo y el espíritu. Es posible que esperemos sentirnos postrados, inconsolables, locos por la pérdida, pero no esperamos sentirnos literalmente locos

En la versión del dolor que imaginamos, la pauta a seguir es la recuperación. Prevalecerá un cierto movimiento hacia delante. Los peores días serán los primeros. Imaginamos que el momento más duro de la prueba será el funeral y que tras él se iniciará esa hipotética recuperación. Cuando anticipamos el funeral nos preguntamos si lograremos superarlo, estar a la altura de las circunstancias, hacer gala de la entereza que invariablemente se menciona como respuesta correcta ante la muerte. Anticipamos que necesitaremos fortalecernos para ese momento: ¿seré capaz de recibir a la gente? ¿Seré capaz de dejar el lugar? ¿Seré capaz siquiera de vestirme ese día? No sabemos que ése no será el problema. No podemos saber que el funeral en sí mismo será anodino, una especie de regresión narcótica, arropados por el cariño de los demás y por la gravedad y significado de la ocasión. Ni podemos saber –y ahí reside la diferencia fundamental entre cómo imaginamos el dolor y cómo es en realidad ese dolor- la interminable ausencia que sigue al hecho en sí, el vacío, la absoluta falta de sentido, la inexorable sucesión de momentos en los que nos enfrentaremos a la experiencia del sinsentido.”

Lloraré y lamentaré mi pérdida por el tiempo que así lo necesite. No dejaré que otros pongan tiempo límite a mi duelo, una parte de mi ha muerto.

Viviré de la forma en la que mejor pueda e ignoraré aquellos que me digan lo que debo o no debo de estar sientiendo y como debo o no debo comportarme.

Hablaré sobre mi ser querido con la frecuencia que yo quiera y no permitiré que otros me silencien, solo por que estan incapacitados para manejar sus sentimientos ante el dolor.

Sanaré aunque esto me tomará mucho tiempo. Yo mismo permitiré esta sanación y no tendré culpa por sentirme mejor.

A pesar de todo, optaré por vivir, pues se que esto es lo que mi ser querido habría deseado.

Poema final de la película “Mar Adentro”

¡Te invitamos a escuchar nuestros programas de radio!

Cada Semana & Comentando la Nota

===========================================================

Me aparezco por aquí, como dicen en el programa de radio “Comentando la Nota”, rapidito y de buen modo para dejarles aquí el poema con que cierra la famosa película de Alejandro Amenábar, Mar Adentro, con el primerísimo actor Javier Bardem, por que la muerte a veces puede ser  una experiencia liberadora. Va por los que no están del todo bien:

Mar adentro,
mar adentro.

Y en la ingravidez del fondo
donde se cumplen los sueños
se juntan dos voluntades
para cumplir un deseo.

Un beso enciende la vida
con un relámpago y un trueno
y en una metamorfosis
mi cuerpo no es ya mi cuerpo,
es como penetrar al centro del universo.

El abrazo más pueril
y el más puro de los besos
hasta vernos reducidos
en un único deseo.

Tu mirada y mi mirada
como un eco repitiendo, sin palabras
‘más adentro’, ‘más adentro’
hasta el más allá del todo
por la sangre y por los huesos.

Pero me despierto siempre
y siempre quiero estar muerto,
para seguir con mi boca
enredada en tus cabellos.