Hablando del Alma y sus Tropiezos: La infidelidad, sus ingredientes

Nuevamente, charla de Starbucks con la Psic. y tearpeuta Blanca A. Dingler. Ahora con el escabroso tema de la inifdelidad, los ingredientes que la componen, por qué se da, se vale o o se vale etc… Todo, lo que se puede hablar del tema, en 30 minutos.

Pueden consultar a Blanca Almeida Dingler en su sitio en internet http://www.terapiaenlinea.com.mx o en Twitter como @hablandodelalma

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.

¿Te atraparon con “la otra”? Diez frases que NO debes decir

En ese momento incómodo, es prácticamente imposible que alguna frase o conducta te ayude a salir del paso; pero hay palabras que, con toda seguridad, te harán quedar peor de lo que ya estás

Si te aventuras a poner el cuerno, lo que menos deseas es ser descubierto, especialmente, no deseas que te descubra tu pareja. Sin embargo, esa posibilidad siempre está latente.

Fuente: De10.com.mx

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.

Infidelidad en tiempos de crisis económica. En búsqueda de alicientes externos a la relación para mitigar el estrés y la frustración

infidelidadParece que fue hace mucho tiempo cuando estábamos en plenas fiestas decembrinas, con el bacalao, el ponche, las velitas y las posadas

En este tiempo de crisis económica mundial, adosada aún más con esa pasada época decembrina de tono consumista, es común que las personas en general sientan frustración ya que los gastos aumentan y se les debe hacer frente con los mismos recursos o incluso con menos, así mismo la falta de planeación hace que se agudicen los problemas financieros y surjan los conflictos personales y familiares.

Como hemos comentado anteriormente, el estrés y la frustración son una de las principales causas de las desavenencias conyugales y familiares, lo que crea normalmente un distanciamiento en las relaciones interpersonales y no en pocas ocasiones deriva en la búsqueda de alicientes externos a la relación.

Las crisis habitualmente ponen a prueba a las parejas, las presiones económicas suelen modificar las condiciones normales del entorno social en cuanto al comportamiento, visión de los objetivos personales, intereses y estado de ánimo.

Estas alteraciones a veces incomprendidas, confunden a hombres y mujeres y más comúnmente a estas últimas, principalmente cuando es el hombre el que exclusivamente provee de los recursos económicos, ya que en la mayoría de las ocasiones surge la duda sobre si dichas alteraciones son derivadas de un cambio en el sentimiento que se tiene referente a la relación o por la otra persona, es común escuchar cuestionamientos sobre si existe falta de amor o interés por parte de la pareja.

Este tipo de cuestionamientos se agudizan con un detrimento en el autoestima que se ve trastocado por que surgen más dudas sobre la capacidad de sacar adelante a la familia o sobre si se está actuando de manera correcta para sobrellevar la situación económica del hogar.

Lo anterior crea la necesidad de buscar ciertos reforzamientos que le permitan a la persona recuperar su confianza y autoestima, si estos no se encuentran con la pareja se crea la ilusión de poderse obtener con otra persona, y es en este momento cuando se abre la posibilidad a la infidelidad y entre más desgaste y falta de comunicación exista dentro de la pareja, mayor será la propensión a que alguna de las partes caiga en esta tentación.

El no tener objetividad sobre la situación del entorno social y económico, aunado a una necesidad material ya sea ficticia o real puede propiciar también una visión distorsionada de la realidad, puesto que se magnifican las consecuencias de la falta de flujo de efectivo creando un ambiente de tensión y agresividad al interior de la relación y la familia.

En algunos casos, nos hemos encontrado con que la crisis puede hacer creer a una persona que existe infidelidad de parte de su pareja, debido a todas las transformaciones que la propia situación puede generar en el comportamiento de una persona, nos referimos a cambios externos o de actitudes, como distanciamiento, mayor trabajo o en sus horarios y rutinas.

Debido a todo lo anterior, las consultas de infidelidad son más frecuentes en épocas de crisis aunque el resultado que encontramos en la mayoría de los casos es que no existe tal, sino simplemente se trata de una confusión en la interpretación de los cambios de actitud de las personas.

En una ocasión, una clienta que solicitaba los servicios argumentaba que su marido había cambiado de hábitos en los horarios de trabajo; salía de casa más temprano, llegaba horas más tarde, ya trabajaba también los sábados y aún así, había poco dinero concluyendo que necesariamente existía una infidelidad u otra persona con la que derrochaba su tiempo y dinero. Finalmente no eran ciertas las sospechas de infidelidad, lo que hacía el marido era tratar de no llegar a su casa, porque tanto la esposa como los hijos le hacían reclamaciones constantes de dinero y gastos. Contrario a lo que la mujer pensaba, a él se le encontraba solo, en una cafetería esperando a que pasara el tiempo, para llegar a su casa y encontrar a todos dormidos y por las mañanas salía más temprano antes de que todos despertaran.

Para concluir podemos decir que las crisis son factores externos de cambio, que ponen a prueba a los individuos. En la medida en que se tenga claro que es únicamente una situación externa y no responsabilidad de una persona en lo particular, y la visión y confianza de poderla superar con el apoyo mutuo, hará que sus relaciones en lugar de resquebrajarse se fortalezcan después de este vendaval, el cual es solamente una situación pasajera.

Esperamos que nuestra experiencia profesional sea siempre un apoyo para enriquecer su relación de pareja.

Fuente: infidelidad.com.mx

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.

Si algún día aparece en tu mail una invitación a entrar al sitio instop.org ¡¡¡¡¡Aguas!!!!!!!!!! Lee esto y ve por que‏

inspot De plano que en el internet uno se encuentra de todo y hablando de algo muy común dentro de este todo, están las postales electrónicas: las del cumpleaños, la de las condolencias, las de novios cursis, las de madre a hija etc, etc… y recibir postales electrónicas es lindo, pero cuando vienen de www.inspot.org,  más vale parar las antenas, pues en este sitio los portadores de una enfermedad de transmisión sexual pueden alertar a sus parejas, de forma anónima, que deben acudir a un médico de forma ¡urgente! por estar en riesgo de contagio ¿Qué forma tan civilizada de decirte que ya te amolaron la vida, verdad? Bueno así son las nuevas tecnologías al alcance también de los  desauciados.  jajaja suerte

Ciberinfidelidad: el virtual fruto prohibido‏

LO QUE EN EL INICIO PUEDE VERSE COMO UNA AMISTAD SINCERA, PUEDE TRANSFORMARSE EN UN INTERCAMBIO RECIPROCO DE PENSAMIENTOS Y ASPIRACIONES TAN PODEROSO, QUE LA DESIHINIBICION CATAPULTA UN AFFAIRE QUE AMENAZA CON EL COLAPSO DE UNA RELACION ESTABLE….. Y REAL. HABLAMOS DE LAS RELACIONES VIRTUALES.

mujer_computador3 Para algunos sonará tremendista aquello de que internet fomenta la infidelidad y destruye a la pareja, pero de acuerdo con el psicólogo Louis Roche y  el especialista en el impacto de las nuevas tecnologias Yannic Chatelain,  resulta ser de una tendencia in crescendo. Las conclusiones de estos investigadores franceses, vertidas en su libro In bed whit the web, internet et le nouvel adultere, destacan que las relaciones virtuales, aunque muchas de ellas inestables, pueden tener matices de mayor intensidad que las físicas.

Internet da la ilusión afrosdisiaca de ser todopoderoso y a ellos la oprtunidad de crear ilusiones y proyectarnos con una personalidad deseable.

Aunado a esta ventaja, y de acuerdo con el libro, al encontrar a alguien interesante en la red se acumula la obsesión compulsiva por ponerse frente a la pantalla para estar en comunicación permanente. Y cuando la cantidad de horas frente a la computadora aumenta, aparece un síntoma que delata una posible relación en línea. Una vez que la adicción se ha desatado y raya en  lo patológico es por que ha aparecido una dependecia emocional donde lejos de invertir en una relación de carne y hueso puede alterar incluso los niveles de productividad en el trabajo, y desgastar la parte anímica que distrae por completo la atención en la pareja que existe y esta a un lado.

Látex en la pantalla:

La simple aparación de una tercera persona a la que se le dedica el tiempo que no se comparte con la pareja, ya afecta la relación, sin inportar que sea en vivo o a través del internet.

Para las personas que se conetan a la red es una forma de entretenerse que consideran inofesiva. Lo que es un hecho, es que tarde o temprano, el factor emocional pesa y lleva consigo el establecimiento de una doble vida, de guardar secretos, y al ser descubiertos quedamos desorientados y devastados.

De acuerdo a la psicóloga Ruth Axelrod, en el sitio de infidelidad.com.mx. la definición de infidelidad  incluye el contacto íntimo y erótico entre dos personas, cuando uno o ambos están comprometidos con otras personas.

Pero no sólo es la piel  lo que cuenta. Una infidelidad real, exclusivamente sexual, en ocaciones puede resultar menos grave que  una infidelidad virtual, llena de intimidad, sentimientos, pensamientos, y de relación amorosa. Es decir, aquellos que ya tienen una estabilidad, que estan un poco fatigados de la vida conyugal, buscan algo diferente y no tienen miedo a las nuevas tecnologías. Pero la masificación que implica intenet y la fuente de placer que en algunos casos infiere, así como el antídoto contra  la soledad que para otros puede significar, en realidad va mas allá del rango de edades.

Mas real que una Hotline.

Es indudable que los triángulos amorosos han modificado su estructura y ahora el personaje intrometido en una relación puede estar, incluso, a miles de kilómetros de distancia. El enrredo es intangible, pero puede taladrar la mente de uno de los cónyuges. Es justo el anonimato en la red lo que propicia una complicidad espontánea con quien se intensifica la interlocución. Ese factor produce una sensación de desfogue y al mismo tiempo se genera  una nueva ilusión.

Mientras  la parte engañada sufre si la infidelidad es descubierta, quien originó esa situación puede sentir culpa, remordimiento e incluso hasta paranoia, al sospechar que quizá su pareja también tenga un amante en el ciberespacio.

De lo virtual a lo tangible: ¿Qué se pretende encontrar cuando se busca y se procura la ciberintimidad?

Cuando la rutina agobia y la creatividad no da para más, cuando por alguna razón se cree que ciertas necesidades no alcanzan el grado de satisfacción deseado, parece resultar más simple encender la computadora y aislarse con alguien más que está pasando por lo mismo o que al menos eso nos diga. “Internet pronto se convertirá en la forma más común de infidelidad”. Cada uno de nosostros lo puede constatar, la computadora perturbó en parte las relaciones de la familia.

Detras de las palabras.

ciberinfieles En las relaciones de pareja se busca comprensión, pero sobre todo atención, reconociemiento, e incluso admiración, de ahí que se propicie un estado de búsqueda permanente y dependencia cuando el tiempo ha disuelto esos factores. Entonces se despiertan nuevos sentimientos que pueden detonar una ciberilusión, que bloquean la realidad y a la vez fabrican un mundo alterno como el sitio de realidad virtual Second Life, pero de forma directa, aparentemente menos complejo y con personas reales, aunque no ciento por ciento confiables.

Inmediato imaginario.

Vivimos tiempos en los que un número mayor de personas son capaces de desarrollar relaciones humanas con mayor fluidez de manera virtual, muy al contrario de lo que sucede con las relaciones cara a cara. Los vínculos por la red pueden ser más dinámicos, son conducidos por la deshinibición, e incluso cuando el tercero en cuestión esta en otro país, se despierta un interés especial.

Al final se crea un mundo que puede abrir falsas ilusiones, un ambiente confortable donde impera la deshinibición al  moldear seres deseables, donde afloran desde sentimientos hasta más las oscuras perverciones. La trinchera que representa el ciberespacio en medio del campo de batalla puede ser literalmente virtual en un lugar donde el amor “real” continúe en pie de lucha mediante sus prácticas ancestrales y básicas.

El hombre es mejor que la mujer para descubrir el aldulterio de su cónyuge, según investigadores‏

infidelidad En los tiempos en los que la libertad sexual se hace de manifiesto y cada quien hace con su sexualidad lo que quiere, siempre recomendaré que se vale hacer lo que uno desea pero siempre de forma inteligente y consciente de los actos propios. Y hablando de responsabilidad ¿Quién es más infiel? ¿El hombre? ¿La mujer?

Según los resultados de las investigaciones demuestran que el hombre pueden descubrir mejor el adulterio de su pareja y sospechar de su lealdad. Se trata del resultado de una “carrera” en la evolución entre ambos sexos. Ambas partes intentan elevar su capacidad de detectar las relaciones extramatrimoniales de su pareja y ocultarlas.

Esto lo afirmó un grupo de expertos de la Virginia Commonwealth University, en Richmond, EE.UU., basándose en los resultados de un cuestionario hecho a 203 parejas heterosexuales a las que se les preguntó sobre su fidelidad y la de sus cónyuges. Los resultados de la encuesta muestran que cerca del 29 % de los hombres y el 18,5 % de las mujeres investigados admitieron que tuvieron amantes.

De los hombres, el 75 por ciento descubrió la infidelidad de su pareja, mientras que solo el 41 por ciento de las mujeres lo hizo. Las personas de sexo masculino son más desconfiadas y a menudo piensan erróneamente que sus esposas tienen otro hombre, según el autor del estudio, Paul Andrews.

“Los hombres son más suspicaces que las mujeres pero más capaces de descubrir las relaciones extrametrimoniales de su pareja”, explicó.

Se ha descubierto que los hombres son más fieles a sus amantes y por su parte, las mujeres se inclinan a ocultar su aventura extramatrimonial, con unos diez puntos porcentuales por encima de sus coyuges según la encuensta.

Las mujeres tienen reservas al revelar detalles, pero son mejores que los hombres para ocultar el amor extramatrimonial. Por su parte, estos últimos lo descubren mejor que sus conyuges, agregó.

El estudio apoya la opinión en el sentido de que los hombres son capaces por naturaleza para prevenir del altulterio de sus conyuges.

Desde el punto de vista evolutivo, puede explicarse porque las mujeres siempre están seguras de su maternidad, posibilidad que no tienen los hombres.

“Si una mujer es infiel, al hombre le puede implicar la pérdida de una oportunidad de su propia reproducción y podría estar invirtiendo fuerza y esfuerzo en la crianza de un hijo de otro hombre”

¿Eres infiel por la red? Si crees que si, o crees que no, o no sabes. Lee esto, te interesara‏

A ver mis queridos lectores cachorros y cachorritas, si, tu, en especial aquellos que dicen que no son infieles por ver y tener citas por la web. “Que al fin de cuentas ni hay contacto sexual” Vamos a darte tarea para que refelxiones bien lo que piensas acerca de esas noches en que te la pasas chateando o de esas tardes nada productivas en la oficina en la que te da verguenza ponerte de pie de tu asiento por temor a las obvias evidencias que delatarían tus temas de conversación.

¿Consumes porno interactivo vía Internet? ¿Te masturbas frente a la webcam? ¿Tienes conversaciones subidas de tono con anónimos internautas a través de Messenger o micro? ¿Entras en chats de cibersexo una noche sí y otra también? ¿Estás casad@? ¿Ennoviad@, tal vez? Si has respondido “SÍ” a todas estas preguntas, es posible que estés cometiendo ciberadulterio y no lo sepas. Porque, aunque no haya roce, hay delito: ahora, para poner cuernos sólo hace falta una computadora y, si te pillan y te piden el divorcio, el juez no tendrá compasión de ti.

Porque, al fin y al cabo, ¿Qué diferencia hay entre masturbarse viendo a una chica por cam o hacerlo viendo a una prostituta en una habitación de hotel, como el ex gobernador de Nueva York Elliot Spitzer? Ya lo decía Jesucristo: “Quien mira a una mujer con deseos deshonestos, ya ha cometido adulterio en su corazón”. Sabiduría de hace más de 2,000 años sin caer en moralismos.

Cuernos virtuales

Según un reciente informe  alrededor de dos millones y medio de personas tan solo en España son ciberadúlteros, es decir, que practican sexo a través de Internet con otros seres humanos pese a tener pareja estable. Un 10% de ellos –casi medio millón de personas- acaba quedando con su ciberamante para poner en práctica en la realidad  lo ensayado a través de la pantalla de la computadora.

Internet ofrece a los navegantes una facilidad pasmosa para establecer contactos con otras personas: “El anonimato preponderante en Internet y la excitación que se experimenta por la conquista son elementos determinantes, muchos usuarios de chats confiesan sentirse estimulados por esta excitación que supone el hecho de ser valorado y cortejado por interlocutores del sexo contrario”.

Esto hace que, a diferencia de lo que ocurre con la pornografía, en el mundo de los chats y las webcams haya cada vez más usuarias de sexo femenino, aunque muchas veces no sea tarea fácil dilucidar si se trata de mujeres de verdad o de hombres cibertravestidos.

‘¿Nos vemos por cam?’

Al contrario de lo que sucede en la vida real, en Internet se pasa enseguida del dicho al hecho (sin trecho), del chateo al ciberadulterio. “¿Nos vemos por cam?” es la frase estrella. Y, de verse las caras, a enseñar las respectivas vergüenzas y a masturbarse comiéndose con los ojos mutuamente… muchas veces, con la mujer o el marido durmiendo plácidamente en la habitación de al lado. Si la webcam es buena, la experiencia puede ser casi tan estimulante como un encuentro real. O incluso más: sin ensuciarse con fluidos ajenos, con la conciencia más o menos tranquila y sin riesgo alguno de contraer enfermedades venéreas.

En el ciberespacio nadie puede oler tu halitosis, ni percibir ninguna de las miserias que suelen lastrar las vidas de los hombrecillos y las mujercitas de a pie. Enseñas lo que quieres que vean, te muestran lo que desean que mires, se dicen el uno al otro lo que necesitan oír para alcanzar un buen orgasmo. Luego, un kleenex y a dormir. Pero, poco a poco, esta costumbre inofensiva en apariencia podría convertirse en una relación perfecta que rivalice con la “real”.

Las relaciones sexuales ciberespaciales,  “no siempre involucran un componente físico, pero el apego emocional puede llegar a ser muy fuerte. Además, muchas veces acaba afectando a la relación de pareja, ya que el ciberadúltero puede llegar a perder interés en las relaciones sexuales con su pareja, puesto que aún cuando estos amoríos en línea no involucren el sexo, pueden llegar a ser muy intensos y amenazar igualmente un matrimonio”.

Divorcios por motivos cibersexuales

El pasado mes de julio, la popular modelo norteamericana Christie Brinkley ganó la demanda de divorcio y la custodia de sus hijos, derrotando así a su marido, el arquitecto Peter Cook, que no sólo perdió el largo juicio por haber engañado a su mujer con una chica de 18 años, sino también por estar enganchado al sexo en Internet. Al parecer, Cook se gastaba 3.000 dólares al mes en bajarse porno de la Red y, además, ponía en Internet vídeos masturbándose y frecuentaba con seudónimo chats liberales.

No era la primera vez que el sexo virtual ocasionaba graves problemas en el seno de una pareja de celebrities: en 2005, la actriz y sex symbol Denise Richards se divorciaba de Charlie Sheen porque el actor, amén de ser adicto al porno con jovencitas, se entretenía mostrando fotos de su pene en chats eróticos.

En 2006, la bellísima cantante country Sara Evans pidió el divorcio al encontrar en el ordenador de su marido más de 100 fotos de su cuerpo desnudo junto a conversaciones almacenadas y otras evidencias innegables de haber practicado cibersexo.

Son sólo tres casos de parejas famosas destrozadas por el cibersexo, relaciones entrañables truncadas por una nueva forma de ligoteo virtual tan rápida como adictiva. Cibercornudos y ciberadúlteros se enfrentan en los tribunales con el disco duro en manos del tribunal. Y son los segundos los que suelen perder la batalla.

A la caza del ciberadúltero

Ya hemos dicho que los ciberadúlteros pecan en Internet con la certeza de que no hacen daño a nadie y jamás serán pillados. Craso error. El 15% de las consultas de parejas desconfiadas que reciben los detectives privados están relacionadas con Internet. Además, es más fácil pillar a un ciberadúltero que a un mentiroso, ya que el ordenador (ese Judas de la era digital) se guarda todo y luego te deja con el culo al aire.

Por si fuera poco, ya han surgido sitios especializados en perseguir el ciberadulterio, como Infidelity Check o Chat Cheaters, que utilizan programas tan eficaces como el eBlaster para peinar el ordenador del sospechoso o sospechosa (desde sus visitas a webs porno hasta e-mails guarros) y así detectar o prevenir infidelidades. “Cace a su marido, esposa, novio o novia chateando”, dice la publicidad.

Por otro lado, Internet ha propiciado la proliferación de todo tipo de picaresca erótico-virtual, desde los cibertruhanes que captan ciberinfieles para conseguir fotos suyas y luego chantajearlos, hasta adolescentes que enseñan sus vergüenzas por cam a cambio de una recarga de móvil y terminan amenazando con denuncias o chivatazos que sólo se silencian con más dinero.

Por supuesto, para cada roto existe un remiendo, y también han proliferado como setas agencias que se dedican a asegurarte que nadie se va a enterar de tus escarceos virtuales. Una de estas agencias es Private Affaire Online, que ofrece jugosas y muy creíbles coartadas a hombres y mujeres casados o ennoviados, para que puedan echar sus virtuales canitas al aire con absoluta tranquilidad. Y si tu cibercornudo te pilla, te devuelven tu dinero.

Fuente: http://www.adn.es

Comentando la Nota: To swing or not to swing … Los swingers

Los swingers es una comunidad que crece y que gada vez es más común saberlo. Lo cierto es que es una industria en crecimiento impresionante y de muchos adeptos. Quedate y comentemos acerca de este mundo tan privado y tan poco conocido

[splashcast c PBLQ6393RA]

Rubia sube a YouTube revancha contra novio infiel. Invita a todos a tener sexo con ella y hasta da su teléfono guauuuuu‏

Cada Semana & Comentando la Nota

Además de nuestros programas en vivo!

===========================================================

Una joven británica, que usa el pseudónimo “Costacarta”, cobró venganza de su novio infiel al grabarse a ella invitando a los usuarios a contactar con ella para tener relaciones sexuales.

“Hola John”, dijo a la cámara mientras posa en ropa interior y anuncia que en su habitación hay un hombre dedicado a la prostitución.

“Me engañaste una vez, y ahora es tiempo de pagarte. Espero que los disfrutes”, continuó mientras se desvestía quedando en ropa interior.

A continuación agregó: “Ahora tendremos sexo y no lo verás”, antes de apagar la cámara.

Donna, de 19 años y residente de la ciudad británica de Grimbsy, posteó su video titulado: “Revancha para un novio infiel”, que ha tenido más de 24 mil descargas.

Mientras se desnuda, la joven lee un script en el que explica que descubrió que su novio la ha engañado por cuatro años, por lo que, agrega, la revancha es dulce.

“Estoy aquí para conocer a tantos hombres como pueda”
. La revencha, en inglés, está en el sitio de videos.

Aquí está el video:

La infidelidad masculina, culpa de un gen‏

Cada Semana & Comentando la Nota

Además de nuestros programas en vivo!

===========================================================

Aseguran expertos que los hombres dotados del alelo 334, que gestiona la vasopresina, una hormona que se reproduce naturalmente con los orgasmos, son peligrosos para una relación estable.  Ahora parece ser que la culpa de la infidelidad de los hombres la va a tener un gen, el alelo 334, que gestiona la vasopresina, una hormona que se reproduce naturalmente, por ejemplo, con los orgasmos, según un estudio del Instituto Karolinska de Estocolmo.

De ahí que los hombres dotados de esta variante del gen sean peligrosos para una relación estable (algunos y algunas ya lo sabían por experiencia), pero ahora lo ha constatado el estudio de los científicos suecos, difundido hoy.

Si los cuernos siempre han tenido excusas, a partir de ahora hay una que cuela: ‘Cariño, la culpa la tiene el alelo’. Y es que el alelo 334 se encarga del receptor de la arginina vasopresina, que es una hormona básica y que está presente en el cerebro de la mayoría de los mamíferos, según esta investigación.

El descubrimiento radica en que ‘es la primera vez que se asocia la variante de un gen específico con la manera en que los hombres se comprometen con sus parejas’, explicó Hasse Walum, del Departamento de Epidemiología Médica y Bioestadística del Karolinska y uno de los responsables de la investigación.

El análisis

El análisis se llevó a cabo durante al menos cinco años con parejas heterosexuales (más de 1.000, de las cuales 550 eran gemelos) que confesaron en test psicológicos si se sentían felices, cómo era su convivencia, si reían o besaban a menudo y sobre el futuro de su relación.

Y el resultado fue que los hombres con el alelo 334 (dos de cada cinco en este estudio) afirmaron tener lazos menos fuertes con sus esposas y, además, éstas reconocieron que se sentían menos satisfechas con sus cónyuges que las que se casaron con hombres sin esta variante genética.

Se da la circunstancia (revelada por el estudio) de que los hombres ‘dotados’ con dos copias del alelo 334 han tenido en su vida más crisis de pareja y sus esposas afirmaron que están más insatisfechas. Walum indicó que la influencia de los niveles de la hormona vasopresina y las relaciones sociales es ‘modesta’ e insuficiente para predecir de forma exacta el comportamiento futuro de un hombre en una relación de pareja, ya que ahí intervienen otros factores socioculturales. Si los cuernos siempre han tenido excusas, a partir de ahora hay una que cuela:

‘Cariño, la culpa la tiene el alelo’

Los hombres con el alelo 334 ‘no significa necesariamente que esté menos capacitados para el amor, sino que se trata más bien de una limitación en la capacidad social’, matizó Wallum. Aunque, según el científico, esto no equivale a estar ‘condenado’ a fracasar en una relación de pareja, pero sí a que aumente la probabilidad de que ocurra y de que sea más infiel.

La investigación sobre la promiscuidad masculina comenzó con un estudio sobre el comportamiento de los ratones de campo machos, que son monógamos según sea la recepción de la vasopresina en su cerebro. El receptor de esta hormona está conectado con el sistema de recompensas del cerebro, de modo que se muestran un estado positivo cada vez que tratan con una ratón hembra de campo y se aparean.

Esto que les pasa a estos ratones se parece mucho a los hombres, pero según los científicos del Karolinska (donde cada año se elige el ganador del Nobel de Medicina) es tan sólo un especulación. Este hallazgo, más allá de excusar a los hombres infieles, se prevé que servirá en un futuro para ayudar en la investigación de patologías caracterizadas por presentar dificultades en las relaciones sociales como el autismo o la fobia social, indicó el investigador.

Fuente: http://www.eluniversal.com.mx