No dormir altera emociones‏

Cada Semana & Comentando la Nota

Además de nuestros programas en vivo!

===========================================================

Si no se duerme en forma adecuada se producen alteraciones cognoscitivas, como problemas de atención, de , y se perturban los estados emocionales, alertó el académico Fructuoso Ayala Guerrero, de la Facultad de Psicología de la UNAM.

En un comunicado, el experto mencionó que en general se duerme en promedio menos de siete u ocho horas al día, “cantidad de tiempo recomendado para descansar” . Al privarse voluntariamente del reposo, el cuerpo lo resiente y “tiene repercusiones”.

El especialista dio a conocer que existe una regulación homeostática del sueño, es decir, hay un equilibrio en el cuerpo y sus necesidades. De acuerdo con esta teoría, agregó, se tiene que reposar para ejecutar una función, de lo contrario hay consecuencias. Si en el día se duerme mucho, en la noche no se podrá conciliar el sueño, porque ya se cubrió la necesidad; así se autorregula.

El buen relax

El doctor en ciencias explicó que el sueño no es un fenómeno unitario como se pensaba, que inicia en la noche al acostarse y termina al abrir los ojos, sino que es oscilatorio; está organizado en unidades que duran, en promedio, 90 minutos. En una noche normal se presentan de tres a seis unidades (ciclos).

El encargado del laboratorio de Neurociencias de la Facultad de Psicología explicó que el llamado sueño lento se divide en cuatro etapas, y recibe este nombre porque la actividad cerebral presenta ondas lentas de gran amplitud. De ahí, subrayó, sigue el sueño more, representado por movimientos oculares rápidos que, en promedio, dura 15 minutos. Esta etapa, desde 1953, ha sido el centro de atención de diversos estudios, porque es el momento en que se presentan los sueños.

El investigador resaltó que ese trance indica que el cerebro está activo y es falso que signifique estar descansando, pues trabaja más que en la misma vigilia.

Fuente: http://www.eluniversal.com.mx

Empleados somnolientos, mal negocio

¡Te invitamos a escuchar nuestros programas de radio! Cada Semana & Comentando la Nota speaker.gif

sueno2-dt.jpg Habíamos dejado incompleto esta serie de posts pero aqui está esto que faltaba, el como nos ven las empresasas a las personas que tenemos problemas de sueño, más vale que si los tienes acudas a ayuda profesional porque los problemas que atrae son muy fuertes y pueden afectarte demasiado.

La falta de sueño es un mal negocio, pero pocas empresas han tomado nota de ello, como ya ocurre en EU. “Cuando no duermo bien no puedo concentrarme”, reconoce Carlos González, de 32 años y subdirector de Análisis de Ixe Casa de Bolsa, quien muchas veces no consigue dormir más de cinco horas seguidas. Carlos Sámano, de 49 años, nunca se preocupó por la falta de sueño sino hasta los años recientes. Aunque ha modificado ciertos hábitos, la presión de su etapa de ‘casabolsero’ ha dejado secuelas: despierta varias veces en la noche y no logra un sueño reparador.

El tratamiento de los problemas de sueño a nivel de empresa “es visto como un lujo, como una banalidad, como algo absurdo. Pero está comprobado que un alto ejecutivo que está descansado y duerme bien, toma buenas decisiones. Y eso tiene un enorme impacto en el desempeño de la compañía”. Según especialistas.

Aun así, son raras las empresas preocupadas por la calidad de descanso de sus empleados. “Si en el propio medio de salud los médicos hacen guardias nocturnas tres o cuatro veces por semana, ¡qué se puede esperar de las empresas

Una excepción es Hilos de Yecapixtla. Terán se sorprendió cuando un día, hace dos años, recibió una llamada de esta maquiladora localizada en Morelos, México. Los directivos le confesaron su preocupación por la “importante deserción” de empleados y por la fatiga y desconcentración que notaban en muchos. Temían que el número de accidentes por la noche aumentara y la improductividad se agudizara.

Era la primera vez que una empresa se acercaba a consultarlos. La UAM aplicó minuciosas entrevistas a los 310 trabajadores de esta planta que exporta hilo de algodón a EU y Canadá. Terán y su equipo concluyeron que la gente tenía malestares por el constante cambio de turnos. La compañía ya había probado espaciarlos, pero sin buenos resultados. Decidieron entonces que los cambios de turno –de matutino a nocturno– fueran cada tres meses. “Este lapso era adecuado porque daban al trabajador el tiempo suficiente para readaptarse”, señala Terán.

La especialista explica que el cuerpo necesita 12 horas para recuperarse por cada hora que se recorre su horario de sueño. Los investigadores de la UAM exhortaron al personal de Hilos de Yecapixtla a adoptar una serie de hábitos que los ayudarían a conciliar el sueño y, por lo tanto, también a trabajar mejor. “Si los empleados trabajan de noche es importante que el lugar esté iluminado. Al término de su jornada, deben dormir por lo menos 12 horas en un ambiente totalmente oscuro y sin ruido y moderar el consumo de estimulantes”. Se trató, sin éxito, de conocer de primera mano el testimonio de la empresa y los empleados.

Tu personalidad según la forma de dormir

dormir.gif Algunos científicos creen que la postura en la que suele dormir una persona es una pista importante sobre su personalidad.

El profesor Chris Idzikowski, director del Sleep Assessment and Advisory Service, ha analizado las posturas más comunes a la hora de dormir – y ha encontrado que cada una de ellas está particularmente relacionada con un tipo de personalidad.

Las posiciones (que puedes ver en el gráfico al inicio de de este post, de izquierda a derecha) son:

  • El Feto (The Foetus) 41%: Los que duermen en pose fetal aparentan ser fuertes pero en realidad son sensibles. Cuando conocen gente suelen ser tímidos al principio, pero enseguida se sueltan. Esta es la postura más común, usada por el 41% de la gente que tomó parte en el estudio.
  • El Tronco (The Log) 15%: Tumbado de lado con ambos brazos alineados hacia abajo con tu cuerpo. Los que duermen así son gente extrovertida y sociable, les encanta formar parte de grupos sociales, y se fian de los desconocidos. Por otra parte, pueden ser ingenuos.
  • El Anhelo (The yearner) 13%: La gente que duerme de lado con los brazos estirados al frente suelen tener una naturaleza abierta, aunque también pueden ser recelosos y cínicos. Son lentos a la hora de tomar decisiones, pero una vez tomadas es muy difícil hacerles cambiar de opinión.
  • El Soldado (The Soldier) 8%: Tumbado sobre la espalda con los brazos estirados. Son generalmente reservados y no les gustan los alborotos. Suelen fijarse grandes metas.
  • La Caída Libre (Freefall) 7%: Tumbado boca-abajo con los brazos alrededor de la almohada. Es gente sociable, descarada, neurótica, a veces susceptible, y odian las críticas y las situaciones extremas.
  • La Estrella de Mar (Starfish) 5%: Tumbado boca-arriba con los brazos encima de la almohada. Los que duermen así son buenos amigos, pues siempre están dispuestos a escuchar los otros, y de proporcionarles ayuda cuando la necesiten. No les suele gustar ser el centro de atención.

El professor Idzikowski también examinó el efecto de algunas poses en la salud:

Llegó a la conclusión de que la posición de la caída libre (freefall) favorece la digestión, mientras que la estrella de mar y el soldado pueden provocar ronquidos y una mala noche sin descansar.

Fuente: Scribd