La sexualidad en mujeres con diabetes (parte dos)

¡Te invitamos a escuchar nuestros programas de radio!

Cada Semana & Comentando la Nota

===========================================================

 Esta es la segunda parte de un tema que llamó poderosamente la atención, ya habíamos publicado la primera parte hace como dos semanas, de hecho si la quieres volver a leer o no la has leído, aquí puedes ingresar para leerla.

En esta segunda parte, la autora concluye el tema, relacionando el tema con otro más importante para toda mujer como lo es el climaterio. Entrando en materia, he conocido a mujeres diabéticas que se preocupan porque puedan tener una baja de azúcar durante las relaciones sexuales, especialmente en la época de ajustes iniciales a la diabetes. La vigilancia de la concentración de glucosa en la sangre, mediante un analizador portátil, reduce este riesgo.

Climaterio

Recapitulemos. Son tres los problemas más frecuentes a nivel génito-urinario que presentan las mujeres climatéricas:

a) Infecciones vaginales, en respuesta a la pérdida de la barrera protectora de la vagina.

b) Infecciones de vías urinarias: por la disminución en la acidez de la uretra.

c) Relaciones sexuales dolorosas: por la disminución en la producción del moco vaginal, encargado de lubricar y mantener húmeda la región.

Dichos problemas se acentúan debido a que la diabetes genera una disminución en las defensas del organismo ante las infecciones. También la función de la vejiga y la uretra se ve afectada debido al daño en las terminaciones nerviosas de todo el organismo, generado por un descontrol de glucosa (azúcar) en sangre.

Por tanto, con frecuencia se presentan comezón vaginal y flujo blanquecino y grumoso (ambos correspondientes a infección vaginal por hongos). El agente causal de tales infecciones por lo general es la cándida albicans.

A nivel urinario lo más frecuente es el ardor y la urgencia de visitar el baño, eliminando una cantidad escasa de orina. Los agentes causales son diversos. Como medidas de prevención para tales enfermedades están:

• El desarrollo de un plan alimenticio y de ejercicio continuo
• El uso de ropa interior de algodón
• Uso poco frecuente de pantalones
• Ingesta adecuada de líquidos (de preferencia agua simple)

Si a pesar de tomar las medidas preventivas necesarias, se presenta cualquier síntoma urinario o vaginal, la mujer debe acudir lo antes posible a recibir atención médica.

Contracepción y diabetes

El control de la natalidad no es diferente en las mujeres con diabetes, con una excepción principal: los anticonceptivos que se apoyan en la acción hormonal pueden alterar sus niveles de glucosa. Los contraceptivos hormonales incluyen las pastillas anticonceptivas, los artefactos intrauterinos, los inyectables y los implantes. Por ello es muy importante avisar al médico en caso de que se diagnostique diabetes, o bien si ya se padece indicarlo en todo momento.

También se precisa hacer controles de glucosa frecuentemente, en particular durante los primeros meses de usar el método anticonceptivo que haya recomendado el médico.

Estudios a corto plazo de mujeres diabéticas que toman la píldora sugieren que dicho método es tan seguro para ellas como lo es para otras mujeres. Sin embargo, no se ha reportado ningún estudio a largo plazo. La píldora aumenta el riesgo de complicaciones cardiovasculares, una de las razones por las que las mujeres que consumen la píldora deben mantener control estricto de sus niveles de glucosa.

La diabetes es una enfermedad seria. Conoce más sobre ella y las alternativas para evitarla.

Fuente: Esmeralda Figueres