Galería

Hoy en ausencia de @jajahuata: Amigos con derechos

Esta galería contiene 1 foto

Hoy no pudo salir la columna de Jajahuata por causas de fuerza mayor pero nos pusimos a investigar un tema para poderles dar un tema sexoso y dado que en facebook hoy anda circulando una imagen de que supuestamente hoy … Sigue leyendo

Después de consultar a muchas mujeres, tenemos el dictamen: 40 fallas de los hombres en la cama. Ups!!

errores-sexualesA veces no nos fijamos de muchas cosas que hacemos y bueno, lamentable o afortunadamente alguien nos los tiene que decir, así que por que no lees este post y sirve que te enteras de muchas cosas que posiblemente ignorar. Y de paso te va a ir mucho mejor en la cama si no haces lo que aquí se dice:

1) NO INICIAR CON BESOS. Evadir los labios de la mujer y lanzarse directamente a las zonas erógenas nos hace sentir como si nos hubieran contratado para hacer el amor. Para muchas de nosotras, un beso apropiadamente apasionado es la máxima expresión del preludio sexual. Sobre todo si fue preparado con un previo enjuague bucal.

2) UNA TORMENTA EN EL OIDO. Por lo que he visto, parece ser que en preprimaria algunos chamaquitos escucharon decir a algun compañerito de que a las niñas les encanta que les soplen en el oidito. Y bueno, hay una enorme diferencia entre una suave y erótica brisa masculina en el oído de una chica caliente, y una tormenta causada por el Lobo Feroz intentado tirar la puerta de la casa de los cochinitos.

3) OLVIDARSE DE LA GILLETTE. Si crees que estar con un puercoespín en la cama es algo agradable, piénsalo mejor. Y tener entre las piernas a un hombre que se olvida rasurarse es como creer que a una mujer la puedas estimular con un papel de lija.

4) APRETONES DE SENOS. Cuando tomes el delicado seno de una mujer en tus manos, please, no actúes como ama de casa en el super probando melones. Oprímelo firmemente pero con suavidad, acarícialo y apapáchalo y las cosas irán mejor.

5) MORDEDURAS Y PELLIZCADAS DE PEZÓN. ¿Quién le dijo a los hombres que morder con fuerza el pezón a una es algo estimulante? ¿Te gustaría que te mordieran un testículo? Y digo mordidas, no esas caricias que un hombre hábil puede hacer con los dientes y lengua sobre un pezón erecto, eso es algo delicioso. No, me refiero a esas mordidas que pareciera que quieren desinflar una pelota de futból en un tris. Si quieres morder algo, trata de quitarle su hueso a Fido. Y no juguetees tanto con los pezones entre tus dedos y pulgar tratando de sintonizar solo Dios sabe qué estación de radio. Enfócate a todo el seno, no tan solo a los puntos exclamatorios.

6) OLVIDARSE DE LA REGADERA. Un cierto aroma viril, sobre todo en la zona testicular, es algo que a casi todas las mujeres nos excita, y en gran medida, es lo que muchos llaman “química”. Pero hay de química a química, y cuando un varón deja de lado su aseo personal o no le da la importancia que reviste, es probable que su aroma sea no tan agradable para la compañera de cama, sobre todo cuando es un aroma digno de una refinería de Pemex, lo que terminaría por arruinar la sesión…si es que llega a darse del todo. Existen regaderas con agua, jabones, lociones y desodorantes ¿no?

7) IGNORAR OTRAS PARTES DEL CUERPO FEMENINO. Una mujer es algo más que una autopista con tres carriles de salida: Teta al Oriente, Teta al Poniente y Tunel al Centro. Por si no lo sabías, hay vastas áreas en el cuerpo de una mujer que son ignoradas tan frecuentemente que casi parece manía para atender solo a los pechos y a la vagina. En mi caso, los glúteos o nalgas son quizás mi zona más erógena, así como las rodillas y la parte de atrás de los muslos, dentro de muchas más que todas las mujeres tenemos repartidas en todo el cuerpo. y al decir todo el cuerpo me refiero exactamente a eso: el cuerpo desde la punta del pie hasta el tope de la cabeza.

8) DESNUDAR TORPEMENTE. La destreza manual a veces escapa al hombre más cachondo, y aún más cuando quiere repetir lo que probablemente vió en una película de Hollywood. No, ni Supermán vuela ni la ropa se cae sola; hay que buscar con destreza los straps del bra y los botones de las blusas. Si no las encuentras, es mejor nos digas para que nosotras te ahorremos el trabajo…y la vergüenza.

9) UN REGALITO NO DESEADO. Los condones son responsabilidad masculina. Cómpralos, llévalos y échalos a la basura después de usarlos. No nos encargues a nosotras esos trabajitos. El ponerte a veces el condón en medio de la acción es suficiente exigencia para nosotras.

0) EL ATAQUE AL CLITORIS. La presión directa no es muy agradable que digamos, muchas preferimos una rotación gentil de los dedos al lado del clítoris que es uno de las cositas más sensibles de nosotras las mujeres.

11) ACCIÓN POR EPISODIOS. Las mujeres, a diferencia de los varones, no recomenzamos donde las cosas se quedaron; si detienes la acción una vez iniciada, tendrás que regresar al punto inicial inexorablemente. Si ves que ella no ha acabado, continúa pase lo que pase, con quijada, lengua o cadera entumida, pero NO TE DETENGAS.

12) DESVESTIDA A MEDIAS. A ninguna mujer le gusta sentirse estúpida, y vaya que se siente una estúpida cuando nos intentan quitar un sueter o playera y las cosas se atoran en la cabeza y queda una como cebolla. Desviste a la mujer como si fuera un elegante regalo de bodas, no como un niñito rompiendo la envoltura de sus regalos de Navidad.

13) EL BORDECITO ASPERO. Que acaricies a una mujer a través de su tanga o panti puede ser muy sexy, incluso que juegues a ladear un poco la prenda. Pero jalar la tela con demasiado entusiasmo y dejarla amarrada a los muslos es otra cosa.

14) OBSESIÓN VAGINAL. A pesar de que los hombres normalmente no necesitan de mapas para encontrar el clitoris, aún hay muchos que creen que ahí esta el secreto para todo. Y si crees que una mujer es algo así como una bola de boliche, estás bastante perdidito. Eso viene mucho más tarde y gentilmente, sin lastimar y con mucho cuidado. Mejor intenta un paso a la vez, dando atención a los labios vaginales, a las ingles y a la parte entre la vulva y el culito.

15) EL MASAJE DE SADE. Si lo que deseas es relajar a tu compañera de juegos, usa las manos y la punta de los dedos; olvídate de los codos y las rodillas como instrumentos de masaje.

16) APRESURAR LA DESVESTIDA. No fuerces las cosas, intentado desnudar a la mujer antes de que ella te de una clara señal de que eso es lo que desea.

17) QUITARSE LOS PANTALONES ANTES DE TIEMPO. La vista de un hombre en calcetines y boxers no es exactamente lo más sexy del mundo. Quítate los calcetines, muchas te lo agradeceremos.

18) ALTA VELOCIDAD. Cuando llegues a la afortunada situación de meter tu pene dentro de una vagina, lo peor que puedes hacer es comenzar a taladrar como si estuvieras repavimentando la calle de tu casa. Comienza con movimientos lentos, firmes y a tramos regulares, y de ahi, ve aumentando poco a poco el ritmo y el empuje.

19) LOS HUESITOS. Si eres muy delgado y pones tus huesos triangulares de la cadera sobre los muslos o estómago, el dolor y molestia equivalen a una jornada larga a caballo…sin silla de montar. Nada agradable.

20) ACABAR MUY PRONTO. No ignoro que este es probablemente el temor más grande de los varones. Y con razón. Si por algún motivo descargas en la mujer antes de que ella acabe, más vale tengas preparada una buena ruta alternativa para asegurarte de que ella goce también. Somos más tardaditas, pero una vez encarriladas, no nos gusta quedarnos a media vía sin llegar a la estación.

21) ACABAR MUY TARDE. Muchos hombres llaman aguante a no poder venirse durante más de una hora; el aguante viril para muchas mujeres es otra cosa: el poder de restablecer una erección cuando es necesitada. Si eres de los hombres maratónicos, conviene compres unas lindas litografías para ponerlas en el techo, para que tu pareja tenga en que entretenerse mientras acabas.

22) DEMANDAR QUE ELLA SE VENGA. Si no sabes reconocer cuando una mujer tiene un orgasmo, realmente es tu problema, no de ella. No andes pregunte y pregunte, solo la presionas con ello y la haces sentir mal.

23) HACER SEXO ORAL IMPERCEPTIBLE No eres un gato gigante ante un plato de leche. Usa todos los recursos al alcance de tu boca -y dedos- para estimular el clitoris. Un buen truco que mi esposo me enseñó: Traza con tu lengua, sobre el clitoris de tu chica, el abecedario completo… en inglés …la “w” es maravillosa.

24) EL SUBE Y BAJA CON SU CABEZA. Los varones insisten en hacer esto como si quisieran atravesarle a su pareja la nuca con el miembro. A todas nos choca esto, aunque lo hayas visto en ciertas películas porno. Esto está ligeramente arriba en la lista negra después de tomar a una mujer por el cabello para arrastrarla a tu cueva. Sedúcela y persuádela para que te haga sexo oral con el mayor ritmo y profundidad que ella pueda, sin obligarla. No todas las mujeres son expertas en “deep-throat” .

25) NO AVISAR CUANDO TE VIENES. El semen sabe a algo así como a marisquitos remojados en agua de mar. No a todas les gusta ese sabor, aunque a algunas sí nos gusta, pero aún así, éste varía de hombre a hombre. Mientras no estés absolutamente seguro de que tu compañera desee recibir tu fluido viril en su boca o vagina u otro lugar, ten la gentileza de avisarle para que ella pueda tomar las medidas apropiadas.

26) MOVIÉNDOSE DURANTE EL FELLATIO. Fellatio es el nombre elegante que se le da al sexo oral practicado por una mujer a un miembro viril. No empujes ni uses tu erección como jabalina, déjanos a nosotras hacer el trabajito. Y por favor, NO nos tomes de la cabeza.

27) CREERTE LAS PELICULAS PORNO. En las peliculas XXX profesionales, a las mujeres -que cobran muy buen dinero por ello- parece encantarles todo lo que un varón les haga, así sea morderles como Doberman cada centímetro de cuerpo o darles unas amasadas y aventadas que harían palidecer de envidia a un pizzero. En la vida real, esto no es así. Pregunta y aprende, pero no de actrices profesionales. Y recuerda que no todo lo que ves en film o video es absolutamente verídico.

28) HACERLA MONTAR POR HORAS. Pedirle que se suba puede ser sexy para una mujer; que lo haga por horas no lo es. Y no te quedes ahí nada más desparramado con las piernas abiertas; acaríciale las caderas,las nalgas, el contorno del cuerpo, los senos y el cuello. En fin, hazla sentir bien. Y por amor de Dios, déjala descansar mientras tú regresas a tomar la iniciativa o ayuda un poco levantado y bajando su cuerpo con tus muslos.

29) INTENTAR LA PENETRACIÓN ANAL SIN PERMISO. Lo único peor a esto es no solo intentarlo, sino quererle ver la cara de boba a la chica pretextando que “fue un accidente”. Si los hombres que actúan asi manejaran autos como cogen, no tuviéramos problemas de sobrepoblació n.

30) TOMAR FOTOS O VIDEOS. Cuando una chica o su esposo dicen: “¿Puedo tomar foto o video?” significa “Queremos un bonito recuerdo”; cuando un varón soltero lo dice, la chica sabe que falta una frase: “…para presumirle a mis cuates”. Si deseas hacerlo, permite que ella sea la custodia del material. Ella es, en nuestra cultura, la que más tiene que perder. Si te fijas, en los videos nuestros nuestros invitados no muestran sus rostros de manera reconocible, tenemos mucho cuidado en eso; pero ¿crees que yo podría confiar en que un varón soltero vaya a tomar el mismo cuidado o que siquiera le importe?

31) SER POCO CREATIVO. La imaginación es probablemente la herramienta sexual más poderosa con la que un hombre pueda contar. Olvídate del tamaño del pene, la forma en que la muevas o que tan acrobático o musculoso seas; si no tienes imaginación, tu calificación no pasará de un 7. Si tienes imaginación, un 11 sería poco para tí.

32) CACHETEAR TU PANZA CONTRA LA DE ELLA. Es difícil que exista un sonido menos erótico. Es tan sexual como un concurso de eructos.

33) TRATARLA COMO CIRQUERA. El KamaSutra es una cosa, el Circo Atayde es otra. Vaya, ni a Nadia Comanecci se le requeriría tanto en la cama.

34) BUSCÁNDOLE LA PRÓSTATA. Lee esto cuidadosamente, por favor: La estimulación anal hacia arriba y abajo es rica para el hombre porque tienen próstata; nosotras no la tenemos. El sexo anal es fuente de placer para muchas de nosotras pero por diferentes razones. Tenemos en cambio el punto G.

35) LA CHUPADA DE DRÁCULA. Es algo altamente erótico el practicar suaves y delicadas succiones en los lados del cuello o de las piernas e ingles, si lo haces con cuidado. Pero a ninguna nos gusta andar con moretones como si nos hubiese raptado Drácula.

36) HITLER EN LA CAMA. No te pongas a gritar instrucciones sexuales a tu compañera; la cama -o sillón trasero del auto o sofá o lo que sea- no es un campo de concentración.

37) LENGUAJE OBSCENO NO SOLICITADO. No a todas las chicas les gusta el sonido del lenguaje obsceno, y ciertamente, a ninguna le gusta cuando éste es fuera de lugar o en ocasiones inapropiadas. Antes de comenzar a hablar de esta manera, espera que ella te deje saber qué es lo que le gusta.

38) NO DARLE IMPORTANCIA A SU PLACER. Si estás tan metido en darte placer a ti mismo o terminar tu orgasmo, es probable te olvides del suyo. Si pones el placer de ella antes que el tuyo, ella seguramente te lo retribuirá.

39) APLASTANDO A LA DAMA. Por lo general, los hombres pesan más que las mujeres, así que si estando tú encima de ella ves que en lugar de experimentar un orgasmo se comienza a poner morada, bájate y cambia de posición.

40) DARLE LAS GRACIAS. Nunca le des las gracias a una mujer por haber cogido contigo; es algo demasiado importante; agradece que te den un poco de sopa o un café, pero nunca una sesión de buen sexo. Demuestra tu agradecimiento alabando sus facultades eróticas de una manera no soez ni obscena; ni las chicas que les excita el lenguaje obsceno a la hora del sexo, encuentran agradable que se les hable así una vez que éste terminó.

Fuente: recibido por correo electrónico

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contibuír a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google

¿Sexo durante la menstruación? El tener relaciones durante ese periodo les alivia los cólicos, desinflama mamas y vientre, además de que les produce orgasmos más intensos ¿lo sabías? Pues ahora ya lo sabes

elLa menstruación, también llamada “periodo” o “regla”, es un proceso natural en las mujeres. Alrededor de ella han existido muchos mitos e ideas que la colocan como algo desagradable. A las mujeres les impide hacer muchas cosas y repercute determinantemente en su ánimo; aunque por otro lado, significa que no se está embarazada y en algunos casos, es un alivio tenerla.

“En efecto, uno de los principales mitos que ha existido es que la consideran sucia; siendo más que nada, descripciones valorativas cuando es un evento natural del cuerpo, incluso muchas mujeres sobre todo en la etapa de la pubertad creen que durante la menstruación pueden quedar embarazadas, cuando es más probable en la mitad del ciclo menstrual.”

Cabe destacar que muchas mujeres confunden la irregularidad con el no ser exactas, “Creen que si les cambia un par de días su ciclo son irregulares, cuando serlo significa que no sabes exactamente cuándo será, puede ser en 20 días o en dos meses, en este caso la regularidad no es igual a exactitud”.

Otro de los principales mitos y miedos, es lo que respecta al sexo durante la menstruación, donde por un lado puede ser desagradable estar en una relación sexual y que llegue el sangrado, a algunos hombres les gusta pero a otros no; en una práctica como el cunnilingus puede suceder esto y no ser satisfactorio.

Por su parte, a muchas mujeres les gusta porque se sienten más excitadas, y el tener relaciones durante ese periodo les alivia los cólicos, desinflama mamas y vientre, además de que les produce orgasmos más intensos; esto no pasa en todas las mujeres. Una de las explicaciones es que al no haber óvulo que pudiera ser fecundado no hay riesgo de embarazo.

Sin embargo, este dato tiene sus detalles ya que “muchas mujeres difieren, no les gustan las relaciones en este periodo, ni lo intentan, precisamente por los mitos y la apreciación sucia que se tiene, de igual manera pasa con los hombres; además en la menstruación el nivel de hormonas baja, lo que conlleva a cambios emocionales, sentimentales, de actitud y comportamiento”.

Por otro lado, no se recomienda tener relaciones sexuales durante la menstruación sin protección, ya que semen y sangre son medios por los cuales se transportan microorganismos causantes de enfermedades como hepatitis, gonorrea o sífilis y por supuesto VIH, que se contagia vía sexual. Se recomienda si es que la pareja quiere experimentar, que sea al principio o al final de la menstruación, cuando el flujo es menor.

“Es recomendable el uso de condón para evitar contagios, sólo si se tienen este tipo de relaciones con una persona que este infectada por alguna ITS o se desconoce su estado de salud en referencia a este aspecto. De no ser así, depende del gusto de la pareja para tener relaciones coitales en esta etapa considerando el ánimo, la energía, las ganas, pues para algunas mujeres es incómodo”.

Fuente: http://www.laregiontam.com.mx

Quizá también quieras leer: ¿Apoco ustedes no han tenido miedo de decir si, o decir no? por @jajahuata

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contibuír a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google

La realidad sobre la masturbación femenina. Diversos estudios revelan que a pesar de la renuencia de las mujeres a hablar del tema, el 45% de ellas se masturba a menudo, alcanzando su boom en la etapa universitaria

masturbacionEsta fase casi desconocida de las mujeres, deja ver que es una práctica más frecuente de lo que se cree. Ambos géneros practican las masturbación, sólo que por las conocidas cuestiones culturales es más visible y aceptada en hombres, los cuales además hablan más de ellos, mientras que las mujeres son más reservadas.

Hay en torno a esta actividad, ya que afirma que varias mujeres no se masturban, por el simple hecho de temer perder su virginidad a causa de ello:

“Antiguamente la virginidad era cuando una mujer no tenía su menstruación, más no para la que no había tenido relaciones sexuales. Con el paso del tiempo y las nuevas ideas y costumbres, religiosas principalmente, se termina por definir la virginidad en torno a las relaciones sexuales (coitales) y se es virgen cuando no se han tenido”.

La única forma de que sería errónea la práctica de la masturbación, tanto en hombres como en mujeres, es cuando es la única práctica que erotiza a la persona, aunque se pueda acceder a otras, o cuando se realiza sin control.

“Una de las diferencias en cuanto a la masturbación femenina y masculina, aparte de los mitos es que ellas tienen más posibilidades en cuanto a su cuerpo, pues no sólo se estimulan el clítoris, sino que juegan con sus senos y todas sus zonas erógenas; mientras que ellos se basan principalmente en el frotamiento de su órgano sexual, siendo entre ellos diferente la duración, la velocidad y cantidad de estimulación” .

La zona del clítoris es de las más comunes y que muchas mujeres comparten como parte de su estimulación, es la zona erógena por excelencia en las mujeres, pero esto no significa que sea la única, de hecho, si no está bien estimulada no es bueno acceder a ella de inmediato:

“En toda práctica sexual, incluída la masturbación, se corre el riesgo de una infección si no se hace con las manos u objetos limpios, si no se practica con cuidado para no lastimarse bruscamente, y si se usan cosas como anillos u objetos que pueden herir los órganos sexuales.

“Siempre se debe hacer con lubricantes a base de agua, sobre todo las mujeres, si es que se decide después tener una relación coital, o si se usa un dildo, pues es de difícil acceso para las manos” comenta el sexólogo.

Numerosos estudios afirman que las mujeres que se masturban son las que tienen una vida sexual más activa sin complejos o prejuicios, y pueden alcanzar el orgasmo a través de esta práctica, lo que ocasiona directamente que se conozcan y por ello disfruten su sexualidad, con lo que será más sencillo guiar a la pareja.

Feunte: http://tva.com.mx/wdetalle3027.html

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contibuír a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google

Dogging, cruising y cottaging, son prácticas sexuales que se realizan entre hombres homosexuales y heterosexuales. Por lo general se realiza en baños públicos o lugares al aire libre‏

bañoEn sexualidad y particularmente en lo referente a relaciones sexuales, hay diversas prácticas que van desde la forma de tener relaciones, hasta los lugares donde se realizan. Muchas de esas prácticas son derivaciones de otras. pero que existe en la práctica, además el dogging, cruising y cottaging, practicas sexuales que se realizan al aire libre.

Tal es el caso del dogging, que consiste en tener relaciones sexuales en lugares públicos. Existe el llamado cruising, que es el salir a la calle en busca de encuentros sexuales, ésta es realizada por hombres y mujeres, tanto heterosexuales como homosexuales y su atractivo es la variedad y novedad en las relaciones.

La diferencia entre estas dos actividades sexuales es que el dogging generalmente se realiza con una pareja estable y el cruising ocurre con desconocidos y jamás se repite pareja sexual; difiere de la prostitución pues no hay dinero de por medio.

Derivada del cruising, el cottaging, es una actividad sexual anónima en baños públicos y se realiza entre hombres: En ocaciones el baño es el punto de encuentro para relaciones sexuales en otro lugar.

Laud Humphreys, de acuerdo con el sitio soitu.es, investigó el fenómeno asociado a hombres homosexuales y heterosexuales, la mayoría de éstos últimos casados, que buscaban el sexo ocasional y anónimo. La práctica es sencilla, hay un contacto visual, saludos sutiles, en los que uno inicia y el otro continúa.

En 1970 Humphreys publicó los resultados de un trabajo de investigación, donde el cottagging se realizaba en lugares concurridos, como estaciones de tren, de autobuses, aeropuertos. Generalmente donde no hacen falta más de 15 minutos para la actividad.

El sexólogo del Imesex, César Pérez comenta:

“Nos encontramos ante una práctica, como hay muchas, para satisfacer deseos y fantasías, pero también a una actividad que puede generar ruido en muchas personas, sobre todo heterosexuales, porque al ser una práctica entre hombres es mal vista, y esto va más allá”.

El estudio de Laud Humphreys, mencionado anteriormente, asegura que el cottaging suele realizarse por hombres casados que cuentan con compromisos familiares y profesionales. Lo impersonal de la situación les facilita mantener distancia emocional, y que incluso se puede experimentar un intenso orgasmo sin un gran esfuerzo, lo que le da a la actividad una atracción extra.

“Lo ideal, como en toda práctica que no sea con una pareja estable, es usar condón y con esto evitar las infecciones, pues al ser con desconocidos no sabes si tienen alguna o no; si te proteges no existe riesgo de infección, y evitas el pasar alguna a otras personas”.

El cottaging es una actividad no permitida en México, pues afecta a las buenas costumbres; ni el dogging, ni el cruising son actividades que puedan hacerse libremente. Las personas que lo realizan van creando sus puntos de encuentro de forma clandestina, lo que hace que este tipo de actividades sean practicadas sin que se sepa mucho de ellas.

Fuente: http://www.agencianova.com

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contibuír a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google