¿Se te antoja, pero no puedes por la hipertensión? Probar la comida internacional sí se puede, no te castigues ni te niegues

heartratemonitors.us

Seguramente alguna vez se te ha antojado probar la comida típica internacional, pero temes que esto pueda alterar tus niveles de presión arterial. No te preocupes, pues no es necesario que te limites a la cocina convencional cuando comas fuera de casa

El problema con algunos alimentos internacionales es que contienen exceso de grasa y sodio, como por ejemplo, las comidas estadounidenses. Y es que a veces estos dos ingredientes son inherentes al estilo culinario del país. Pero no te preocupes, aquí te decimos lo que debes saber cuando comas en este tipo de establecimientos:

* Comida china. Los ingredientes principales de la comida china son los productos bajos en grasa como verduras y granos. Para mantener estas ventajas, evita los platillos fritos y raciones extragrandes. De igual forma, elige los platillos cocinados al vapor o que tengan las palabras jum (pasados por agua), chu (hervidos), kow (rostizados) o shu (en barbacoa). Procura no consumir alimentos fritos como aperitivos, tales como los rollos primavera.

Puedes seleccionar entradas que contengan pollo, mariscos o pescado. O mejor, ordenar un platillo vegetariano. Otro aspecto importante son las salsas, pues muchos alimentos chinos incluyen salsas saladas, como la salsa de soya, con ingredientes salados que aumentan el sabor, como el glutamato monosódico (GMS). Pide a la persona que te atienda, que pongan la salsa a un lado o que cocinen la comida sin salsa de soya o GMS.

* Comida italiana. Muchos platillos de pasta son bajos en grasa. Lo importante es no cubrirla con salsas grasas. Selecciona pasta con salsas rojas o de almejas. Las salsas de jitomate ayudan también a alcanzar los requerimientos diarios de verduras. Busca también pescado y pollo preparados en forma sencilla.

Una buena selección de comida incluye pollo al vino, pescado a la parrilla o camarones a la marinera. Evita los alimentos con salsas de crema, como fettuccini Alfredo, o con mucho queso como lasaña. De igual forma, evita los alimentos con tocino italiano y jamón ricos en sal. Si te gusta la pizza, pide que la preparen con menos queso y carne, y más verduras.

* Comida mexicana. Una gran diversidad de platillos son altos en grasa, pero puedes comer sin problema alguno si eliges un buen lugar. Para empezar, elige una comida que no tenga muchos añadidos, como queso, crema o guacamole. Da preferencia a las comidas no fritas. Algo bueno para comer son las fajitas, burritos o tacos blandos. En lugar de acompañar con guacamole y crema, pide más verduras y salsa; la salsa no tiene grasa y contiene jitomate y pimientos nutritivos.

Pide frijoles negros en lugar de refritos, ya que los primeros tienen menos grasa. Por otra parte, es mejor comer el arroz solo, puesto que en ocasiones puede contener una alta cantidad de sodio. Igualmente, en lugar de bocadillos con tostadas fritas, pide tortillas simples para mojar en salsa.

* Comida japonesa. Los platillos japoneses contienen sobre todo pescado, arroz y verduras, alimentos altos en nutrientes. Lo malo es que a veces esta clase de comida tiende también a ser sumamente salada. Para limitar el sodio, evita tomar alimentos que contengan soya y otras salsas saladas. Si no estás seguro de la preparación, pregunta.

Recuerda que para comer bien no necesitas llegar a los extremos: no es algo de todo o nada. No todos los alimentos que consumes necesitan ser una excelente fuente de nutrientes o fibra, ya que ocasionalmente puedes comer alimentos altos en grasa o sal, esto a cambio de consumir alimentos que favorezcan tu salud más a menudo. Con el tiempo esto se convertirá en un buen hábito.

Referencia informativa: Guía de la Clínica Mayo sobre Hipertensión, Trillas, 2001, México, D.F. pp. 80-81; Cocina Rica y Nutritiva para Hipertensos, Latinbooks International, 2005, Montevideo, Uruguay, pp. 28-29; Clínica Mayo, Guía de Autocuidados, Intersistemas Editores, 2001, EE.UU., p. 209

Fuente: Departamento de Comunicación y Contenido, TodoEnSalud.org


card.ly

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.

Los huevos de cien años. Huevos con yema verde y clara color marrón putrefactos, son alimento de calidad delicatessen en China‏ #TravelTuesday

Conocidos así y también como los huevos de mil años, esta delicatessen de la cocina china se sirve cruda como aperitivo o como acompañamiento en sopas y ensaladas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Normalmente se emplean los huevos de gallina, pata o codorniz, y pasados varios días o meses de tratamiento -dependiendo del método empleado-, la yema toma un color verde oscuro de consistencia cremosa, mientras que la clara adopta un color marrón oscuro, con una textura parecida a la gelatina y de escaso sabor.

El método más antiguo implicaba enterrar los huevos en un barro hecho con arcilla y agua que, al secarse, los conservaba para los tiempos de escasez.

En el método tradicional, descrito por primera vez en textos de la dinastía Ming, en vez de arcilla se emplea una mezcla de hojas de té hervidas, ceniza de madera de roble, cal viva y sal que se deja enfriar durante una noche, y al día siguiente se envuelven con ella los huevos. Por último se cubren de cáscara de arroz para que no se peguen los unos a los otros y en cinco meses -el tiempo que tarda la masa en secarse por completo- están listos para el consumo.

En el método moderno, menos extendido que el anterior, los huevos se envuelven en plástico y se sumergen en una mezcla de salmuera y sosa causticasosa caústica durante diez días. Posteriormente se sacan de esa solución y se dejan secar de forma natural

El consumo regular de este tipo de huevos -dos o tres al día- se ha revelado beneficioso para quienes sufren de tensión alta o enfermedades coronarias al hacer que desciendan los niveles de LBD Colesterol malo LBD o colesterol malo, estimula el apetito, aguza la vista y protege al hígado.

Fuente: http://www.taringa.net

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.

China quiere acapara el mundo y ahora hasta el mundo del vino pues ahora aparte de su emblemático y ancestral té, pretende acompañar sus comidas con vino, ¿lo puedes creer?‏

comidavinosEn 2008 Hong Kong lanzó su apuesta de convertirse en un centro mundial del vino y, tras suprimir el impuesto sobre los caldos, ahora da un paso más, enseñar a la población local cómo el vino, aparte del tradicional té, es el complemento ideal para la cocina china. “Los ‘dim sum’ (el equivalente hongkonés a las tapas, sólo que tradicionalmente están destinados al desayuno) fritos, pueden ir muy bien con cava”, dijo a Efe Nelson Chow, presidente de la Asociación de Sumilleres de Hong Kong.

El experto hongkonés es uno de los valiosos activos con los que cuenta Turismo de Hong Kong para promocionar este año la recién creada plataforma “Gastronomía y Vino” con la que esperan reforzar la imagen de la ciudad como una de las capitales culinarias del mundo, con la inclusión del festival “Cena y vino” a finales de año.

Para Chow, “los platos cantoneses se maridan muy bien con algunos vinos muy añejos, tintos, maduros, como un Rioja”, mientras que “la cocina shanghainesa, va bien con un vino de Toro, por su poder, su estructura y al mismo tiempo por ser afrutado”.

Por su parte, “la cocina de Sichuan, muy picante, se mezcla muy bien con un blanco de Rueda con su acidez correcta y sabor afrutado que puede limpiar tu paladar y al mismo tiempo equilibrar el picante”, dijo.

No obstante, de momento, “muchos vinos españoles se utilizan para cocinar, como se hace con los vinos chinos y suramericanos”, explicó el experto.

Es más, a pesar de los maridajes ofrecidos por Chow, lo cierto es que las recomendaciones que se muestran en la página oficial de Turismo de Hong Kong para la plataforma de “Gastronomía y Vino” sólo hacen mención al vino de Rioja en una ocasión.

Argentina y Chile, grandes exportadoras de vino al territorio, se incluyen, si acaso indirectamente, entre la mención general de “vinos de nuevo mundo”.

Sí se recomiendan abiertamente en ese listado vinos italianos como el Chianti; los Chardonnay de California, Nueva Zelanda y Australia; alemanes secos, incluso el húngaro Tokaji, primando en todo caso los caldos franceses, ya sea para acompañar unas almejas fritas con fríjoles y ají, o un lechón asado cantonés.

El motivo para el presidente de la Asociación de Sumilleres es simple: falta educación sobre vinos españoles y latinoamericanos en Hong Kong, tanto en el frente profesional como en el del público en general.

“Si se quieren promocionar bien los vinos de un determinado país en Hong Kong se necesita educar. Cuanta más gente sepa sobre un vino más gente va a beberlo”.

El director de mercadotecnia de la Oficina de Turismo de Hong Kong, Kenneth Wong, explicó por su parte que este es un buen año para la cooperación entre todos los productores de vino y la ex colonia británica, después de que Michelin dedicara una guía a la ciudad y de que se eliminaran los gravámenes sobre el vino.

“Con esta cooperación reforzada seremos capaces de dar más opciones de vinos de diferentes partes del mundo a los visitantes”.

La canadiense Lysanne Tusar, directora de mercadotecnia de The 8th Estate Winery, la única bodega que se ha levantado hasta la fecha en Hong Kong, espera llegar a producir vinos “made in Hong Kong” a partir de uvas de Sudamérica y España, entre otros.

“Nos gustaría tener uvas de todas las regiones y tener una especie de región vitivinícola internacional aquí en Hong Kong, por lo que Sudamérica, además de España, realmente nos vendría bien”, avanzó, uniéndose también al esfuerzo general de aplacar con su granito de arena la “sed de conocimiento sobre vino y sobre cómo mezclar vinos con comida local”.

The 8th Estate Winery, que importó en 2007, para su primera añada, uvas congeladas de Washington (EU), optó en 2008 por cincuenta toneladas de uvas italianas, de las que esperan obtener unas 100 mil botellas, que irán directamente a restaurantes, hoteles y particulares de Hong Kong.

Fuente: http://www.eluniversal.com.mx

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contibuír a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google