El Colesterol, ¿Bueno o malo?

¿QUÉ ES?

El colesterol es una sustancia blanda y grasosa, se encuentra en el torrente sanguíneo y en todas las células del organismo. Es producido por nuestro hígado, pero también se obtiene de alimentos de origen animal como: huevo, carne, vísceras y productos lácteos.

¿CUÁL ES SU FUNCIÓN?

Es una sustancia que el cuerpo necesita para su normal funcionamiento, forma parte de: las membranas de las células, de hormonas que regulan el funcionamiento del organismo y de la bilis que nos permite digerir las grasas.

Como sabemos, el agua y el aceite no se mezclan; gran parte de la composición de la sangre es agua y el colesterol es de consistencia grasosa; por lo que debe ser transportado por partículas especiales llamadas “lipoproteínas”.

Existen dos tipos de lipoproteínas que son:

Las LDL (de baja densidad) transportan el colesterol desde el hígado hasta las arterias, el exceso de colesterol va quedando depositado en las arterias, estrechándolas y haciéndolas menos flexibles, formando coágulos, que provocan ataques al corazón y al cerebro, por eso se le llama “colesterol malo”.

Las HDL (de alta densidad) trabajan como si fueran “recolectores de basura” viajando por la sangre, recogen el exceso de “colesterol malo” adherido en las paredes de las arterias y lo llevan al hígado para ser degradado, por eso ha sido llamado “colesterol bueno”, porque nos protegen contra las enfermedades cardiovasculares.

¡Elige alimentos que te nutren y llenan de energía y fuerza!

¡Cuídate!

Twitter @nutricampeones

Facebook http://www.facebook.com/NUTRICAMPEONES

http://nutricampeones.blogspot.com/

nutricampeones@hotmail.com


Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en Google.


Código QR para este post

Short Link de este post  http://bit.ly/r8czKi 

Cuidado con el colesterol de tu hijo Un gran porcetaje de niños padece obesidad por lo que tienen mayor propensión a padecer una larga lista de enfermedades, entre ellas colesterol alto

elvocerous.com

Si no sabes qué es el colesterol, se trata de una sustancia de tipo graso que el cuerpo necesita para desempeñar de manera correcta algunas funciones del cuerpo, entre ellas crear nuevas células. Además, el colesterol es parte de la membrana celular, así como de muchas hormonas que regulan el funcionamiento del organismo y de los ácidos biliares. En pocas palabras, sin colesterol no podríamos vivir, pero como en muchas cosas, todo en exceso es malo y el colesterol no es la excepción.

Y es que al haber un incremento considerable de esta sustancia en la sangre (colesterol malo o LDL), ésta puede llegar a acumularse en las paredes de las arterias y venas produciendo graves daños a órganos tan importantes como el cerebro, el corazón o los riñones.

El colesterol malo en los niños

Si el médico familiar ha descubierto que tu hijo tiene colesterol alto, seguramente querrá averiguar si también tiene diabetes o viceversa. Y a pesar de que los niños no sufren infartos, existe el riesgo de que el colesterol alto permanezca y perdure hasta la etapa adulta (aunque no en todos los casos) y por ende, sean candidatos a sufrir enfermedades cardiovasculares.

A pesar de que el colesterol alto no manifiesta síntomas hasta que está muy avanzado, puede haber signos de alerta en caso de que tu hijo tenga diabetes, pues los niveles de colesterol se pueden volver muy inestables.

Las razones por las que los niños pueden llegar a tener este problema no solamente dependen de la dieta diaria familiar o de la obesidad del individuo, sino también de la herencia, por esta razón es mejor tratar de prevenir por medio de una dieta saludable baja en grasas saturadas y colesterol. Es solo cuestión de educación y costumbre, pues si el niño aprende a comer bien desde pequeño seguramente lo seguirá haciendo por el resto de su vida.

¿Cuál es el nivel de colesterol normal en mi hijo?

Entre los niños y adolescentes en edades de dos a diecinueve años, los niveles aceptables de colesterol sin haber tomado ningún alimento antes o en ayunas se muestran en la siguiente tabla:

TodoenNutricion.org

Asimismo, los niveles de HDL, o mejor conocido como colesterol bueno, deben ser mayores o iguales a 35 mg/dl y los triglicéridos, otra clase de grasa que circula por la sangre y que también es capaz de ocasionar enfermedades en el corazón, deben ser menores o iguales a 150 mg/dl.

Medidas de prevención

Es muy importante que sepas que a los niños menores de cuatro años no es bueno modificarles su dieta ya que a esa edad las grasas y el colesterol son indispensables para que exista un óptimo crecimiento y desarrollo a esas edades.

Si se sigue una dieta con el número de calorías y nutrientes adecuados, el nivel de colesterol LDL se reducirá sin que esto afecte el desarrollo o el crecimiento. Lo importante es el equilibrio y no caer en los excesos. Procura evitar las grasas trans y las grasas saturadas.

Conjuntamente a las recomendaciones anteriores es necesario realizar ejercicio aeróbico (saltar, correr, andar en bicicleta o caminar rápidamente), al menos cinco días a la semana en lapsos de 30 ó 60 minutos. La edad en que un niño puede iniciarse en el deporte es a partir de los seis años.

¿Todos los niños deben ser sometidos a un examen de colesterol en sangre?

Se debe dar preferencia a aquellos niños que reúnen ciertas características y que por ende tienen mayor riesgo de sufrir colesterol alto:

* Si uno de los padres tiene colesterol superior a 240 mg/dl

* Si hay un historial familiar de colesterol elevado

* Las posibilidades son aún mayores si los abuelos o los padres han sufrido infartos al corazón, angina de pecho u obstrucciones de los vasos cerebrales antes de los 55 años

* Adolescentes fumadores, con exceso de peso o ausencia de ejercicio físico

* Si se padecen enfermedades crónicas como diabetes, complicaciones en el riñón o con baja producción de hormonas de la glándula tiroides

Consejos prácticos para reducir la grasa en la alimentación de tus hijos

* Cocina con aceite de oliva. Actualmente existen en el mercado algunos productos que son especialmente hechos para combatir o evitar el colesterol malo

* Adquiere carnes bajas en grasa o de preferencia que sea nula

* Opta por la leche descremada en vez de la entera, con lo que se podrá disminuir considerablemente los niveles de colesterol

* Revisa las etiquetas nutricionales de los productos para ver las cantidades de grasa que aportan al organismo

* Utiliza métodos en los que cocines con poca grasa, tales como asar, hervir, hornear o cocer al vapor

Para que exista un buen nivel del colesterol es necesario que toda la familia participe, pues un niño o un adolescente necesitarán de la orientación adecuada para llevar a cabo una alimentación balanceada o para ejercitarse apropiadamente. No olvides que la visita médica también es muy importante pues si el colesterol no se puede controlar solamente con la dieta o con el ejercicio, probablemente será necesaria la administración de medicamentos.

Referencia informativa: González, C. y Alcañiz, L. “Gordito no significa saludable”. Grijalbo 2007, pp. 305-310; http://www.familydoctor.org; http://www.healthsystem.virginia.edu

Fuente: Departamento de Comunicación y Contenido, TodoEnSalud.org


card.ly

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.

Colesterol malo y funcionamiento cerebral‏

irishhealth.com

Un estudio revela que los niveles elevados de colesterol malo están relacionados con el deterioro cognitivo leve (DCL),que abarca alteraciones del lenguaje, pérdida de la memoria, pérdida de la atención, incluso puede influir en el estado de ánimo, en las personas de más de 50 años, esto fue demostrado por un estudio multicéntrico efectuado en el Hospital Clínico de Barcelona, La universidad Internacional de Cataluña, la Fundación de Hipercolesterolemia Familiar y la Medical University Of South Carolina entre otros centros.

Estudiaron los mecanismos de la enfermedad de Alzheimer esporádica, no genética, relacionando los niveles altos de colesterol malo con el DCL, un trastorno que por lo general se asocia a la edad, y que puede preceder al Alzheimer y a la demencia.

Diversas publicaciones como la revista de American Journal de Medicina dieron difusión a este trabajo.

Participaron en dicho evento profesionales del Hospital Clínico de Barcelona, la Fundación de Hipercolesterolemia Familiar, el Consorcio D’Atenció Primària de Salut de l’Eixample (centro de atención primaria integrado en el Hospital) y la Universidad Internacional de Cataluña, quienes presentaron tras cinco años de estudios este trabajo.

También prestaron colaboración médicos de la Unidad de Lípidos del Servicio de Medicina Interna del HUMS y catedráticos de la Universidad de Zaragoza.

Estos 117 pacientes , todas personas mayores de 50 años, 47 de ellos con hipercolesterolemia familiar y 70 sanos, fueron sometidos a test neurosicológicos, con el objeto de valorar el grado de deterioro de las funciones cognitivas cerebrales superiores, que abarcan: memoria, atención, lenguaje, estado cognitivo global, habilidad visuoespacial ejecutiva y constructiva y síntomas depresivos.

La consecuencia de este estudio que fue efectuado por un equipo multidisciplinar de profesionales (médicos endocrinos, de atención primaria, internistas, psicólogos, psiquiatras dio como resultado que el 22 por ciento de estos paciente con la enfermedad del hf, tuvo incidencia en las alteraciones cognitivas, mientras que en los pacientes sanos, la incidencia fue solamente del 3 por ciento.

Esto pudo determinar que el aumento del colesterol malo en pacientes de más de 50 años, produce alteraciones en las funciones cerebrales superiores.

Es importante detectar precozmente el colesterol malo

Cuando el paciente presenta un déficit cognitivo en uno o dos áreas de la memoria, orientación, juicio y calculo, se concluye que padece de un déficit cognitivo leve.

Si una persona tiene elevado colesterol malo en sangre presente leves alteraciones en la memoria o pierde capacidad para realizar actividades, debe acudir al médico para verificar el trastorno cognitivo. Este objetivo es para evitar o retrasar la progresión de la enfermedad.

Con este hallazgo se da un paso más en la detección de la enfermedad, obtener indicios al comienzo es crucial para su tratamiento.

Dado que antes de este estudio no se podía diferenciar entre los pacientes con DCL asociados a la edad y los que se encuentran en la primera fase del Alzheimer hay un nuevo indicador que ayuda al progreso de este tipo de enfermedades neurológicas.

¿Qué es la hipercolesterolemia?

En nuestra dieta, están presente las grasas .Los triglicéridos constituyen la mayor parte y, en menor cuantía, el colesterol y los fosfolípidos.

El que absorbe todas estas grasas, es el intestino delgado quién la utiliza para formar las membranas de todas las células de nuestro cuerpo (colesterol y fosfolípidos), fabricar hormonas y bilis (colesterol), servir de combustible en nuestro tejido adiposo y en nuestro músculo (triglicéridos), y activar la coagulación de la sangre (fosfolípidos).

Las grasas de nuestro organismo se producen también en el hígado (colesterol y triglicéridos); ello ocurre cuando no estamos comiendo o en situaciones de ayuno prolongado.

Sin embargo, estas grasas no pueden circular como tales en la sangre. Si en un vaso ponemos agua y aceite, las dos sustancias no se unen sino que permanecen separadas (“se rechazan”). Lo mismo ocurriría si en la sangre (que es básicamente agua) pusiésemos unas gotas de grasa.

Por eso, las grasas circulan en nuestra sangre “protegidas” por una cubierta de proteínas que les sirve de escudo y permite que esta “grasa” llegue a todos los tejidos para realizar las funciones a las que antes nos hemos referido. La lipoproteína está formada por la proteína y la grasa que transporta, las más conocidas son LDL y la HDL, pero no son las únicas.

El colesterol que llevan las LDL circula desde el hígado y llega hasta todos los tejidos, también se deposita en la pared arterial; se asocia a un mayor riesgo de padecer aterosclerosis y enfermedades cardiovasculares, por lo que se conoce popularmente como colesterol “malo”.

El colesterol bueno, es el encargado de llevar el colesterol sobrante desde la pared arterial y desde los tejidos del cuerpo hasta el hígado para eliminarlo o reutilizarlo; nos protege frente a la aparición de aterosclerosis y enfermedad cardiovascular, por ello el colesterol que transportan las HDL se conoce como colesterol “bueno”.

El colesterol “malo” es indispensable para la vida, como el agua o el oxígeno; es “malo” si está en cantidades enormes en nuestro organismo.

Los quilomicrones y las VLDL. Transportan los triglicéridos a los tejidos musculares y adiposos donde se van a consumir o guardar hasta que se usen.

A la alteración en las concentraciones o niveles de grasas en la sangre. Se la conoce con el nombre de dislipemia.

Hipercolesterolemia, se denomina al colesterol alto en sangre, hipertrigliceridemia., se denomina a los triglicéridos altos. dislipemia mixta. Es la combinación de ambos cifras.

Conclusiones

Los problemas comienzan cuando en nuestro organismo tenemos más grasa de la que precisamos y se depositan en las arterias y las obstruyen. Las cifras altas de grasas sólo lo podemos detectar con un análisis de sangre.

En estos casos debemos poner en marcha los mecanismos para disminuirlas y así disminuir el riesgo de enfermedad cardiovascular, de pancreatitis, y luego de este estudio, también la demencia precoz.

Fuente: http://www.enplenitud.com

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.

En especial para ellas. Muchas lo padecemos: La Clave para Bajar de Peso con Hipotiroidismo

obesidad hipotiriodismoMuchos pacientes con hipotiroidismo luchan con el problema de no poder bajar de peso. Si se ha tenido problemas para controlar el peso antes de haber recibido el diagnostico de hipotiroidismo, es probable que el médico nos va a decir que una vez que empecemos el tratamiento vamos a poder controlar nuestro peso fácilmente. También existe la posibilidad que el médico nos diga que si tenemos kilos de más estos van a desaparecer una vez que el tratamiento empiece a hacer efecto. Pero, que sucede

Cuando después de tomar el tratamiento de hormonas por un tiempo el peso no desaparece

Lo que casi siempre sucede al pasar el tiempo, es que a pesar de tener niveles de TSH “normales” y una dieta baja en calorías y grasas, además de hacer ejercicio, el aumento de peso va a continuar y es casi imposible bajar de peso como se esperaba. Y aunque se lleve una dieta baja en grasas y calorías el nivel de colesterol aparece elevado. Muchos de los médicos insisten en que los problemas de peso no tienen nada que ver con los problemas de la tiroides.

Algunas de las personas que han visitado este web site han comentado que han estado en dietas de 900 calorías al día, y aunque caminan 3 kilómetros diarios no pueden bajar de peso. A todo esto la única explicación que reciben de sus médicos es que debe ser que están comiendo demasiado.

Es muy importante que pacientes con problemas de hipotiroidismo conozcan los 3 factores que ayudan a bajar de peso. El punto de balance metabólico, los cambios en la química del cerebro debido al hipotiroidismo, y la resistencia a la insulina.

Punto de Balance Metabólico (Metabolic Set Point)

De acuerdo al Dr. Lou Aronne, autor del libro best seller, Weight Less Live Longer (Pese Menos y Viva Más) cuando una persona saludable empieza a consumir muchas calorías, como resultado sube de peso poco a poco. Para poder mantener el punto de balance en el metabolismo “el metabolismo aumenta su funcionamiento para procesar el exceso de calorías, lo que resulta en menos apetito y por consiguiente el exceso de peso empieza a desaparecer”. El Dr. Aronne le llama a esto Resistencia Metabólica.

El Dr. Aronne cree que el cuerpo de cada persona tiene un “punto de balance en el metabolismo”. Así como el cuerpo tiene la habilidad de mantener una cierta temperatura de 37 grados centígrados. El metabolismo también trata de mantener un cierto peso ayudado por el “punto de balance”.

La teoría del Dr. Aronne es que cuando las personas tienen problemas crónicos de sobrepeso, el cuerpo no opone mucha resistencia a subir de peso. Si se continua consumiendo más calorías de las que necesita el cuerpo, la resistencia del sistema metabólico disminuye. El cuerpo cambia el punto de balance en el metabolismo y establece un punto de balance mas alto que el anterior.

Por ejemplo, una mujer que mide 5’7″ (1.78 m) que pesa 160 libras (72.5 Kgs) necesita no más de 2,500 calorías al día para mantener su peso. Si esta persona es diagnosticada con hipotiroidismo y su peso aumenta a 210 libras (95 Kgs) tendría que consumir 2,800 calorías para mantener ese peso. Pero si continúa consumiendo 2,500 en lugar de 2,800, la conclusión lógica es que por consumir menos calorías su cuerpo va a bajar las 50 libras (22.6 Kgs) extras. Pero la verdad es que cuando se tiene problemas de tiroides esto no sucede tan fácilmente. Cuando se tienen problemas de tiroides, el ritmo metabólico se vuelve mas lento (disminuye su funcionamiento) y de acuerdo con el Dr. Aronne, no va a poder bajar más de 10 o 15 libras (4 o 6 Kgs) aunque este consumiendo solamente 2,500 calorías.

Es probable que exista algún factor misterioso que permite a ciertas personas pueden comer más sin engordar, y al revés hay personas que aseguran que comen muy poco y de todas maneras engordan.

El Dr. Aronne cree que no es posible eliminar completamente la resistencia metabólica pero se puede adoptar una dieta que nos ayude a minimizar esta resistencia.

Los Cambios Químicos en el Cerebro

El hambre está directamente ligada a la química del cerebro. De acuerdo a lo que dice el Dr. Aronne, el hipotálamo se da cuenta cuando el cuerpo necesita energía y le manda una señal a las neuronas Y (NPY) que estimulan la sensación del hambre. Una vez que el hipotálamo se da cuenta de que se ha consumido suficientes carbohidratos, el cerebro produce seratonina, ésta le avisa al cuerpo que “ya ha consumido suficientes carbohidratos”.

Sin embargo, este sistema puede ser dramáticamente alterado por varios factores, muchos de los cuales se presentan en individuos con problemas crónicos de tiroides.

Si el metabolismo es muy lento para el nivel de apetito marcado por el cerebro, la tiroides manda un mensaje que causa que el metabolismo disminuya su funcionamiento. Lo que el cerebro percibe como una cantidad apropiada de comida, va a resultar en una cantidad mayor que excede el nivel del metabolismo resultando en aumento de peso.

Si la persona se encuentra bajo estrés, este factor también interfiere con el buen funcionamiento de los neurotrasmisores, y es sabido que esto reduce la producción de seratonina. De hecho, parte del éxito del medicamento Fen-phen consiste en que aumenta la producción de seratonina y crea una “sensación de llenura o saciedad”.

Cuando se trata de la química del cerebro, existen varias maneras de estimular la producción de seratonina incluyendo recetar al paciente medicamentos antidepresivos.

El gurú de la medicina alternativa, Andrew Weil, M.D. autor de los libros best sellers Spontaneous Healing y Eight Weeks to Optimum Health cree que entre las alternativas de la medicina natural para incrementar la producción de seratonina se encuentra el ejercicio aeróbico. El Dr. Weil recomienda que por lo menos se haga 30 min. de ejercicio vigoroso por lo menos 5 días de la semana. El Dr. Weil también recomienda tomar un tratamiento de la hierba de San Juan (Hypericum perforatum). Para mayor información sobre esta alternativa la información se encuentra en el web site del Dr. Weil.

Resistencia a la Insulina (Insulin Resistance)

La insulina es una hormona producida por el páncreas. Cuando se consumen alimentos que contienen carbohidratos (los cuales se encuentran en abundancia en la típica dieta Americana), el cuerpo convierte los carbohidratos en azúcares.

Los azúcares entran a la sangre y se convierten en azúcar en la sangre. El páncreas produce insulina para estimular a las células a que absorban el azúcar y la guarden como reserva de energía. Este proceso ayuda a que los niveles de azúcar en la sangre vuelven a los niveles normales.

Los carbohidratos pueden ser ‘simples’ o altos en glucosa. Por ejemplo, las pasta o sopas, pan, azúcar, harinas y pasteles. Los carbohidratos ‘complejos’ o de bajo nivel glucémico (azúcar) son los vegetales y los granos que no han sido procesados.

Las teorías actuales nos dicen que los azúcares, las harinas, y los alimentos que contienen almidones son digeridos mucho más fácilmente que en tiempos prehistóricos. En la actualidad no necesitamos y no tenemos la capacidad de procesar las altas cantidades de carbohidratos que se consideran “normales” en nuestra dieta. Se estima que el 25% de la población consume una cantidad “normal” de carbohidratos, pero la verdad es que la cantidad recomendada sobrepasa el nivel de lo que se debería considerar normal y como consecuencia resulta en altos niveles de azúcar en la sangre. Ya que los carbohidratos se convierten rápidamente a azúcares en la sangre.

El páncreas responde aumentando la producción de insulina para nivelar el aumento de azúcar en la sangre. Para algunas personas el mantenerse consumiendo una dieta alta en carbohidratos crea una condición llamada “Resistencia a la Insulina”. Es importante hacer notar que no todas las personas se encuentran en este caso. En una persona en buen estado de salud el páncreas regula los niveles de azúcar en la sangre sin ningún problema.

La resistencia a la insulina causa que las células no respondan adecuadamente a la absorción de la insulina. El cuerpo tiene que producir más y más insulina para mantener los niveles normales de glucosa en la sangre. La insulina se queda en la sangre en concentraciones mayores a lo normal. Esto se conoce comúnmente como hiperinsulinimia.

Además, aunque a algunas personas no les afecta el exceso de carbohidratos, es importante remarcar que no es necesario consumirlos en exceso. Las dietas recomendadas en la actualidad recomiendan una dieta baja en grasas y hacen gran énfasis en el consumo de sopas o pastas, pan, bagels, Snackwells, y productos que son bajos en grasas pero que en realidad contienen grandes cantidades de azúcar. La mayoría de estos productos son altos en carbohidratos y por lo tanto aumentan los niveles de azúcar en la sangre. El alto y constante consumo de estos productos puede llegar a causar resistencia a la insulina y sobrepeso.

Si es usted una persona que tiene resistencia a la insulina, el consumo de carbohidratos va a aumentar su deseo de comer más carbohidratos (pasteles, refrescos, dulces y pan). Si se mantiene una dieta donde la mayoría de las calorías proviene de carbohidratos es muy fácil subir de peso, pero perder peso va a ser muy difícil o casi imposible. Se estima que el 75% de las personas que tienen sobrepeso sufren de Resistencia a la Insulina.

Los niveles altos de insulina en la sangre causan una sensación de hambre más exagerada de lo normal. Los altos niveles de insulina disminuyen la habilidad para asimilar el azúcar. Las células se dedican a acumular grasa en lugar de procesar el azúcar para producir energía. Los altos niveles de insulina en la sangre causan que sea mucho más difícil bajar de peso.

Sin embargo el problema de sobrepeso no es el síntoma más grave del exceso de insulina en la sangre. La resistencia a la insulina puede ser el principio de una larga cadena de otros problemas más serios. Por ejemplo, la resistencia a la insulina y la hiperinsulina tienden a aparecer al mismo tiempo y son precursores de la diabetes. La resistencia a la insulina es también precursora de problemas cardiacos, alta presión, y altos niveles de colesterol.

Para mayor información acerca de la resistencia a la insulina consulte Insulin Resistance Information Page.

Resistencia a la Insulina y los Problemas de Tiroides

Si el hipotiroidismo disminuye el funcionamiento de todos los sistemas hasta el nivel celular. Es lógico que también las células pierdan la habilidad de procesar adecuadamente el azúcar. Como resultado, la habilidad de consumir y procesar un alto nivel de carbohidratos disminuye. Si se consume continuamente una alta cantidad de carbohidratos esto va a resultar en un aumento de peso. Otros síntomas de exceso de insulina en la sangre incluyen cansancio, mareo, fatiga, agotamiento, hambre, etc. Estos síntomas se pueden confundir con problemas de tiroides. La mayoría de los médicos aseguran que estos síntomas no están relacionados con problemas de tiroides.

Cualquier enfermedad — en este caso problemas crónicos de la tiroides causan ansiedad y estrés. El estrés aumenta los niveles de cortisona. Un nivel elevado de cortisona aumenta la insulina en la sangre. (En mi caso la última vez que me checo un doctor encontró que tenía los niveles de cortisona muy altos). Los niveles elevados de insulina aumentan la posibilidad de contraer resistencia a la insulina. Lo que esto significa es que si constantemente consumimos alimentos altos en azúcares y harinas nuestro cuerpo produce más insulina. El estrés de estar procesando constantemente altos niveles de insulina puede causar resistencia a la insulina.

Existe un círculo vicioso en todo esto. El hígado provee un balance entre el páncreas que es el encargado de producir la insulina y las glándulas suprarrenales y la tiroides que ordenan al hígado cuando producir glucosa.

Si las glándulas suprarrenales y la tiroides no están trabajando adecuadamente no mandan órdenes al hígado. Si el hígado está agotado y cansado por sobretrabajo, o tóxico, no va a recibir las órdenes que le esta mandando el páncreas lo que va a resultar en un sistema fuera de balance. Este desbalance se refleja en niveles elevados de insulina. Cuando el sistema de las glándulas suprarrenales trabaja más que el páncreas puede resultar en diabetes.

Si se consideran todos los factores anteriores concluimos que la resistencia a la insulina es probablemente una de las consecuencias del sobrepeso en personas con hipotiroidismo.

Como Bajar de Peso y Combatir la Resistencia a la Insulina

El método más importante de combatir la resistencia a la insulina es bajar de peso. Esto se parece al problema de que fue primero el huevo o la gallina.

Cuando las personas se mantienen en el peso adecuado para su estatura, se disminuye la posibilidad de que empiece a tener problemas de resistencia a la insulina. Uno de los mejores métodos para bajar de peso es una dieta baja en grasas y carbohidratos pero que contenga suficientes proteínas. Lo que esto significa es que además de reducir las grasas es importante restringir seriamente los azúcares y las harinas. Por ejemplo, se debe restringir el consumo de sopas o pastas como el spaguetti, pan blanco, cereales con alto contenido de azúcar, maíz, chícharos, camotes, postres y productos lácteos. Las carnes con alto contenido de grasa se deben substituir por cortés con menos grasa. Se deben reducir también frutas con alto contenido de azúcar (por ejemplo el plátano.)

Cuando se lee esta información por primera vez parece que no nos quedan muchas opciones. Pero en realidad una vez que se empieza a dejar los malos hábitos de comida y se elimina la comida alta en carbohidratos además de los dulces, descubrimos que una dieta sana incluye pollo, pescado, pavo, fruta y vegetales que no contienen almidones (papa). Aquellos individuos que son resistentes a la insulina, una vez que empiezan a consumir una dieta más saludable se dan cuenta que poco a poco el antojo de comer carbohidratos disminuye.

De acuerdo a Jean-Pierre Despres, PhD, Professor de medicina y educación física y Director de The Lipid Research Center en el Laval University Hospital en Quebec, “El ejercicio es probablemente la mejor medicina en el mercado para tratar el problema de resistencia a la insulina”. El Dr. Despress habla de la Resistencia a la Insulina en la pagina de la American Diabetes Association. “Nuestros estudios demuestran que el ejercicio prolongado por 45 minutos o una hora diariamente reducen grandemente los niveles de insulina”. El Dr. Despress nos dice “Es bien claro que necesitamos empezar a hacer ejercicio”. Una manera de empezar es visitando www.about.com que da información sobre ejercicio. Comparte sus secretos para bajar de peso, y si has tenido éxito bajando de peso con dietas bajas en azúcares y carbohidratos. Me pueden escribir a thyroid.guide@about.com

(La mayoría de este artículo fue traducido por Sandra Treviño) Gracias, Sandra!

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.

Fármaco a base de tomate reduce el colesterol. Científicos británicos desarrollan una píldora que concentra los antioxidantes del tomate y reduce en ocho semanas los niveles de colesterol‏

tomatesCientíficos británicos han desarrollado una píldora que concentra el poder antioxidante de la piel del tomate y es capaz de reducir drásticamente los niveles de colesterol en ocho semanas. Según los expertos, el nuevo fármaco, que se presenta hoy en una conferencia de la Sociedad Británica de Enfermedades Cardiovasculares, el nuevo fármaco es “mucho más eficaz” que las estatinas que se toman habitualmente para combatir el riesgo de infarto.

Según el diario Daily Express, que da hoy la noticia, las píldoras podrían ponerse a la venta este mismo mes sin receta médica y el tratamiento costaría poco más de 1.14 euros al día.

“El potencial es enorme. Creemos que va a posibilitar una reducción del número de personas que sufren ataques cardiacos o apopléjicos así como otros problemas derivados del daño arterial”, declaró al periódico el doctor Rob Hicks.

La nueva píldora, bautizada “Ateronon” por el laboratorio fabricante, Cambridge Theranostics Lt, tiene supuestamente todos los beneficios de la llamada dieta mediterránea.

Las pruebas efectuadas con 150 personas que sufrían de enfermedades cardíacas demostraron su capacidad de reducir casi a cero en ocho semanas los niveles de lípidos nocivos en la sangre.

El fármaco tiene como base un compuesto del “lycopene”, uno de los antioxidantes naturales más poderosos, desarrollado por la multinacional suiza Nestlé.

“No se pueden ignorar los beneficios del lycopene en la dieta mediterránea”, afirmó el científico Peter Kirkpatrick, que dirigirá un nuevo proyecto de investigación sobre ese fármaco en el hospital de Addenbrooke, de Cambridge.

“Cambiar de dieta o de estilo de vida es difícil, pero es fácil en cambio tomar una píldora diariamente”, afirma Ivan Peyaev, cardiólogo y director médico del laboratorio fabricante.

Fuente: http://www.lacronica.com

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contibuír a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google

Cuidado con el colesterol de tu hijo. Un gran porcetaje de niños padece obesidad por lo que tienen mayor propensión a padecer una larga lista de enfermedades, entre ellas colesterol alto

nina-fastfood Si no sabes qué es el colesterol, se trata de una sustancia de tipo graso que el cuerpo necesita para desempeñar de manera correcta algunas funciones del cuerpo, entre ellas crear nuevas células. Además, el colesterol es parte de la membrana celular, así como de muchas hormonas que regulan el funcionamiento del organismo y de los ácidos biliares. En pocas palabras, sin colesterol no podríamos vivir, pero como en muchas cosas, todo en exceso es malo y el colesterol no es la excepción.

Y es que al haber un incremento considerable de esta sustancia en la sangre (colesterol malo o LDL), ésta puede llegar a acumularse en las paredes de las arterias y venas produciendo graves daños a órganos tan importantes como el cerebro, el corazón o los riñones.

El colesterol malo en los niños

Si el médico familiar ha descubierto que tu hijo tiene colesterol alto, seguramente querrá averiguar si también tiene diabetes o viceversa. Y a pesar de que los niños no sufren infartos, existe el riesgo de que el colesterol alto permanezca y perdure hasta la etapa adulta (aunque no en todos los casos) y por ende, sean candidatos a sufrir enfermedades cardiovasculares.

A pesar de que el colesterol alto no manifiesta síntomas hasta que está muy avanzado, puede haber signos de alerta en caso de que tu hijo tenga diabetes, pues los niveles de colesterol se pueden volver muy inestables.

Las razones por las que los niños pueden llegar a tener este problema no solamente dependen de la dieta diaria familiar o de la obesidad del individuo, sino también de la herencia, por esta razón es mejor tratar de prevenir por medio de una dieta saludable baja en grasas saturadas y colesterol. Es solo cuestión de educación y costumbre, pues si el niño aprende a comer bien desde pequeño seguramente lo seguirá haciendo por el resto de su vida.

¿Cuál es el nivel de colesterol normal en mi hijo?

Entre los niños y adolescentes en edades de dos a diecinueve años, los niveles aceptables de colesterol sin haber tomado ningún alimento antes o en ayunas se muestran en la siguiente tabla:

Nivel

Colesterol Total (mg/dl)

Colesterol LDL (mg/dl)

Aceptable

Menos de 170

Menos de 110

Límite

170-199

110-129

Alto

200 ó más

130 ó más

Asimismo, los niveles de HDL, o mejor conocido como colesterol bueno, deben ser mayores o iguales a 35 mg/dl y los triglicéridos, otra clase de grasa que circula por la sangre y que también es capaz de ocasionar enfermedades en el corazón, deben ser menores o iguales a 150 mg/dl.

Medidas de prevención

Es muy importante que sepas que a los niños menores de cuatro años no es bueno modificarles su dieta ya que a esa edad las grasas y el colesterol son indispensables para que exista un óptimo crecimiento y desarrollo a esas edades.

Si se sigue una dieta con el número de calorías y nutrientes adecuados, el nivel de colesterol LDL se reducirá sin que esto afecte el desarrollo o el crecimiento. Lo importante es el equilibrio y no caer en los excesos. Procura evitar las grasas trans y las grasas saturadas.

Conjuntamente a las recomendaciones anteriores es necesario realizar ejercicio aeróbico (saltar, correr, andar en bicicleta o caminar rápidamente),  al menos cinco días a la semana en lapsos de 30 ó 60 minutos. La edad en que un niño puede iniciarse en el deporte es a partir de los seis años.

¿Todos los niños deben ser sometidos a un examen de colesterol en sangre?

Se debe dar preferencia a aquellos niños que reúnen ciertas características y que por ende tienen mayor riesgo de sufrir colesterol alto:

·         Si uno de los padres tiene colesterol superior a 240 mg/dl

·         Si hay un historial familiar de colesterol elevado

·        Las posibilidades son aún mayores si los abuelos o los padres han sufrido infartos al corazón, angina de pecho u obstrucciones de los vasos cerebrales antes de los 55 años

·         Adolescentes fumadores, con exceso de peso o ausencia de ejercicio físico

·         Si se padecen enfermedades crónicas como diabetes, complicaciones en el riñón o con baja producción de hormonas de la glándula tiroides

Consejos prácticos para reducir la grasa en la alimentación de tus hijos

* Cocina con aceite de oliva. Actualmente existen en el mercado algunos productos que son especialmente hechos para combatir o evitar el colesterol malo

* Adquiere carnes bajas en grasa o de preferencia que sea nula

* Opta por la leche descremada en vez de la entera, con lo que se podrá disminuir considerablemente los niveles de colesterol

* Revisa las etiquetas nutricionales de los productos para ver las cantidades de grasa que aportan al organismo

* Utiliza métodos en los que cocines con poca grasa, tales como asar, hervir, hornear o cocer al vapor

Para que exista un buen nivel del colesterol es necesario que toda la familia participe, pues un niño o un adolescente necesitarán de la orientación adecuada para llevar a cabo una alimentación balanceada o para ejercitarse apropiadamente. No olvides que la visita médica también es muy importante pues si el colesterol no se puede controlar solamente con la dieta o con el ejercicio, probablemente será necesaria la administración de medicamentos.

Referencia informativa: González, C. y Alcañiz, L. Gordito no significa saludable. Grijalbo 2007, pp. 305-310; http://www.familydoctor.org; http://www.healthsystem.virginia.edu

Fuente: Departamento de Comunicación y Contenido, TodoEnSalud.org

¡ALTO! Pon freno al colesterol

A ver, una razón más para poner mucha atención en lo que comemos, en la forma y en las cantidades en que nos alimentamos ¿Te has checado tus niveles de colesterol recientemente? ¿No? Pues haces muy mal porque de acuerdo con la encuesta internacional From the Heart, las personas le tienen más miedo al cáncer o al sida que a sufrir un infarto al corazón o una embolia. Estos datos se arrojaron tras un estudio que se realizó a pacientes con niveles elevados de colesterol de diferentes países, incluido México.

Y es que cerca de 17 millones de muertes al año son atribuibles a enfermedades cardiovasculares, y cada dos segundos una persona fallece a causa de estos males, cuyo principal factor de riesgo es el colesterol alto.

Según cifras de las asociaciones nacionales de cardiología, cada 10 minutos muere un mexicano por alguna enfermedad coronaria.

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es una sustancia serosa (mucus), producida por el organismo, de acuerdo a la historia familiar de cada individuo y a su alimentación, la cual es necesaria para que se realicen muchas funciones del cuerpo, señala el doctor Melchor Alpízar, director del Centro Especializado en Diabetes, Obesidad y Prevención de Enfermedades Cardiovasculares.

Aunque el organismo lo necesita para desarrollarse y mantener las células en buen estado, su exceso en la sangre puede derivar en su acumulación en las arterias.

El bueno y el malo

Existen dos tipos, el LDL (lipoproteínas de baja densidad) conocido como colesterol ‘malo’ que se acumula en las paredes arteriales y forma una placa gruesa y dura que bloquea el flujo sanguíneo hacia el corazón y el cerebro.

Este se obtiene cuando comemos alimentos de origen animal como las yemas de huevo, las carnes rojas y otros alimentos cuyo contenido de grasas saturadas o insaturadas es alto.

Otro factor de riesgo es la elevación de los triglicéridos, lo cual se debe al consumo excesivo de carbohidratos como el azúcar y las harinas.

El otro tipo es el HDL (lipropoteínas de alta densidad o ‘colesterol bueno’, el cual ayuda a eliminar el LDL.
Prevenga la hipercolestemia

Los factores de riesgo para presentar esta enfermedad son ‘colesterol bueno’ bajo, tabaquismo, presión arterial alta, antecedentes familiares de enfermedades del corazón, ser mayor de 45 años, en hombres, y 55 o más en mujeres, también por diabetes u obesidad.

Una persona con dos o más factores de riesgo debe tener niveles por debajo de los 130 mg/dl (miligramos por decilitro). Pero si padece diabetes o tiene una enfermedad cardiaca su meta tiene que ser de menos de 100 mg/dl, aunque recientemente se ha establecido tener menos de 70 mg/dl para personas con riesgo alto.

Esto se logra con una dieta adecuada y un plan de ejercicios, aunque en algunos casos es necesario el uso de medicamentos para reducirlo.

Niveles óptimos

COLESTEROL TOTAL:

—  Deseable: menos de 200 mg/dl,

— Límite: entre 200-239 mg/dl

— Alto, 240 mg/dl o más

COLESTEROL LDL ‘MALO’:

— Deseable: menos de 100 mg/dl

— Límite: 100-129 mg/dl

— Alto: 130-159 mg/dl

— Muy alto: 190 mg/dl o más

COLESTEROL HDL ‘BUENO’:

— Bajo: menos de 40 mg/dl en hombres y menos 50 mg/dl en mujeres

RECOMENDACIONES

Consumir: 2 tazas de fruta y 2 y 1/2 tazas de verduras al día

Preferir: carnes magras

— Ingerir: 3 tazas de leche descremada y productos lácteos bajos en calorías

— Comer: nueces, dulces y usar grasas y aceites con moderación

–Emplear: aceite de oliva, nuez de la india, almendras y cacahuates en cantidades pequeñas para beneficiar a su corazón

— No freír: los alimentos

— Evitar: el consumo de vísceras

— No consumir: caldos o jugos de carne

— Nunca emplear: manteca para cocinar

— Reducir: la ingestión de pan de dulce

— Suprimir: los aderezos y mantequillas; se puede emplear aceite de oliva

Fuentes:

http://www.eluniversal.com.mx

Departamentos de Agricultura y de Salud y de Servicio Social de Estados Unidos

Hipertensión, la amenaza silenciosa mata a más de 20 mil personas al día

¡Te invitamos a escuchar nuestros programas de radio!

Cada Semana & Comentando la Nota

Además de nuestros programas en vivo!

===========================================================

De entre los males de “Moda” se encuentra la hipertensión arterial, que junto con otras enfermedades y padecimientos son los que nos tienen en la mira gracias a nuestros hábitos, costumbres, formas de ser y poca atención que nos damos a nosotros mismos.

La hipertensión arterial mata a más de 20 mil personas al día, pues tan sólo en 2001 este padecimiento arrojó 7.6 millones de decesos en el mundo, principalmente en países de bajos y medianos ingresos, señaló el doctor Guillermo Fábregues, vicepresidente de la Fundación Cardiológica de Argentina durante la celebración de los cincuenta años de los primeros tratamientos cardiovasculares. El médico apuntó que aproximadamente 30% de la población adulta es hipertensa y refirió que los principales factores de riesgo son el sedentarismo, una alimentación inadecuada, el colesterol y el tabaquismo.

De igual forma, mencionó que también existe un componente hereditario o genético que provoca que una persona desarrolle hipertensión en algún momento de su vida. Este riesgo aumenta aún más cuando ambos padres son hipertensos, subraya.

Sin embargo, “el problema no radica en ser hipertenso, sino en desconocerlo, pues la mitad de ellos no lo saben o desean ignorarlo por el temor de que una vez conocido el diagnóstico su vida se transformará angustiosamente”, agrega Fábregues.

Para despejar las dudas, el especialista en hipertensión dice que se considera que una persona es hipertensa cuando después de diversas tomas de la presión arterial es igual o mayor a 140/90 mm Hg .

Lamentablemente, uno de los principales problemas es que la gente ignora que es hipertensa, y de las personas que lo saben, sólo uno de cada 10 tiene su presión tratada y controlada.

El cardiólogo recomienda que una buena medida para evitar las complicaciones de la hipertensión como los problemas cardiovasculares o cerebrovasculares es “el conocimiento de sus números y el cero consumo de cigarrillos, así como 40 minutos de caminata diaria”.

Por su parte el doctor Jorge Almada Alba, cardiólogo ecocardiografista y director de Investigación Clínica de Merck Sharp & Dohme apuntó que esas cifras deben estar de la siguiente manera: presión arterial 130/85 mm/Hg, colesterol total igual a 200 mg/dl, triglicéridos menores a 150 mg/dl, los niveles de glucosa inferiores a 100 mg/dl, el perímetro de la cintura igual o menor a 90 centímetros en el caso de los hombres y de 80 en el de las mujeres.

Asimismo apuntó que próximamente la Secretaría de Salud lanzará una campaña en donde se contará con unidades de salud distribuidas por todo el país, ya no para controlar a personas enfermas, sino para que se atienda a sujetos sanos, es decir, se les pagará a los médicos por el número de individuos saludables, la cual estará bajo la dirección del doctor Agustín Lara y Armando Barrilete.