RECOMENDACIÓN DE LA SEMANA: GUERRA MUNDIAL Z (World War Z, Marc Forster)

¡MIÉRCOLES DE CINE! Tu espacio cinéfilo tiene para ti, la recomendación de la semana y los próximos estrenos en sala de cine.

Guerra-Mundial-Z

Brad Pitt es Gerry Lane, un empleado de las Naciones Unidas, quien es llamado a una misión para ayudar a detener una epidemia que amenaza con destruir a la humanidad. Gerry, vive actualmente en Philadelphia, E.U.A, una vida tranquila al lado de su esposa y sus dos hijas pequeñas. Pero es durante una mañana que el virus –que ya ataca al mundo entero-, llega hasta ese lugar. Sin saber exactamente de qué se trata, Gerry es llamado de vuelta a las Naciones Unidas para embarcarlo en una peligrosa misión.

Esto significa, mucha acción, masivos efectos especiales, zombis y un ‘súper héroe’. Sin duda alguna, estamos hablando de la película del género con mayor presupuesto en la historia, alcanzando un alto costo debido en mayor parte, a sus constantes cambios en la producción.

Brad Pitt, es uno de los mejores elementos en la cinta, su personaje es persuasivo, convincente y la audiencia simpatiza con él. No es el típico súper héroe que depende de su fuerza física para lograr su objetivo, es en cambio el personaje que dependerá de su inteligencia para llevarlo a cabo. Y su vulnerabilidad es parte de su atractivo.

Su director, Marc Forster (Quantum of Solace, Machine Gun Preacher) cuenta con otro punto a favor; las secuencias de acción, mismas que son acompañadas de cantidades enormes de zombis, aunque, no se entrará en detalle con el fin de mantener el factor sorpresa lo más intacto posible. Lo que sí se puede decir, es que los efectos especiales son masivos y no van a decepcionar.

La cantidad de veces que se utiliza la palabra zombi por los personajes en el filme, resulta interesante, porque si bien no es una película de zombis cargada de clichés que conocemos del género (es decir, se deja lo ‘gore’ a un lado completamente, para hacerla lo más accesible al público de cualquier edad), si es importante ver que el tema se trató desde otro punto de vista y con una seriedad a la altura de la producción. Esto bien podría ser -para parte de la audiencia y la crítica- un punto en contra, decir que no le es fiel al género con la que la han publicitado, pero al mismo tiempo, cabe reconocer que no necesita ese cliché de los litros de sangre, ni cabezas decapitadas, ni muertes gráficas para bien lograr la tensión obligada y la expectativa de lo que está por venir. Lo ‘gore’ aunque para algunos es emocionante, no es imprescindible para el propósito de esta cinta en particular.

Guerra Mundial Z, es más que zombis, es un conjunto de elementos que en una escala global, la hacen una típica película de verano (y éxito de taquilla) muy entretenida, que bien vale la pena por esas espectaculares secuencias de acción que deben ser vistas en la pantalla grande.

Ya encuentras Guerra Mundial Z en salas de cine en México… ¡disfrútala!

Próximos estrenos en salas de cine para 05 de Julio:

* Mi Villano Favorito 2 (Despicable Me 2, Pierre Coffi, E.U.A)

* No Quiero Dormir Sola (No Quiero Dormir Sola, México)

* Los Amantes Pasajeros (Los Amantes Pasajeros, España)

Por  @carolinnatas

banner twitter

banner facebook


En caso de haber videos, éstos provienen y están alojados en un servidor de terceros que no opera ni controla RadioContempo o alguno de sus colaboradores. No alojamos ni somos responsables por estos videos. Los videos podríanestar protegidos por derechos de autor y su acceso, visualización y uso podrían requerir la autorización del dueño de esos derechos. El hecho de que publiquemos estos videos como resultado de una búsqueda no significa que estemos otorgando esa autorización. Estos videos fueron encontrandos en youtube.

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en Google.

El contenido de este blog procede de diversas fuentes; en unas ocasiones nos es enviado por nuestros lectores y amigos, y en la mayoría de los casos es obtenido visitando otras páginas de la red. Dado que queremos actuar con el mayor respeto hacia todos y que no pretendemos hacer nuestro el trabajo de los demás, rogamos que en el caso de haber omitido alguna referencia nos sea comunicado para solucionarlo lo antes posible. Gracias.

“Copyright Disclaimer Under Section 107 of the Copyright Act 1976, allowance is made for “fair use” for purposes such as criticism, comment, news reporting, teaching, scholarship, and research. Fair use is a use permitted by copyright statute that might otherwise be infringing. Non-profit, educational or personal use tips the balance in favor of fair use.”

Anuncios

Las nuevas recetas de Laura Esquivel. Para cocinar una novela exitosa es que por medio de ella se cura el alma. más de 7 millones de ejemplares en todo el mundo. Vuelve a dar que hablar pero ahora en Broadway‏

internet

A 20 años de publicada, la novela Como agua para chocolate ha logrado poner los reflectores de nueva cuenta en la vida de su autora, Laura Esquivel, no sólo porque por fin apareció tal como la concibió desde el principio: una novela por entregas, sino porque también pronto la veremos en teatro; y es que Laura ha vendido los derechos de su obra a Chocolate Company, que junto con Margot Lion, la productora del éxito Hair Style, la lleva a Broadway en este año

La novela, que fue llevada a la pantalla grande en 1992 bajo la dirección de Alfonso Arau, fue cocinándose poco a poco desde la infancia de la autora, cuando vivía con sus padres Julio César Esquivel, de profesión telegrafista, su madre, dedicada al hogar, Josefa Valdés, y sus 3 hermanos (ella es la tercera) en una casona en el barrio de Santo Tomás cercano a las viejas instalaciones del IPN, justo al lado del Casco del Politécnico y de la casa de su abuela materna.

—Mis padres se conocieron porque eran vecinos, ambos venían de familias muy numerosas (tuve 22 tíos) y fiesteras, así que ya imaginarán las reuniones que se organizaban en la casa de los Esquivel —relata Laura.

Desde que era pequeña, su madre le inculcó un gran amor por el arte culinario: —Los primeros años de mi vida los pasé junto al fuego de la cocina de mi madre y de mi abuela, viendo cómo estas sabias mujeres, al entrar a ese recinto sagrado, se convertían en sacerdotisas, en grandes alquimistas que jugaban con el agua, el aire, el fuego y la tierra, los 4 elementos que conforman la razón de ser del universo —rememora.

Fue alrededor del fuego de la estufa que Laura escuchó historias de su familia y de las tradiciones que no siempre le resultaban tan entendibles, como aquella que condenó a una tía abuela llamada Tita, a no casarse por tener que cuidar a su madre, y que fue su principal inspiración en la novela Como agua para chocolate. La historia le impresionó porque por un lado contradecía algunos valores inculcados, pero también le recordaban algunas tradiciones rigurosas de su familia.

—Mi padre me enseñó a disfrutar de la vida al máximo, me heredó la risa, la ternura, el placer por el juego y la literatura —expresa para luego abundar que su progenitor tenía la afición de adquirir objetos que “vibraran” o que sirvieran para transportar sonidos: —En casa teníamos una grabadora de voz y por las tardes “producíamos” cuentos clásicos. Cada miembro de la familia hacía un personaje y una voz, y con los instrumentos de mi padre creábamos efectos especiales. Creo que ése fue mi primer acercamiento con la literatura, el arte y el guionismo —relata.

En contraste, su madre era una mujer dominante y disciplinada, cuyo lema favorito era: “Primero el deber que el placer”. —Nunca dejamos una mesa tirada o camas sin hacer. Esta enseñanza es algo que agradezco mucho porque me ha permitido lograr mis objetivos en la vida —asegura.

La novelista refiere que el control que su madre ejercía sobre ellas trascendía hasta su vida social porque cuando las hermanas Esquivel estuvieron “en edad de merecer”, les organizaba todos los sábados una fiesta, con baile, deliciosos sándwiches y pastel para que no salieran de casa. —Fue en ese ambiente donde aprendí a bailar chachachá de la mano de mi hermano mayor —recuerda.

Por supuesto, la matanza estudiantil del 2 de octubre de 1968 pasó de largo por la vida de la escritora. —Yo me encontraba “noviando” a la puerta de mi casa y no teníamos ni idea de qué estaba ocurriendo, hasta que un jeep del ejército pasó anunciando el toque de queda y al llegar la noche también llegaron las terribles noticias de aquella trágica jornada.

A pesar de no haber participado activamente en el movimiento estudiantil, Laura Esquivel confiesa que vivió mucho tiempo obsesionada con la idea del “Hombre nuevo”, al cual entendía como «el que considera que lo importante no es la producción sino el hombre que produce, el que busca el conocimiento, el reconocimiento público y la realización personal».

En esa época y movida por la necesidad de crear una nueva generación de mexicanos, estudió la carrera de educadora, profesión que ejerció por 8 años y que le sirvió de trinchera para promover sus ideas acerca del beneficio que representaba la enseñanza de las artes. Fue cofundadora del Taller de Teatro y Literatura Infantil dependiente de la SEP y asumió en 1983 la Dirección Técnica del Centro de Invención Permanente de la SEP.

Su gusto por las artes y la literatura la llevó a organizar talleres de verano en los que trabajó de la mano de personas como Josefina King (actualmente la responsable de proyectos especiales en la Coordinación de Radio, Cine y Televisión de Tlaxcala), el escritor y director de cine, Sergio Arau, el escritor Hugo Iriart y Armando Vega Gil, que en aquel entonces daba sus primeros pasos para consolidar lo que después sería la famosa banda de rock Botellita de Jerez.

Receta secreta

Fue a instancias de Alfonso Arau (con quien se casó y luego se divorció) y de un vidente que le hacía su carta astral cada año en su cumpleaños, que Laura Esquivel se animó a revelar sus más terribles fantasmas y sus mejores recetas en Como agua para chocolate, novela que ha conquistado miles de lectores en países como Brasil, Japón, Holanda, Inglaterra, Francia, Noruega y ha sido traducida con títulos como Rosas Rojas y Tortillas (para la versión holandesa) o La Leyenda de la Salsa de Pétalos de Rosa (para la edición china).

El libro no sólo ha trascendido los ámbitos literario (vendió más de 7 millones de ejemplares en todo el mundo) y cinematográfico: el restaurante La Flor Azteca incluye en su menú una de las recetas de la novela; en Chile existe un establecimiento bautizado con la célebre frase de la novela, y en Brasil, Cocina Mágica, ha desarrollado su concepto de comida en torno a la novela de Esquivel.

Según la autora, la receta secreta para cocinar una novela exitosa es que por medio de ella se cure el alma. —Yo no valoro el éxito de mis trabajos por los volúmenes vendidos sino por la posibilidad que cada uno me ha brindado para dejar atrás mis temores e inseguridades. Al igual que mis personajes yo también me he involucrado en relaciones destructivas. Pero descubrí que la mejor fórmula para salir victoriosa es plasmar los temas que me preocupan, me duelen y me indignan —confiesa.

Los libros de Laura Esquivel hablan sobre el amor, el dolor , la pasión y la reivindicación del papel de la mujer en el ámbito familiar para fortalecer las tradiciones. —Gracias a que he sido fiel a mis creencias he podido escribir lo que quiero, como quiero y cuando quiero, sin esclavizarme ante ninguna propuesta, ni atarme a otros ritmos que no sean mis propios intereses —comenta.

A Como agua para chocolate le siguieron los libros La ley del amor, una novedosa propuesta que combina la literatura con la música y las imágenes (1995), donde aborda el tema del amor; Íntimas suculencias (1998), una recopilación de cuentos donde vuelve a combinar sus recetas con historias de su vida y revelaciones muy personales; Estrellita marinera (1999), una fábula moderna donde reafirma los grandes valores de la vida como son para ella la bondad, el amor, la sabiduría y la compasión; El libro de las emociones (2000), un ensayo donde incursiona en este género, para dar una explicación de cómo las emociones influyen en nuestra mente y nuestro cuerpo; Tan veloz como el deseo (2001), una historia en homenaje a su padre, que narra la vida de un extraño personaje cuyas principales características son el don de la alegría y la capacidad de “escuchar” los sentimientos de las personas, no expresados con palabras. Y finalmente su novela histórica Malinche (2006), en la que toca los temas que considera fundamentales en su vida: la condición femenina y la historia de México.

Este año Laura Esquivel lo inicia con la reimpresión de Como agua para chocolate, pero por entregas en 12 capítulos, en edición limitada de 5,000 ejemplares, firmados por la autora, quien señala que desde la primera publicación de la novela quería hacerla por entregas, pues recuerda que durante una mudanza ella perdió uno de sus libros favoritos, La princesa mendiga, novela de 300 capítulos que le había heredado su abuela.

Además de esta nueva reimpresión, Esquivel prepara 2 recetas para nuevos “platillos”: la puesta en escena en 2010 de su novela y prepararse para participar activamente en la transformación de este país como diputada por el distrito 27, en la delegación Coyoacán por el PRD. —Todos los seres humanos somos energía amorosa cuando damos, no cuando recibimos, y gracias a tales convicciones es que puedo hacer frente a una propuesta como contender por un cargo de elección popular. De ser elegida concentraría toda mi energía en cocinar mi platillo más suculento para deleitar a los votantes que confiaron en mi.

Sus premios

Por su obra Laura Esquivel obtuvo en 1994 los premios AmericanBooksellersyBookoftheYear, que se otorgaron en la Unión Americana por vez primera a un autor no estadounidense. Ese mismo año consiguió otros 2 reconocimientos: el Conde Los Andes, de la Academia Española de Gastronomía y la Cofradía de la Buena Mesa (la cual distingue a los mejores escritores interesados en la cocina), y el de la mejor novela traducida al portugués, otorgado en la Bienal de Sao Paulo, Brasil. Dos años antes había sido reconocida como “La mujer del año” en México, por la prensa nacional y, en 2006, en el Festival de Cine y Gastronomía de Laguardia, España, obtuvo el premio Cinegourland.

Fuente: contenido.com.mx


card.ly

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.

González Iñárritu tiene a Bardem como protagonista

Noticia de butaca de primera fila! Si es que te gusta el cine y lo que pasa en particular con “El Negro” Iñarritú lee este post. Es la última de “El Negro”.

Javier Bardem actualmente se encuentra promocionando la cinta Vicky Cristina Barcelona, dirigida por Woody Allen y en donde comparte créditos con su novia Penélope Cruz.

Después de filmar su galardonada cinta Babel, la cual protagonizó Brad Pitt, Cate Blanchett, Gael García, entre varios más en el 2007, el director mexicano se tomó un año sabático y ahora regresa descansado para iniciar lo que será su nuevo proyecto, el cual contará con Javier Bardem como primer actor.

El ganador del Oscar como Mejor Actor de Reparto por su papel en No Country for Old Men ya se prepara para viajar en dos semanas a Europa, lugar donde se llevará a cabo la filmación de la cinta, de la cual aún no se revela el nombre, lo que sí se sabe es que la fotografía estará a cargo de Rodrigo Prieto, quien trabajó con Iñárritu en Babel y también logró una nominación al Oscar por su trabajo en la película americana Brokeback Mountain, protagonizada por el fallecido actor Heath Ledger.

Esta nueva producción estará a cargo de Cha cha chá Films, la cual pertenece a Alfonso Cuarón, Guillermo del Toro e Iñárritu.

Fuente: http://www.quien.com