ENTREVISTA: Ari Telch. El eterno rebelde nos comparte su causa, su efecto. Su búsqueda de “El largo camino a casa”. Le preguntamos lo que no le habían preguntado

Rubén de RadioContempo Magazine & Ari Telch en EL CONTRABAJO

Una charla con Ari Telch, actor mexicano que se encuentra en el ojo del huracán de los medios baratos de la farándula mexicana, pero que más intenso es su huracán interno.

De los medios, del teatro, de sus proyectos, de su enfermedad, de su hipomanía, de Bipolar Libre, de su reencuentro y de su búsqueda del camino a casa, de eso y más charlamos, sin censura ni medias tintas.

Entre otras cosas…

En la película “El secreto de sus ojos” mencionan que puedes cambiar de mujer, de país, de costumbres, de hábitos pero hay algo a lo que siempre vuelves y que te mueve a no tener una vida vacía, se llama PASION ¿Cuál es la pasión de Ari Telch el ser humano?

Si pudieras cambiar UN SOLO hecho de tu vida ¿Cuál sería? Y si tuvieras que cambiar TODA tu vida ¿Qué sería lo único que no cambiaría?

Vivir rodeado de medios, de luces, exigencias, imagen, te hace vivir expectante del entorno ¿En qué momento vives el tan mencionado término oriental ENCONTRAR DE NUEVO EL CAMINO A CASA y vivir en comunión contigo?

¿Cuál fue el costo que tuvo MIRADA DE MUJER?

Te voy a decir dos nombres y tu dime lo que significan para ti: Abraham Oceransky / Julio Castillo

¿Hiciste las paces contigo?

¿Eres tú por el teatro o tú para el teatro?

A estas alturas ¿En qué se ha convertido tu quehacer diario, en oficio, misión, o don?

¿Y las expectativas en qué porcentaje están?

¿Qué tanto te acerca la bipolaridad a la actoralidad?

Háblame de Telch Producciones

¿Con qué ya NO sueñas?

Háblame de Fundación Bipolar Libre

¿Por qué EL CONTRABAJO fue la obra que elegiste para representar 18 años?

Observándote a ti mismo de forma lúdica y juzgándote con un poco de frialdad ¿Cómo te defines?

Has sido el gran rebelde que has vivido contra corriente todo lo pre establecido, cortaste con tus costumbres, nada para ti es impuesto

¿De qué te alimentas espiritualmente? ¿En qué crees en este momento de tu vida?

Disfrútalo!


card.ly

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.

Mañana. Entrevista con Ari Telch

Así iniciamos la charla en la que hablamos de Bipolaridad, de los medios, de sus proyectos, de El Contrabajo…. una charla sin tapujos y sin censura. Mañana la entrevista completa!


card.ly

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.

El contrabajo que todos cargamos con trabajo en nuestra existencia. Lo amamos, lo necesitamos, lo odiamos y lo repudiamos. Así se ve El Contrabajo con Ari Telch desde el escenario

La pesadumbre de la vida, que desde niños nos inyectan en las venas, en las ideas y en el pensamiento, se va cristalizando en fibras difíciles de romper en nuestra vida adulta.

Crecemos cargando nuestra existencia de una forma tan odiosamente amada, sin poder separarnos un instante de ella, poniendole la representación de nuestra evasión.

Rubén de RadioContempo Magazine & Ari Telch en EL CONTRABAJO

“Me siento solo muy a menudo, ¿sabe? Estoy casi siempre solo en casa, cuando no hay representación; pongo un par de discos y ensayo de vez en cuando, pero sin ilusión, siempre es lo mismo”.

Así se confiesa el personaje de El contrabajo de Patrick Süskind, obra que se presenta en El Telón de Asfalto, protagonizada por Ari Telch …. y la cual tuve la única y extraordinaria oportunidad de vivir, más allá de admirarla. Ver al personaje haciendo ese autoanálisis de su interioridad me hizo al mismo tiempo hacer el propio.

Rubén de RadioContempo Magazine & Ari Telch en EL CONTRABAJO

¿Quién no se ha encerrado en su mundo interior, ampliándolo al exterior más inmeidato? Como se vive en la obra El Contrabajo, encerrados en esa habitación anecoica e insonorizada, atrapados en el silencio de su dolor y en los gritos de la euforia de querer vivir… Aunque el vivir sea solo un acto al cual acompaña un contrabajo, instrumento que representa todo para el personaje de la obra. Así entonces, el contrabajista, quiere romper con su aislamiento, con su única compañía, pero la relación que mantiene con su instrumento no se lo permite. Porque el instrumento es él mismo.

Rubén de RadioContempo Magazine & Ari Telch en EL CONTRABAJO

Si, ahí estaba yo, en el escenario, viendo, escuchando, sintiendo, sufriendo y a veces sin comprender, pero eso si, siempre observando y acompañando al contrabajista, porque creí que era lo más benévolo que podía hacer por él…. ya que al estar yo en esas circunstancias desearía lo mismo, alguien que me acompañara, solamente eso.

Rubén de RadioContempo Magazine en EL CONTRABAJO

Esa relación de amor y odio que los seres humanos tenemos hacia nosotros mismos, hacia nuestro pasado, el no poder convivir con nosotros mismos es lo que hace al contrabajista amar y odiar a su contrabajo, a sentir atracción y odio por el instrumento que es su vida.

Se puede experimentar esa humanización del contrabajo, como se le habla, como si fuera una persona, como si entendiera, como si fuera el culpable de todo, pero a la vez se le cuida, se le protege, se le arropa. Aunque sea el que estorba, el que no permite vivir, el que condena, el que pone su yugo para aprisionar la habitación en la que vive el contrabajista.

Rubén de RadioContempo Magazine & Ari Telch en EL CONTRABAJO

Además, la compenetración con el contrabajo lo ha frustrado como músico, no le brinda satisfacción, lo pone en el anonimato de la faustosa representación orquestal que es la vida, lo pone en el último lugar, eso si, como dice a manera de auto consuelo, amtes de los timbales, que por cierto, los timbales ni deberían llamarse instrumentos musicales.

Así como el contrabajo, muchas cosas nos roban la ilusión, nos convierten en personas oscuras y sin peso, livianos como hoja sin rumbo.

El contrabajista en su drama antes de ir a su concierto nos acerca lo suficiente a esos sentimientos de soledad y frustración de los que está impregnado su personaje y muchos de nosotros también, solo somos síndromes de la sociedad moderna.

Rubén de RadioContempo Magazine & Ari Telch al finalizar EL CONTRABAJO

No cabe duda, la vida …. pesa con trabajo.

GRACIAS ARI TELCH POR ESTA VIVENCIA!

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.