20 Reglas para tener una buena calidad de Vida

El Instituto Francés de la Ansiedad y el Stress, en París (Institut Français de l’Anxiété et du Stress), definió veinte reglas de vida que dicen los expertos que, si uno consigue asimilar diez, puede tener una buena calidad de vida:

1.-HAGA una pausa de mínima de 5 a 10 minutos por cada 2 horas de trabajo, a lo máximo. Repita estas pausas en su vida diaria y piense en usted, analizando sus actitudes.

2.- APRENDA a DECIR NO, sin sentirse culpable, o creer que lastima a alguien. Querer agradar a todos es un desgaste enorme.

3.- PLANEE su día, pero deje siempre un buen espacio para cualquier imprevisto, consciente de que no todo depende de usted.

4.- CONCÉNTRESE en apenas una tarea a la vez. Por mas ágil que sean sus cuadros mentales, usted se cansa.

5.- OLVÍDESE de una vez por todas de que usted es indispensable en su trabajo, su casa o su grupo habitual. Por más que eso le desagrade, todo camina sin su actuación, salvo usted mismo.

6.- DEJE de sentirse responsable por el placer de los otros. Usted no es fuente de los deseos, ni el eterno maestro de ceremonia.

7.- PIDA AYUDA siempre que sea necesario, teniendo el buen sentido de pedírsela a las personas correctas.

8.- SEPARE los problemas reales de los imaginarios y elimínelos, porque son pérdida de tiempo y ocupan un espacio mental precioso para cosas más importantes.

9.- INTENTE descubrir el placer de cosas cotidianas como dormir, comer y pasear, sin creer que es lo máximo que puede conseguir en la vida.

10.- EVITE envolverse en ansiedades y tensiones ajenas, en lo que se refiere a ansiedad y tensión. Espere un poco y después retorne al diálogo y a la acción.

11.- SU FAMILIA NO es usted, está junto a usted, compone su mundo, pero no es su propia identidad.

12.- COMPRENDA qué principios y convicciones inflexibles pueden ser un gran peso que evite el movimiento y la búsqueda.

13.- ES NECESARIO tener siempre a alguien a quien le pueda confiar y hablar abiertamente. No sirve de nada si está lejos.

14.- CONOZCA la hora acertada de salir de una cena, levantarse del palco y dejar una reunión. Nunca pierda el sentido de la importancia sutil de salir la hora correcta.

15.- NO QUIERA saber si hablaron mal de usted, ni se atormente con esa basura mental. Escuche lo que hablaron bien de usted, con reserva analítica, sin creérselo todo.

16.- COMPETIR en momentos de diversión, trabajo y vida entre pareja, es ideal para quien quiere quedar cansado o perder la mejor parte.

17.- LA RIGIDEZ es buena en las piedras pero no en los seres humanos.
Una hora de

18.- INMENSO PLACER sustituye, con tranquilidad, tres horas de sueño perdido. El placer recompensa más que el sueño. Por eso, no deje pasar una buena oportunidad de divertirse.

19.- NO ABANDONE sus tres grandes e invaluables amigas. Intuición, Inocencia y Fe.

20.- ENTIENDA de una vez por todas, definitivamente y en conclusión: Usted ES LO QUE USTED HAGA de USTED MISMO.


Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en Google.


Código QR para este post

Short Link de este post  http://bit.ly/scCmxX  

Las personas con Trastorno Obsesivo Compulsivo TOC tienen pensamientos recurrentes y desagradables. Obsesiones, se sienten obligadas a llevar a cabo ciertos actos una y otra vez, compulsiones que a menudo son difíciles de controlar originando angustia‏

internet

El trastorno obsesivo-compulsivo es una enfermedad de curso crónico o recurrente caracterizado por la presencia de obsesiones y de compulsiones. La obsesión (del verbo latino obsidere, que significa asediar) se refiere a ideas no deseadas que asedian la conciencia y que determinan una angustia patológica a pesar de los aspectos desplegados por el sujeto para evitarlas. La compulsión (del latino compellere) hace referencia al acto de forzar al individuo a obrar en contra de su voluntad. El trastorno constituye una fuente importante de sufrimiento, y con frecuencia supone un serio handycap personal y social.

Carr (1974) define la conducta obsesiva-compulsiva como “un pensamiento, imagen, impulsivo o acción persistente que es acompañada por una sensación de compulsión subjetiva y un deseo de resistirse a ello”.

Tipos y manifestación clínica del trastorno.

El trastorno obsesivo-compulsivo supone obsesiones repetidas o rituales que se entrometen en contra del deseo de la persona y que usualmente carecen de sentido. La mayoría de los pacientes se resisten al pensamiento obsesivo o con la necesidad de ritualización, especialmente en ritualizadores crónicos severos, tras psicocirugía y en niños. Si a los pacientes se les impide llevar a cabo sus rituales se sienten incómodos y ansiosos.

algunas obsesiones se presentan sin ser seguidas de rituales compulsivos. Sin embargo, la mayoría de rituales son precedidos por obsesiones: son los pensamientos ejecutados en acciones.

Como los fóbicos, el trastorno obsesivo-compulsivo es igualmente un síndrome de evitación ansiosa. Se imbrica con la fobia, ya que los obsesivo-compulsivos sienten ansiedad durante sus obsesiones o rituales, evitan con frecuencia las situaciones que las evocan, y mejoran con el tratamiento de exposición

Los trastornos se pueden dividir en dos clases: -rituales con obsesiones.

-obsesiones solamente.

Rituales compulsivos con obsesiones.

Es usual que los ritualizadores eviten los estímulos, especialmente las mujeres, y que se presenten obsesiones relacionadas con aquellos. La evitación puede ser extravagante. Existen varias formas de rituales que se solapan, y han sido subdivididos en variedades. Algunos pacientes más de rituales.

a) Rituales de limpieza: Se presenta más en mujeres que en hombres, normalmente con miedos a la sociedad y evitación de focos de contaminación imaginarios. Los pacientes pueden creer que se quedan contaminados cada vez que orinan, defecan, se masturban, tocan el suelo o un animal, o pasa por delante de un hospital, con las consiguientes horas gastadas en lavarse, bañarse, seguidas por la desinfección de todos los objetos que han tocado en casa mientras se sentían sucios.

b) Rituales de repetición: los rituales con números en que el eje principal es la repetición. La mayoría de los pacientes tiene que repetir la acción hasta que esta sea realizada correctamente.

c) Rituales de comprobación: Es más frecuente en hombres que en mujeres. Los pacientes pueden pasar horas comprobando que las ventanas y puertas de la casa estén bien cerradas al salir de casa por las mañanas o al irse a la cama por las noches, o buscar por toda la casa fragmentos invisibles de vidrios rotos, agujas o chinchetas por miedo a que alguien de la familia los ingiera con consecuencias fatales, o buscar cuchillos y esconderlos para que nadie se los clave…

d) Rituales de acumulación: en estos casos los enfermos encuentran muy duro tirar basura gastando horas ordenando desperdicios de la cocina, almacenando papeles sin valor durante décadas o comprando grandes cantidades de comida enlatada y objetos que nunca utilizan. Deshacerse de lo acumulado provoca gran ansiedad, y puede llegar a ser imposible moverse en casa de un paciente de este tipo donde las habitaciones y pasillos están atestados con miles de objetos no utilizados.

e) Rituales de orden: se relaciona con la compulsión a ordenar objetos de una forma determinada. Un paciente de este tipo no podría estudiar ya que malgastaría demasiado tiempo ordenando lápices, plumas y gomas de borrar sobre su mesa de una manera determinada.

Obsesiones.

Los pensamientos obsesivos o rumiaciones son pensamientos estereotipados que se entrometen en la mente del paciente de forma insistente en contra de su voluntad y se repiten a pesar de todos los intentos para hacerlos desaparecer. Muchas obsesiones están relacionadas con preocupaciones de contaminarse o de poder dañar a otras personas, o ir contra algún tabú social como blasfemar o efectuar avances sexuales de manera inapropiada en público. La mayoría de ritualizadores tiene lugar en algunas obsesiones que preceden a sus actos compulsivos, pero una pequeña minoría de obsesivos-compulsivos presentas obsesiones sin rituales. El tratamiento conductual tiene menos éxito para estos últimos que para los ritualizadores.

Trastornos asociados y características de personalidad.

Se da una fuerte asociación entre depresión y trastorno obsesivo-compulsivo, de tal forma que una gran parte de las personas tienen síntomas depresivos; a su vez personas diagnosticadas de depresión se las encuentra síntomas obsesivos. La depresión puede aparecer antes del trastorno obsesivo, puede instaurarse posteriormente a su aparición, así como surgir tras la curación de los síntomas obsesivos. Se ha encontrado que los trastornos disfóricos favorecen a la aparición de rumiaciones intrusivas, y que las faltas de estimulación distractora y la ausencia de actividades reforzantes facilitan el centrar la atención en pensamientos obsesivos. Por otro lado el que padece el problema obsesivo puede ver reducida la actividad laboral debido a la evitación y el tiempo que se llevan los rituales, así como desarrollar un sentido de indefensión y desesperanza con respecto a este problema que hace probable la aparición de este trastorno. Por último, existen algunas evidencias de los posibles mecanismos comunes para algunos trastornos.

Otras manifestaciones de ansiedad pueden acompañar al síndrome obsesivo compulsivo, ansiedad generalizada, aumento en miedo y aprensión que quedan exacerbadas e incluso aparición de ataques de pánico.

Un importante aspecto a tener en cuenta es la existencia o no de ideas sobrevaloradas. La mayor parte de los pacientes obsesivos consideran que los pensamientos que les asaltan son absurdos y sin sentido, no obstante pueden tener un nivel de certidumbre a cerca de ellas; conviene evaluar el nivel de incertidumbre de estas ideas ya que es importante a efecto de pronóstico y de cara a la terapia.

Los pacientes obsesivos tienen el mismo grado de probabilidad que la población normal de padecer trastornos psicóticos. Pero es la esquizofrenia ,con bastante frecuencia, la enfermedad que aparece en los trastornos obsesivos-compulsivos.

Se encuentra con frecuencia aunque no siempre, el que los pacientes obsesivos sean sujetos que dirigen su atención a áreas de interés muy focalizadas y de forma rígida, con escasa capacidad de pensar de forma relajada, flexible y creativa. Una característica uy señalada, dada por distintos autores, es la duda y la indecisión que tienen estas personas, que tienden a cometer errores o no tomar la decisión correcta que les lleva a centrarse y sobrevalorar detalles innecesarios o transferir la responsabilidad a otros. Además hay que señalar la baja autoestima de estos sujetos.

La edad de comienzo de síntomas obsesivo-compulsivos suelen ser los 20 años. Cerca del 65% desarrollan la enfermedad antes de los 25 años y algunos sobre los 6 años. Menos del 15% sobrevienen después de los 35.

Las obsesiones se definen por (1),(2),(3) y (4):

(1) Pensamientos, impulsos o imágenes recurrentes y persistentes que se experimentan en algún momento del trastorno como intrusos e inapropiados, y causan ansiedad o malestar significativos.

(2) Los pensamientos, impulsos o imágenes no se reducen a simples preocupaciones excesivas sobre problemas de la vida real .

(3) La persona intenta ignorar o suprimir estos pensamientos, impulsos o imágenes, o bien intenta neutralizarlos mediante otros pensamientos o actos.

(4) La persona reconoce que estos pensamientos, impulsos o imágenes obsesivos son el producto de su mente (y no vienen impuestos como en la inserción del pensamiento).

El TOC es más frecuente de lo que se creía hace algunos años. Se calcula que el 2% de la población tiene TOC (quizás durante un breve periodo de su vida, o de forma crónica), en esta cifra se incluye la estimación de pacientes que encubren sus síntomas y todavía no han sido diagnosticados. Eso significa que el TOC es más frecuente que la esquizofrenia o la anorexia

Las siguientes preguntas pueden ayudarte a determinar si tienes síntomas de TOC y si podrías beneficiarte de ayuda profesional.

Parte A

¿Te molestan pensamientos o imágenes desagradables que te vienen a la mente repetidamente, como los siguientes?

1 Preocupaciones acerca de contaminación (tierra, gérmenes, químicos, radiación) o de contagio de una enfermedad seria como el SIDA

2 Demasiada preocupación por mantener las cosas en perfecto orden o arreglados exactamente así (ropa, comestibles, herramientas)

3 Imágenes de muerte u otros eventos horribles

4 Pensamientos religiosos o sexuales personalmente inaceptables para usted

SI NO

¿Te preocupa mucho la posibilidad de que ocurran sucesos terribles como los siguientes?

5 Incendio, robo o inundación de su casa

6 Atropellar accidentalmente a un peatón con su coche o dejar que su coche se deslice por una colina

7 Propagar una enfermedad ( contagiar a alguien )

8 Perder algo de valor

9 Que le ocurra daño a alguien querido porque usted no fue lo suficientemente cuidadoso/a

SI NO

¿Te preocupa expresar un deseo o impulso no deseado y sin sentido como los siguientes?

10 Causar daño físico a un ser querido, empujar a un extraño delante de un autobús, conducir su coche hacia tráfico que viene en dirección contraria, contacto sexual inapropiado o envenenar sus invitados de cena

SI NO

¿Te has sentido obligado a desempeñar ciertos actos una u otra vez, como los siguientes?

11 Lavarte, limpiarte o asearte excesivamente o de forma ritualista

12 Comprobar el interruptor de la luz, el grifo, la llave del gas, el cerrojo de la puerta o el freno de mano

13 Contar, arreglar alinear o nivelar (asegurarse de que tus medias o calcetines están a la misma altura, los cordones de los zapatos con lazos idénticos,.)

14 Coleccionar objetos inútiles o inspeccionar la basura antes de tirarla

15 Repetir acciones rutinarias (sentarte/levantarte de la silla, pasar por la puerta, volver a encender un cigarrillo) un cierto número de veces o hasta que le siente que lo ha hecho exactamente así/ perfectamente bien

16 Necesitar tocar objetos o personas

17 Volver a leer o escribir algo sin necesidad, volver a abrir sobres antes de enviarlos

18 Examinar tu propio cuerpo buscando señales de enfermedad

19 Evitar colores (“rojo” significa sangre), números (13 trae mala suerte) o nombres (aquellos que empiezan con “M” significan muerte) que están asociados con sucesos temidos o pensamientos desagradables

20 Necesitar “confesar” o pedir constantemente reafirmación de que dijo o hizo algo correctamente

SI NO

Si contestaste SI a 2 o más de las preguntas anteriores, por favor continúa con Parte B.

Parte B

Las siguientes preguntas se refieren a pensamientos, imágenes, deseos o comportamientos repetidos identificados en la Parte A. Considera tu experiencia en los últimos 30 días al elegir una respuesta. Señala la respuesta más apropiada del 0 al 4.

¿Te molestan pensamientos o imágenes desagradables que te vienen a la mente repetidamente, como los siguientes? 0

1 Por lo general, ¿cuánto tiempo le ocupan estos pensamientos o comportamientos cada día?

2 ¿Cuánta angustia le provocan?

3 ¿Cuán difícil le es controlarlos?

4 ¿En qué medida le suponen evitar hacer algo, ir a algún lugar o estar con alguien?

5 ¿En qué grado interfieren en su vida en la escuela, trabajo o en su entorno social o familiar?

nada 1 leve (- de 1 hora) 2 moderado

(1 a 3 horas) 3 severo

(3 a 8 horas) 4 extremo

(+ de 8 horas)


card.ly

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.

Si bien la sal hace que retengas líquidos, también hace que tengas mejor humor‏

internet

Consumir sal en exceso ocasiona daños a la salud, como la retención de líquidos, que genera problemas renales. Sin embargo, una pizca de este mineral al día puede proporcionarte uno que otro beneficio, entre uno de ellos es el mejor humor. Según Kim Johnson, científico de la Universidad de Iowa, en E.U.A, la sal eleva el estado de ánimo de las personas, pues evita que se activen las áreas en el cerebro relacionadas con la ansiedad y la depresión. El estudio publicado en la revista Physiology Behavior, informó que este condimento en un antidepresivo natural, al igual que otros alimentos como la soya y las nueces.

Fuente: Revista Psychologies

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.

Comer compulsivamente‏ ¿Por qué lo haces?

midietabalanceada.com

Comer compulsivamente es un problema severo que puede generar enfermedades físicas, mentales y sociales. El comer compulsivamente es uno de los trastorno de la conducta alimenticia y una enfermedad crónica, que está muy relacionada con la depresión, los miedos y fobias y conlleva a otros problemas de salud, como el sobre peso y la obesidad entre otros muchos.

Esta enfermedad afecta sobre todo a personas con obesidad que siguen dietas por largos periodos, pero no descarta a personas que tienen un peso normal. Se presenta más en mujeres que en hombres y mucho más en personas jóvenes.

Este problema se caracteriza por que la persona come en poco tiempo una cantidad mayor a la que se debe consumir normalmente, de forma xagerada, descontrolada y con mucha ansia. Este problema va seguido de malestar, vergüenza y culpa, no solamente por la forma de comportamiento sino por el aumento de peso que general.

tra de las manifestaciones es que es parte del famoso síndrome del efecto yoyo, es decir, bajar y subir de peso continuamente, con los riesgos que conlleva esta inestabilidad en el organismo.

Es un problema que afecta de forma integral a quienes la padecen, ya que no solamente ocasiona diversos problemas fisiológicos, sino también muchos problemas emocionales y sociales. El comer compulsivamente, se caracteriza por comer una gran cantidad de alimento sin poder controlarla, aunque no se tenga hambre o ya se sienta el estómago lleno, o sea que se pierde el control de lo que se come. Muchas veces sucede cuando la persona no puede controlar una emoción negativa y su ansiedad aumenta, lo que ocasiona un problema metabólico que se convierte en un círculo vicioso, come, se angustia, come, se angustia.

Otra característica es la obsesión a la comida y por iniciar dietas de todo tipo, que no llegan a concluir y rompen fácilmente y en muy poco tiempo.

Estas personas, por lo general se sienten culpables por no poder controlar la ingestión de alimentos y llegan a obsesionarse por su peso de forma enfermiza.

El comedor compulsivo, a diferencia de los enfermos de bulimia y anorexia, no se inducen el vomito, ni toman laxantes ni diuréticos.

Las personas que padecen este tipo de trastorno responden de manera inadecuada a situaciones de stress, problemas cotidianos y conflictos emocionales. Tienen baja autoestima, son perfeccionistas y exigente y con tendencia a la impulsividad. El alimento lo utilizan como una forma de calmar las situaciones que les son difíciles de sobrellevar.

Hombres y mujeres comedores compulsivos se esconden algunas veces detrás de su apariencia física, creando un bloqueo entre ellos y la sociedad y se sienten culpables por no ser lo suficientemente buenos. Muchos de ellos fueron víctimas de abuso sexual.

Con una baja autoestima, acompañada de una necesidad de aceptación, validación y cariño, episodios de atracones y los momentos en los que come, se convierten en una obsesión y en una forma de olvidar el intenso dolor que les produce el no ser aceptados y el afán de ser queridos.

Fuente: directoalpaladar.com

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.

¿Cuánto pesa el estrés? Posiblemente eso es lo que te hace sentir pesado o pesada

estres¿Quién no se ha sentido estresado? El estrés, por algunos denominado el mal de los tiempos modernos, nos invade a todos, manifestándose de diferentes formas.

EL ESTRÉS PUEDE LLEGAR A SENTIRSE COMO UN VERDADERO PESO QUE NOS INMOVILIZA, SIN PODER HACER NADA PARA SALIR DE ESE ESTADO. ESTE MALESTAR PUEDE SER SENTIDO POR CUALQUIERA Y, A MEDIDA QUE LA VIDA EN LAS GRANDES CIUDADES SE HACE MÁS AGOBIANTE, LA NECESIDAD DE BUSCAR SOLUCIONES SE HACE MÁS ACUCIANTE.

Denominado también en términos médicos como estado de ansiedad, el estrés está provocado por una situación externa o pensamiento que crea un desequilibrio emocional. Consecuencia de ello es que la persona se siente frustrada, furiosa o ansiosa, sensaciones generadas por el deseo de huir de la situación que lo provoca o querer confrontarla violentamente. Es difícil poder convivir con el estrés porque la vida a veces se hace de esta forma insoportable, el miedo y la ansiedad atenaza hasta las menores tareas cotidianas que, para afrontarlas, el individuo siente que tiene que realizar esfuerzos hercúleos. A ello se suma la incapacidad que surge para poder llevar una vida social normal, pues a medida que se acumula, crece la insociabilidad y el deseo de estar solo, lo que acrecienta la ansiedad y multiplica los miedos.

Se considera que el estrés en bajos niveles es positivo puesto que incentiva a la persona para realizar tareas productivas. Nuestra vida y el entorno que nos rodea se encuentra siempre en constante cambio, lo que nos exige un esfuerzo para adaptarnos, y ese bajo nivel de estrés procura mantenernos en alerta y disponernos a nuevas situaciones.

Sin embargo, cuando el nivel de estrés es alto se produce la alteración psicológica del individuo que sentirá no poder afrontar los cambios que se están produciendo en su alrededor, hasta el punto que él mismo percibirá que es rechazado, no solo de parte de las personas sino también de si mismo.

Cambios provocados por el estrés

Ello conducirá a cambios fisiológicos que pueden llegar a ser importantes y necesitar cuidados médicos. En una situación de estrés, el cerebro activa la secreción de hormonas en la glándula suprarenal, las cuales inician una reacción en cadena en el organismo que hace que el corazon lata de una forma mas rápida, se tengan temblores y suba la presión arterial, si el estado de estrés persiste se pueden crear problemas estomacales como úlcera o contraer arterias ya dañadas, con lo que se aumenta la presión y el consecuente peligro de contraer una angina de pecho o sufrir un paro cardiaco.

Psicológicamente, el estrés tiene varios síntomas que van desde la ansiedad, irritabilidad, confusión, miedo y alteraciones en el estado de ánimo. La obsesión en los mismos pensamientos generan excesiva autocrítica, olvidos, preocupación y miedo ante el futuro, dificultades en la concentración y el obsesivo temor al fracaso. Cualquier persona puede sufrir periodos de estrés en su vida. Lo peligroso es cuando estos periodos persisten y se hacen durarderos. Es entonces cuando se deben tomar medidas y acudir a un especialista que aminore o resuelva el estado de confusión que nos impide romper la interminable espiral en la que nos hemos visto envueltos y de la que nos vemos impotentes para salir.

Fuente http://www.revistaopen.com

Anteriormente ya hemos posteado acerca del estrés:

No te estreses demasiado: Te puedes dañar tu cerebro y médula espinal. Conoce lo que es el estrés crónico

Combate al estrés

El estrés “quema” a los empleados

La falta de sexo en el matrimonio produce estrés

Pierden el cabello mujeres etresadas

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.

Uno de los vicios, manías o mañas (como le quieras decir) más comun…. ¡No te muerdas las uñas! Lee esto, te puede ayudar a vencer ese mal hábito

Xcvhjewkrjei0078La onicofagia es el nombre científico que se le da al hábito de comerse las uñas. Es un trastorno que suele presentarse en la infancia y adolescencia y debe tratarse lo antes posible para evitar que esta costumbre se enfatice o haga crónica.

“Es cada vez más habitual recibir gente adulta con este trastorno. Los padres no le dan importancia al problema y por eso se arrastra hasta la adultez, cuando ya es imposible que se revierta. Se puede controlar siempre y cuando el paciente tome conciencia de lo que está ocurriendo y quiera enfrentar las causas. En muchas ocasiones estos adultos comenzaron con este vicio de pequeños al ver a sus propios padres morderse las uñas, es ya un hábito incorporado naturalmente. En la mayoría de las ocasiones se debe a trastornos de ansiedad, nerviosismo y baja autoestima. Todo esto se puede tratar siempre y cuando se haga a tiempo”, aconseja la psicóloga argentina Sofía Sánchez Martí. Siempre es recomendable consultar con un especialista ya que si el hábito se agrava se pueden ocasionar heridas en las uñas.

Características de la onicofagia

– Se presenta cuando hay estrés, ansiedad y nerviosismo.

– Se asocia también al aburrimiento, al hambre y a la inactividad.

– Se relaciona con casos de timidez, frustraciones acumuladas y baja autoestima.

Trucos para no comerse las uñas

– Al conducir un vehículo mantener las dos manos en el volante.

– La mejor manera de descarga tensión es realizar alguna actividad manual que permita distraer la necesidad.

– Al leer un libro, periódico o revista lo mejor es mantener ambas manos sujetando el material de lectura o tener una de las manos fijas en el papel, haciendo presión.

– Al escuchar hablar a alguien, las manos pueden ir inconscientemente a la boca. Para evitar dicha acción, colocarlas en los bolsillos, jugar con algún objeto o sujetar algún elemento que sirva de distracción.

– Si nada de esto causa efecto porque el impulso es mucho más fuerte, pintar las uñas con esmalte transparente y que contenga sabor amargo. De esta manera, al llevar las uñas a la boca se recordará que mejor evitar esta pica. También se puede utilizar algún ingrediente picante.

– Al sentir ganas de llevar las uñas a la boca, golpear con la yema de los dedos suavemente en la superficie. Este mecanismo las fortalece y les da resistencia.

– Las técnicas de relajación son muy útiles. El yoga, los deportes o entretenerse con algún hobby dan muy buenos resultados.

Fuente: http://www.enplenitud.com

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contibuír a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google

Mujeres y alcohol: una amistad peligrosa. De unos años para acá, el modo de beber de las mexicanas se asemeja cada vez mas a la de los hombres. ¿De que modo esto esta cambiando el significado de tomar unas copas con amigas?‏

borracha 3“Aunque al principio la diferencia no sea obvia, ellas pagan un precio mas alto que los hombres”:

El alcoholismo es el principal problema de salud pública en México, desde el punto de vista de adicciones. Y aunque se sigue considerando una enfermedad varonil, el numero de mujeres va en asenso, Además revela dos datos preocupante: por casa 5.8 hombre que beben hay una mujer que lo hace, mientras que por cada 5 hombres adultos que beben, hay un adolecente de entre 12 y 17 años que toma. Además, señala que el modo de beber de las mujeres se asemeja cada vez más al de los hombres. Es decir, de unos años para acá ellas ingieren grandes cantidades de alcohol en una sola ocasión, en lugar de dosificarlo, y la adolecentes de entre 12 y 17 años consumen incluso más que sus similares varones. Esto es grave si se toma en cuenta que las muertes por accidentes de transito con conductores intoxicados, 23 por ciento ocurren a jóvenes de entre 15 y 24 años.

Cuestión de biología.

Es un hecho que el organismo femenino es mas débil frente al alcohol, Si un hombre y una mujer toman exactamente la misma dosis, ella se intoxica mas y mas rápido que el, por que su cuerpo tiene mas tejido graso y menos agua y sangre, por lo que la sustancia llega mas rápido al cerebro. Además el cuerpo masculino cuenta con más deshidrogenasa alcohólica, enzima que ayuda a metabolizar el alcohol, por lo que protege de los estragos de una borrachera. Algunos estudios han señalado que cuando hombre y mujeres consumen la misma cantidad durante tiempo prolongado, el riesgo de desarrollar cirrosis es mayor en ellas. El exceso también puede ocasionar trastornos en los ciclos menstruales.

Mancha social

Además del condicionamiento físico esta el estigma que la sociedad impone a la mujer alcohólica. A la familia no le gusta tener un borracho en casa y menos si es mujer, La culpa familiar es mayor entre las mujeres, se da con más frecuencia que el padre sea alcohólico, pero cuando la mamá tiene el problema el impacto en la familia es más fuerte. Por otro lado Mientas los hombres usan el alcohol para socializar ella en cambio se acercan a la bebida para huir de un problema emocional. Muchas incluso lo toman como si fuese un medicamento para compensar su depresión, No todas las mujeres que beben mucho son alcohólicas. Se considera bebedora social aquella que consume hasta dos tragos por ocasión (la OMS determina que una ocasión dura 24 horas, siempre y cuando se dejen descansar dos días entre una y otra). Quien toma más de dos tragos por ocasión puede ser considerada bebedora fuerte, pero todavía tiene el control la línea entre ella y la alcohólica es casi invisible. No se sabe cuando nace de una necesidad física, aunada a una cuestión mental, y ya no se detiene. Las características de un alcohólico son: Beber para desinhibirse, se emborrachan cuando no planeaban hacerlo, presentan lagunas mentales, tienen periodos de abstinencia y presentan sentimientos de culpa.

Por otro lado los ideales femeninos están cambiando, Hay una autoexigencia muy grande, pero tambien una gran rebeldia, que las lleva a chocar con una figua femenina tradicional. Esto esta asociado con el consumo.

Esto es una enfermedad como e cáncer. Para salir es indispensable pedir ayuda.

Para leer. Mujeres y alcohol. ¿Placer privado o problema público? de Elizabeth Ettorre, Ed Narcea 1998

Examina el problema desde la perspectiva de enero y explota posibilidades de recuperación.

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contibuír a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google

Tiempo de calidad. No tener tiempo es argumento, justificación, queja, lamento, pretexto, lugar común y, también y por desgracia, una realidad.‏

highlights-02Como si hubieran pasado cien años, añoramos cuando llegar de tal a cual punto no nos llevaba ni diez minutos o cuando todavía podíamos de ir a comer a la casa; en algunos lugares, el tiempo «de antes» rendía incluso para tomar una siesta después de comer.

Dentro de estas quejas, las más sentidas son las que se refieren a la falta de tiempo para la familia o para los amigos, una cuestión en verdad lamentable, pero, ¿qué se le va a hacer?, en estos tiempos nos tocó vivir.

Recientemente, he oído hablar de un concepto que me ha dejado entre estupefacto y maravillado: resulta que ahora existe un paliativo genial y una perfecta solución para aminorar el impacto de la alarmante falta de tiempo, y a esta maravillosa fórmula, que permite categorizar cualitativamente el tiempo, les ha dado por llamarla «tiempo de calidad».

Lo que les doy es tiempo de calidad

Esta frase es la mejor justificación para todo género de desatinos y es la herramienta con la que el hombre moderno puede trastocar su realidad asumiéndose, ya no como víctima de la época actual —que es la que nos impide disponer de tiempo—, sino como un ser que, con todas sus capacidades, encuentra fórmulas creativas para solucionar problemas que lo depositan directamente en el carril para alcanzar otro de los conceptos con los que ha decidido establecer y venderse una ambiciosa frontera aspiracional: «la excelencia».

La excelencia es ese concepto, meta, ideal y objetivo de vida que, con el afán de allanarnos el camino, nos regalan a diario artículos, libros, seminarios, simposios y peroratas de la peor caterva. Pero para aquellos que creen firmemente en las bondades del tiempo de calidad, este concepto es quizá lo más avanzado y revolucionario en cuestiones de física moderna. Lo curioso es que el innovador concepto tiene también implícitas algunas variables de carácter sociológico, en virtud de las cuales no cualquiera tiene la capacidad de brindar tiempo de calidad: al parecer, para poder brindarlo, se debe contar —sobre todo mentalmente— con un «perfil ejecutivo» y llevar un estilo de vida en el que los retos laborales lo desborden a diario; sólo aquel que siente el estrés y la complejidad de este estilo de vida será capaz de diferenciar entre el tiempo convencional y el tiempo de calidad. Así, somos muchos los que debemos conformarnos con el escalafón de quienes no estamos calificados para brindar tiempo de calidad y que, por lo tanto y para nuestro desdoro biográfico, tampoco podremos cifrar nuestras esperanzas en alcanzar la excelencia.

El invaluable consejo de «No te preocupes, trata de darles tiempo de calidad», me recuerda la fábula aquella del lagarto economista, que le sugirió a una pobre rana que había perdido una de sus ancas y, por lo tanto, 50% de su capacidad de locomoción, que se convirtiera en ciempiés, porque entonces la pérdida de su extremidad sólo implicaría perder 1% de su capacidad locomotriz; al oír esta genialidad, la rana se puso eufórica, pero esta euforia se volvió a convertir en tristeza al darse cuenta de que el lagarto economista, artífice de la teoría, en la práctica era incapaz de transformarla en ciempiés. Tener la posibilidad —-o el don— de poder convertir el simple tiempo en tiempo de calidad es la panacea moderna y la piedra filosofal de nuestros tiempos.

Sabia virtud de conocer el tiempo… de calidad

Esto del tiempo de calidad me ha afectado de diversas maneras, pero la que más me inquieta ahora es no saber si el tiempo que me dedicaron mis papás fue tiempo de calidad o simple tiempo convencional. Vivo atribulado tratando de dilucidar si hubo tiempo de calidad y de determinar, si es que lo hubo, de qué calidad era el tiempo de calidad de mis papás. Hay días en que me rindo y me digo que es inútil, porque si en su época ellos no concebían el tiempo de calidad, entonces jamás me lo pudieron brindar porque, por principio, no se puede brindar aquello que no se conoce.

Me pregunto también, obsesivamente, si el tiempo de calidad que a mí me dieron —asumiendo que así lo hicieron— fue de una calidad mayor, igual o inferior a la del tiempo de calidad que le dieron a mis hermanos. El problema se ha agravado porque, al realizar pesquisas entre mis cuatro hermanos, me he topado con reacciones inusitadas: nada más de pensar que uno de ellos —y al ser yo el más chico— me salga con un «¡N’hombre! ¡Tiempo de calidad el que a mí me dieron!», me entra un sentimiento inexplicable, una especie de dolor de muelas en el corazón; si uno de ellos, medio sorprendido por mi pregunta, me responde con un «La verdad no te sabría decir», pienso que está ocultándome algo y no sé por qué empiezo a sospechar que, en algunas de las muchas horas de tiempo que me brindaron mis papás —atreviéndome a calificarlas como tiempo de calidad—, en realidad me escamoteaban los minutos y por ahí, entre minutos y minutos, entremezclaban tiempo que o no era de calidad o era de una calidad inferior, y entonces me intriga saber a quién le dieron o qué hicieron con esos minutos de calidad que me escamotearon.

Por ejemplo, cuando mi mamá me llevaba al cine junto con mi hermana Maricarmen y mi hermano Toño, lo común era entrar al cine —lo cual, dado el sentido de la previsión que mi mamá tenía para todo, solíamos hacer con bastante anticipación— y, después de haber ocupado cuatro butacas céntricas, ver primero los cortos y luego la película en completo silencio y sin hacer comentario alguno. Hoy me pregunto si ahí en el cine, sentados en las butacas, sin hablar, uno de los tres estaba recibiendo un mejor tiempo de calidad o si éste era parejo.

¡Ah, qué tiempos de calidad aquellos…!

Otro asunto fundamental es definir si el tiempo de calidad puede medirse con el mismo sistema con el que medimos el tiempo convencional o si existe otro más sofisticado. Incluso, y ya entrados en esta clase de disertaciones, es válido preguntarnos si un reloj cualquiera puede medir el tiempo de calidad o si para ello se requiere uno de los relojes que, por regla general, sólo pueden permitirse aquellos de perfil ejecutivo. De ser cierto lo primero, habría que aceptar entonces que existen segundos de calidad, minutos de calidad y horas de calidad. Ya pensar en días de calidad sería demasiado ambicioso si partimos del supuesto de que el tiempo de calidad sólo pueden brindarlo aquellos que, justo, no tienen tiempo; aunque, claro, siempre existirá por ahí alguna alma privilegiada que, desprendida y generosa, pueda presumir que a alguien le brindó una semana de calidad —ya el mes de calidad queda desechado, porque sería un principio de contradicción para el concepto y un oxímoron de la temporalidad cualitativa.

Esta categorización del tiempo de calidad puede ser práctica para algunos fines, pero también puede ser un arma de dos filos y una herramienta que, en manos de una mente manipuladora y chantajista —o, bien, acorralada—, puede generar reproches como: «Yo lo que te pedía era que me brindaras, no horas de calidad, sino minutos de calidad», o reclamos más profundos: «Siempre sentí que, en tus minutos de calidad, los segundos no eran de calidad». Por supuesto, habrá quien, filosófico y maduro ante alguna desavenencia, exponga un geográfico y contundente «Creo que, entre nuestros tiempos de calidad, nuestros meridianos jamás correspondieron».

Aún sabiendo que, en mi caso, el interés por el tiempo de calidad siempre será en su aspecto teórico, he pensado seriamente qué instancia habrá más allá del tiempo de calidad, porque si el tiempo convencional pudo evolucionar hacia el tiempo de calidad, éste también evolucionará hacia algo mucho más especializado. Me atrevo aquí a postular e introducir en exclusiva que, después del tiempo de calidad, aquellos que hoy tienen la capacidad para brindarlo, tendrán la facultad para brindar «tiempo de excelencia».

Tiempo de excelencia

Si brindar tiempo de calidad pone a los privilegiados en el carril hacia la excelencia, al llegar a ésta —ya que deben de existir claves e indicios iniciáticos que les hagan saber que ya lo hicieron—, podrán brindar tiempo de excelencia, aunque todavía no sé si éste se vaya a brindar o se vaya a otorgar —volviendo a lo básico, es pertinente recapitular que quienes usamos el tiempo convencional sólo damos tiempo, mientras que los inmersos en el tiempo de calidad tienen la potestad de brindarlo y esto no es sólo una cuestión de semántica.

Como para muchas otras cosas, me queda el recurso de imaginar qué hubieran respondido mis papás de haberles formulado la pregunta: «¿Alguna vez me brindaron tiempo de calidad?». Las respuestas probables son contundentes: mi mamá me hubiera cuestionado: «¿Qué visiones son ésas?», y mi papá me hubiera respondido con otra pregunta: «¿Qué clase de estupidez me estás preguntando?».

Para terminar con este tema, y porque el tiempo de calidad es oro, les dejo estas sentencias, con la idea de que cada quien aporte las suyas, pero, eso sí, con la única condición de que, para hacerlo, se tomen su tiempo de calidad:

Consejo valioso: Te deseo que tu tiempo de calidad se vea multiplicado y que tengas la sabiduría para brindarlo con equidad y generosidad

Confidencia: No es que no les dé tiempo de calidad, lo que pasa es que ellos no saben distinguir entre mi tiempo convencional y mi tiempo de calidad

Frase sabia: Si alguien te hace perder el tiempo, procura que el tiempo que pierdas no sea tu tiempo de calidad

Queja: —Señorita, usted nada más me hizo perder mi tiempo de calidad. —Lo siento mucho, señor, pero yo no tengo la culpa de que usted haya dispuesto de su tiempo de calidad para realizar un trámite que bien se podría haber hecho con tiempo convencional.

Fuente: http://www.algarabia.com

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contibuír a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google

De risa. Está comprobado que reír tiene enormes benefficios para la salud. ¿tú los conoces?‏

derisaReír es una de las reacciones biológicas de nuestro organismo más saludables que pueda existir. Pocas veces le damos el valor real a la capacidad de reír e, incluso, hay personas que pocas veces practican el soltar una risa, carcajada o siquiera una leve sonrisa. Los efectos de la risa en la salud comenzaron a ser estudiados en la década de los años 30, pero fue 50 años después cuando encontraron su aplicación: Norman Cousinss era un periodista a quien le habían diagnosticado un tipo de artritis muy dolorosa. Decidido a no dejarse vencer recopiló la información generada años atrás sobre la risa y comenzó a ver películas cómicas, lo cual lo llevó a descubrir que mientras más se reía mejor se sentía de sus dolencias.

¿Risoterapia?

En los últimos años distintos especialistas desarrollaron una técnica psicoterapeútica que utiliza a la risa como el camino hacia la recuperación de distintos malestares. Esta técnica llamada risoterapia ayuda a eliminar bloqueos emocionales y físicos, nos permite relajar nuestro cuerpo, aumentar la sensibilidad de nuestras emociones y nos llena de energía positiva. Todos estos factores tienen una repercusión positiva en el cuerpo y la salud. Los beneficios mentales, emocionales y psicosomáticos no curan por sí solos una enfermedad, pero se ha demostrado que la risa consigue generar estados de ánimo buenos que influyen en nuestro cuerpo y en nuestra mente, ya que libera sustancias bioquímicas como la dopamina, un neurotransmisor que eleva el estado de ánimo; la serotomina, un tipo de endorfinas con efectos calmantes y analgésicos, y la adrenalina, que permite estar alerta y receptivos.

¿En qué ayuda?

Físicamente en:

* Reforzar el Sistema Inmunológico.

* Favorecer la digestión.

* Fortalecer el corazón.

* Mejorar la respiración.

Mentalmente en:

* Elevar la autoestima.

* Contrarrestar la tristeza y depresión.

* Descargar las tensiones.

* Favorecer la creatividad.

* Evitar pensamientos y emociones negativas.

* Combatir miedos y fobias.

* Fortalecer lazos afectivos.

* Trabajar contra la timidez.

* Reforzar la seguridad en uno mismo

¿Y tu huesito de la risa?

Según los médicos de la risa, todos tenemos un huesito que al ser tocado, nos puede llevar a tener enormes carcajadas. ¿Has escuchado hablar de ellos? Se trata de una Asociación Civil Mexicana que busca llevar alegría a personas que se encuentran en estado vulnerable, la intención es mejorar su calidad de vida y ayudarles a recuperar la salud.

Este proyecto, denominado RisaTerapia: alegría en movimiento, trabaja en México desde 1999 realizando visitas personalizadas en instituciones de salud. Sus personajes conviven con los niños en hospitales, con sus familiares y con los médicos que los atienden para hacerlos sonreír. También existen otros voluntarios llamados Promotores de alegría que llevan alegría en espacios donde se acumula el estrés.

Si quieres donar un poco de tu felicidad al mundo, inscríbete como voluntario en RisaTerapia, para saber cómo hacerlo, entra en su página web: www.risaterapia.org

¿Sabías que…

La película Patch Adams está basada en la historia real de un doctor del mismo nombre que dedica su vida a combinar los tratamientos médicos con la risa, buscando mejorar la recuperación y calidad de vida del pacientes? La película fue interpretada por Robin Williams.

Fuente: http://www.yocondiabates.com

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contibuír a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google

La Influenza: Consejos para controlar nuestro miedo y ansiedad

angustiaMente sana en cuerpo sano, fueron las palabras de Platón, que también deberían ser consideradas al revés: Cuerpo sano en mente sana. Es decir, es muy importante conservar la calma y el control de nuestras emociones, para preservar nuestra salud; sobre todo en estas fechas en que el virus AH1N1 de la influenza humana ha brotado en diversas partes del país.

A continuación, algunos consejos que serán de gran ayuda a nuestros lectores para sobrellevar esta etapa.

1) INFORMACIÓN ES PODER. Es verdad, la información confiere poder a quien la obtiene. El poder de tomar decisiones, de protegerse, de tomar previsiones. Por lo tanto, trate de obtener la información de fuentes importantes y verídicas, no de rumores o de opiniones no especializadas. Es primordial que usted tenga conocimiento de qué es la influenza, cómo prevenirse, así como de qué hacer en caso de contraerla. La influenza no es mortal, si se trata a tiempo. Procure también una o dos veces al día regresar a esas fuentes de información para enterarse de nuevos datos que se vayan incorporando. Después relájese. No se la pase ante el televisor o el Internet escuchando y leyendo la misma información una y otra vez. No se obsesione. No autogenere psicosis.

Le recomendamos el link de la Secretaría de Salud para obtener información precisa y útil:

http://portal.salud.gob.mx/

2 ) AHORA CUMPLA LOS LINEAMIENTOS DE PREVENCIÓN. En estos días, son muchos los que nos recitan de memoria qué debemos hacer para prevenir el contagio de influenza, pero son los primeros en llevarse los dedos a la nariz o saludarnos de mano. Usted que ya tiene la información precisa de prevención, ahora cúmplala, sea un ejemplo para su familia y conocidos, y de ser posible, exija que se cumplan los lineamientos de higiene, por el bien de todos.

3) ES IMPORTANTE MANTENERSE SERENO, RELAJADO.. Está comprobado que un estado de tensión o ansiedad puede provocar una baja en las defensas del sistema inmunológico, poniéndolo en riesgo. Por lo tanto, ahora es el momento de demostrar el temple, así que relájese, trate de concentrarse en su trabajo o en su familia, piense en cosas constructivas. Si siente que no hace más que pensar en la influenza, lea libros y revistas, o mire otros programas en la TV, que sean muy entretenidos o interesantes. Ahora que los hijos están sin clases, organicen actividades juntos, como cocinar entre todos o jugar un juego de mesa. Es importante también que no permanezcan encerrados, traten de salir fuera (evitando las aglomeraciones o los tumultos), o a visitar familiares.

4) EN CASO DE UN ATAQUE DE ANSIEDAD.. De ser así, cambie de inmediato su postura tratando de calmarse (si está sentado, levántese; si está de pie, siéntese: lo importante es cambiar su fisiología. Si es necesario, dígase mentalmente la orden: RELÁJATE y repítaselo las veces que sean necesarias. Trate de respirar normalmente. Sienta todo su cuerpo, perciba la energía fluyendo libremente, sin estancamientos. Camine un poco por el lugar, y mueva sus articulaciones: cuello, hombros. Controle sus miedos pensando en lo importante que es para sus seres queridos verlo entero y calmado.

5) CONSERVE SU BUEN HUMOR. Está comprobado, el buen humor ayuda a sobrellevar épocas de gran ansiedad. Haga bromas, diga chistes de la influenza, escuche por Internet la cumbia de la influenza. Quítele a la influenza toda su aura, y conviértala en lo que es: un virus que ni siquiera tiene células propias. Así que ríase -con todas sus células- de la influenza, que reír sólo le aportará beneficios: una mejor circulación sanguínea, aumento en las endorfinas y fortifica su sistema inmunológico.

6) NO SE PARALICE. Que el pánico no paralice sus actividades. Todos los días hemos salido a la calle, y no nos ha detenido el riesgo potencial de otras enfermedades. Sin embargo, la prevención, la higiene, o un sistema de defensas fuerte en su organismo, le mantuvo saludable. Sea responsable, pero no al grado de que el pánico le invada. Tome todas las precauciones sanitarias, pero no paralice su vida. No deje de realizar las actividades que son importantes para su bienestar básico y el de su familia.

Esperamos que estos consejos le sean de gran ayuda. Si siente que necesita más asesoría o ayuda psicológica, no dude en acudir o llamarnos a Psicoterapia Holista.

Fuente:  Carlos Robles Cruz, Psicoterapeuta.

CARLOS ROBLES CRUZ, MTRO. EN PSICOLOGÍA

(University of Minnesota/Lacrosse University, EUA)

Desde sus inicios profesionales hace más de treinta años, en las áreas del arte, la psicoterapia y el desarrollo humano, el Psicólogo Carlos Robles Cruz ha investigado sobre la relación entre la experiencia creativa y el ser humano holista. Ha trabajado con jóvenes y adultos propiciando espacios adecuados para el mejoramiento y la expansión de las habilidades humanas.

* Especialista certificado en Programación Neurolingüística, por Grinder, DeLozier y Asoc. (1991). Especialista diplomado en Terapia Breve, por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla. (2004).

Instituciones en las que ha brindado conferencias, cursos, talleres de consultoría psicológica, educativa y empresarial: Televisa, Pemex, Universidad de las Américas-Puebla, Augsburg College (E.U.A.), Aglo Consultores, Universidad de Liege (Bélgica), Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, CHYC transportes, Aga, S.A., Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, Colegio de Contadores de Oaxaca, Universidad Regional del Sureste, Trinity College, de Irlanda, etc.

***********

Esta información ha sido organizada/distribuida por:

Lic. Isis Estrada Quintero, área de Logística/ Emarketing.

PSICOTERAPIA HOLISTA

Calle Monterrey No. 185, Fracc. Costa Azul

(Atrás del Club de Golf)

ACAPULCO, GRO.

Teléfono para programar cita: 4-84-38-93

Correo Electrónico:

psicoterapiacrc@gmail.com

Visita nuestros sitios web:

http://psicocrc.blog.com.es/

http://psico.org/centro-9914

(Le recordamos que Psicoterapia Holista da un servicio de consulta privada, nuestras instalaciones son 100% higiénicas y seguras.)

(Sé un ángel y distribuye esta información a todos tus contactos. Nunca sabes cuál de ellos podría estar necesitando este servicio).

Yoga para enfermos de Alzheimer‏. Ejercita tu mente, no la dejes morir

Ayer escuché una noticia que me pareció importante y de la cual habremos de investigar para dárselas a conocer, les estoy hablando del descubrimiento de que también a los jóvenes nos puede dar la enfermedad de Alzheimer. Y mientras esa información la tenemos les damos otra nota con relación a esta enfermedad que es una de las enfermedades del siglo XX ¿o XXI?

Patrice Flesch es maestra de yoga. Palabras como “concentración”, “enfoquen su atención” y “recuerden” aparecen constantemente en la clase de Flesch, una clase de yoga especial para enfermos de Alzheimer. Dos veces al mes, Flesch adapta ejercicios y tipos de respiración para personas que sufren de Alzheimer y otras enfermedades relacionadas con la pérdida de memoria. Ella piensa que al estirar el cuerpo, se relaja la mente, lo que a su vez facilita la concentración y el poder recordar cosas inmediatas.

La clase también funciona como un espacio de reunión social, otorgándole a la gente un lugar para conocer a otros pacientes, aun cuando probablemente no se recuerden unos a otros.

Aunque los diferentes tipos de yoga se han utilizado como medio de relajación para personas enfermas y débiles, el enfoque holístico de Flesch es único.

Trata a sus estudiantes de tal forma que les transmite gracia, dignidad y una sensación de control sobre una enfermedad que con frecuencia los hace sentir impotentes.

“Es muy elemental; este tipo de ejercicios favorecen la concentración, lo que se relaciona con la memoria”, indicó Flesch, fotógrafa e instructora de yoga desde hace 35 años. “El yoga entrena al cerebro para que aprenda a concentrarse. Eliminar el estrés te ayuda a concentrarte más”.

El yoga tiene un papel muy importante en el ejercicio relajante y suave que necesita la gente que sufre de Alzheimer, según la Asociación para el Alzheimer en Massachusetts, New Hampshire.

Están surgiendo clases similares en otros lugares. En Pensacola, Florida, una clase llamada Super Brain Yoga (Yoga Súper Cerebro) combina movimiento con respiración para agilizar la actividad cerebral en adultos con pérdida de memoria.

Un estudio dado a conocer el año pasado durante la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer para la Prevención de la Demencia- realizada en Washington, D.C.- mostró que practicar meditación de manera regular puede mejorar las funciones cognitivas en personas que sufren pérdida de memoria.

Ya sea que mediten por su propia cuenta o en una clase de yoga, los pacientes pueden beneficiarse de ello, mencionó la doctora Paula Raia, directora del área de cuidado al paciente y la familia de la Asociación de Alzheimer de Estados Unidos.

La demencia y el Alzheimer causan estragos en el cerebro y quienes lo padecen sufren de nervios y están propensos a sufrir ansiedad. De forma gradual experimentan pérdida de memoria, intelecto y habilidades sociales y poco a poco van perdiendo el contacto con la realidad.

“El yoga puede ayudar a que la persona se mantenga en movimiento por ciertos periodos de tiempo”, señaló
Raia. ”La relajación que se produce a través del estado de consciencia promovido por el yoga, hará que la persona pueda dormir mejor, se ponga menos nerviosa y esté más tranquila. También es una oportunidad para socializar y conocer a otras personas con la misma enfermedad, de modo que sienten que no están solos y con ello, se matan varios pájaros de un tiro”.

Flesch modifica las posturas y movimientos del yoga tradicional para trabajar más con las funciones cognitivas: enfatiza los movimientos de las manos, la repetición y el canto.

“Es muy bueno relajarse y estar totalmente enfocada en lo que estás haciendo”, dijo Courtney, alumna de Flesch. Al igual que sus compañeros de yoga, comenzó a olvidar cosas en su vida cotidiana: olvidaba las llaves en la recámara, trataba de poner el café en el cuarto de lavado en vez de la cocina, olvidaba porqué estaba en cierta habitación.

“Es muy perturbador y frustrante”, mencionó Courtney, quien lleva las llaves atadas a una cadena colgada del cuello para que no perderlas. “Dejaba algo en el piso y no recordaba dónde lo había puesto, a veces no podía acordarme de alguna palabra”, dijo Courtney quien además señaló que el yoga le ha dado un poco de consuelo. “Te mantiene en contacto con tu cuerpo”, dijo mientras se estiraba. “Es algo muy reconfortante”.

Fuente: http://www.noticias860.com.mx

Te recomendamos leer:

Una nueva esperanza para el alzheimer, el dolor del olvido‏

Ejercítate … Gimnasia cerebral

Buscan demostrar que la yoga cura el cáncer

¿Qué es el yoga? (parte 1)

¿Qué es el Yoga? (parte 2)

Ashtanga yoga