Ubicado en Polanco, este restaurante ofrece deliciosos platos españoles enmarcados en un contexto que recuerda las épicas batallas del Cid

tipkids.com

“Regresó victorioso y los gremios asistieron al largo banquete que los reyes ofrecieron como triunfo.” La frase, escrita con caracteres medievales, aparece bajo un hermoso dibujo en que se ilustra una concurrida mesa antigua en la que diversos personajes, que se adivina son caballeros al servicio del rey, disfrutan de un interminable desfile de viandas.

Se trata de la primera página de la carta. Estamos en La Torre de Castilla, restaurante en el que la Edad Media encuentra un espacio para existir de nueva cuenta, aun en medio del bullicio de la creciente modernidad.

Su chef ejecutivo, Mauricio López, se forjó como lo hacían los antiguos cocineros de los soberanos, desde los más elementales pasos.

“No estudié, yo más bien me dediqué a cocinar. Empecé ayudando en la cocina, lavando platos, picando verduras, pero poco a poco me fui desarrollando. De vez en cuando dejo de dirigir y me pongo a cocinar con mis propias manos; de lo contrario, me aburriría”, expresa.

La decoración del lugar aporta el elemento crucial para viajar en el tiempo. La roca, el hierro y la imitación de un castillo como los que nos imaginamos cuando leímos El Cantar del Mío Cid en efecto nos hacen dudar si por las puertas de la cocina, ubicada junto al descomunal horno de leña donde se asan los lechones, pechos de ternera y corderos, saldrá no un mesero provisto de una charola, sino Rodrigo Díaz de Vivar, en persona, con su lanza apuntando hacia el cielo.

La travesía continúa en la superficie de nuestra lengua, donde los platillos comienzan a librar épicas batallas por extender el dominio de su sabor. Notables contrincantes son el Salpicón de Salmón y el Jamón Ibérico con Queso Manchego Español como entradas; aunque ya arremeten con bravura los camarones Iñaki, dispuestos a conquistar toda la campiña de nuestro paladar. Sin embargo, el combate apenas crece en emociones cuando la caballería de los platos fuertes hace sentir su presencia y uno no sabe si decidirse por la exquisita Paella Valenciana, La Tortilla Española con Bonito y Espinacas o El Lomo de Huachinango Deshuesado a las Brasas.

Al final, el triunfador es el comensal, que ha tenido la fortuna de degustar las exquisiteces de la cocina española tradicional, preparadas por el chef Mauricio López, quien se toma la molestia de realizar un menú sugerencia que cambia todos los días.

Dónde y cuándo

• Esopo 31

• Col. Polanco Reforma

• Tel. 5282-3540 / 5281-0906

• Lun – Mier 13:00 a 23:00 hrs.

• Jue, Vier y Sáb. 13:00 a 24:00 hrs.

• Domingo 13:00 hrs a 19:00 hrs.

Servicios

• Estacionamiento gratuito.

• Servicio de bar

• Ludoteca y niñeras

• Terraza de fumadores

• Privados


card.ly

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.

Anuncios

Jaso: Un sitio en Polanco que suma la decoración más exquisita, la música de un DJ neoyorkino y las especialidades de dos chefs graduados en Nueva York,‏

jaso.com.mx

Sus propietarios, los chefs Sonia Arias y Jared Reardon lo definen como un sitio que va más allá de un simple restaurante. Su objetivo es poner al servicio del gusto el resto de los sentidos, con el objetivo de dar vida a un autentico Spa Culinario.

Arias –chef pastelera– y Reardon –responsable de la carta del lugar– se conocieron en Nueva York cuando estudiaban en el Culinary Institute of America. Ahí iniciaron una relación romántica que habría de desembocar en una colaboración laboral. Ése fue el inicio de Jaso, que habría de abrirse desde 2007 en Polanco.

Con ayuda de los arquitectos Juan Pablo Serrano y Rafael Monjaraz, los dueños del Jaso conformaron poco a poco un sitio en el que la decoración misma invitaba a explorar las delicias de la cocina moderna americana, preparada con elementos orgánicos, naturales y de la más fina calidad.

El restaurante cuenta con rincones que hacen la delicia de la vista, por los elementos naturales que presenta. Desde el antiguo pirul que fue rescatado por Sonia y Jared para crear la recepción hasta el jardín en el que se alberga un cuadro natural que se modifica periódicamente y se adorna con flores, hasta las chimeneas que proveen el calor en las temporadas decembrinas, el Jaso pone especial esmero en su apariencia para invitar a abrir apetito.

El lugar cuenta además con un área lounge, un comedor principal, dos áreas de bar y una terraza. Dentro de su cava también se pueden reservar eventos especiales cuando se requiere de mayor intimidad. Muchas parejas han celebrado momentos especiales en su interior, como la entrega de anillos de compromiso.

Igualmente, importantes negocios se han cerrado para después chocar una botella de vino de la colección particular del Jaso, conformada por las más exclusivas botellas internacionales.

La experiencia no se limita a las cuatro paredes, puesto que quien lo desea puede adquirir muchos de los productos preparados en el restaurante dentro de su tienda.

La música es otro de los detalles tan bien cuidados por sus propietarios. El reconocido Dj Timka, quien labora en el Buddha Bar de Nueva York, se encarga de diseñar las mezclas que posteriormente serán reproducidas en el Jaso.

Por las razones anteriormente anunciadas, el lugar se prepara para recibir a los enamorados en este cálido mes. Febrero albergará un menú especial, principalmente enriquecido con alimentos afrodisíacos, para ofrecer toda una terapia emocional que iniciará en el paladar.

Recomendaciones

Garra de león de Baja acompañada de algas hijiki, flote dulce amarillo y bok-choy asiático, enmarcado en una salsita de mantequilla con destellos a jengibre.

Tarta de chocolate combinado, rellena de nuez picada caramelizada en nube de vainilla de Papantla.

Ravioles de foie gras con salsa de trufa negra acompañados

de uvitas concord maceradas, rayadura de chocolate venezolano y láminas de queso parmesano.

Dónde y cuándo

• Newton 88, Col. Polanco

• Teléfono: 5545-7476

• Comida: Lunes – Sábado 2:00 pm – 6:00 pm

• Cena: Lunes – Sábado 6:00 pm – 11:30 pm

Servicios

• Lounge

• Bar

• Valet Parking

• Cava

• Chimeneas

• Semiprivado

• Reservaciones en linea: http://www.opentable.com/single.aspx?rid=6303&restref=6303

Sigue su twitter en http://www.twitter.com/jasorestaurant

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.

¿Tienes reunión? ¿Algún evento en tu casa? O simplemente para ti, dale este gusto a tus sentidos. Disfruta de tu tabla de quesos

eventospremium.com.ar

En general se toma una base de cinco quesos: 2 duros, 2 semiblandos y uno blando, a los que pueden agregarse toques diferentes. Por ejemplo, alguna pastita de queso.

Para prepararlos se recomienda quitarles la cáscara, salvo excepciones como el brie y el camembert, en los que se come todo.

Es importante la forma de cortarlos, para que no pierdan su forma, presencia o sabor. Por ejemplo, si se trata de un gruyer, que se vean los agujeritos; si es un roquefort o queso azul, que no pierda la veta.

Aquí va una posible tablita con la respectiva forma de cortar cada queso:

Queso banquete de Tandil: muy sabroso y en forma de barra. Se corta en lonjas de medio centímetro, que a su vez se dividen a la mitad.

Fontina picante: de pasta firme, ideal para acompañar con vinos recios. Se corta en trozos triangulares.

Gruyere: se corta igual que el anterior.

Parmesano: (si es al aceto, ya viene condimentado con aceto balsámico de Módena). Se tasca, es decir se desgrana.

Mozzarella trenzada: se la puede combinar con tomatitos secos y rociar con el aceite de la preparación. Otra opción es servirla en tabla aparte. Se corta en fetas

Hay otros quesos que se pueden agregar o combinar, según el gusto de los comensales:

Roquefort, se tasca.

Queso de oveja, en lonjas.

Queso de cabra, ídem.

Quesos de moho (camembert, brie). Con cáscara y cortado en triangulitos.

¿Otras opciones para sumar delicias? Cremas de quesos, como la pasta mediterránea para untar hecha a base de queso mascarpone, olivas negras, anchoas y alcaparras; o de salmón, con queso mascarpone y salmón ahumado.

Cómo servirlos

Colocarlos en forma de abanico, en una tabla de madera, respetando el orden: de suaves a picantes, y de blandos a duros.

Este es el orden ideal para saborearlos también: es decir primero las pastas suaves, los blandos y luego los más fuertes y los duros.

En pequeños recipientes se pueden colocar aderezos para los quesos, tales como mostaza con pimienta negra en grano, ideal para el gruyer o una vinagreta de aceite de oliva y hierbas para la fontina o el queso de oveja.

También es bueno acompañar la tabla de quesos con frutas frescas (uva, pera, duraznos, damascos, kiwi) que se llevan perfectos con el brie y el roquefort y frutas secas (almendras, nueces, pistachos, castañas), excelentes con el brie o el gruyere.

Para beber, el maridaje perfecto es un vino tinto (Cabernet Sauvignon, malbec, syrah o pinot noir), pero también es viable un romance de picada con cerveza.

Asesoría: Almacén de las Delicias. ¡Muchas gracias!

Fuente: enplenitud.com

Fuente: http://www.elmundo.es por Sergio Rodríguez

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.

Otra recomendación: El 107 en Polanco, un lugar a descubrir. Ya nos veremos algún día por allá

Su cocina mexicana contemporánea y sus instalaciones súper cálidas y chic, con una terraza espectacular con vista a la fuente del Parque Lincoln en el corazón de Polanquito, su chimenea, la salita para echar los drinks después de una maravillosa cena y la gente que ya está haciendo de su visita una costumbre, hacen de CIENTOSIETE el lugar perfecto para pasar un maravilloso rato. Desde un ceviche de atún, unos tacos de pulpo en su tinta, pasando por una crema de elote, unas almejas chocolatas o el famoso pastor, son el complemento perfecto para tomar desde una cerveza helada hasta un buen vino, escuchando la mejor música de Polanco, todos los fines de semana!….

Fuente: http://www.queremoscomer.com

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.

Andrew Zimmern, un chef exótico recorriendo el mundo‏

ZimmernAndrew Zimmern es un chef y escritor gastronómico de renombre internacional que recorre las regiones más distantes en busca de nuevos y excéntricos sabores. Con un estómago a prueba de balas, degusta los platos más raros que te puedas imaginar ¡y los encuentra sabrosos! Actualmente tiene un programa de televisión donde relata las experiencias culinarias de sus viajes alrededor del mundo. ¡Conozcamos más sobre las aventuras de este chef tan particular!

De España a Ecuador, de Nueva York a Nueva Guinea, no hay límites para este Indiana Jones de la gastronomía, que aprovecha cada viaje para mostrar la belleza y las tradiciones culturales de cada región.

Si no fuera por el aporte de gente como él, entre otros grandes como Anthony Bourdain, nuestra visión sobre la gastronomía sería mucho más limitada.

“Me encanta viajar y explorar lugares nuevos, de modo que hablarle a una audiencia amante del turismo es una oportunidad que no podía dejar pasar”, dijo Zimmern en una entrevista.

“El viajero de hoy día es más aventurero que antaño y se interesa mucho por conocer las diferentes culturas del mundo y sus tradiciones”.

“Como industria, el turismo gastronómico presenta una manera diferente de elegir un destino. Por eso la cocina es mi brújula y me gusta transmitir las experiencias que vivo en cada destino”.

A través de sus muchos largos recorridos, Andrew Zimmern se dio cuenta de que la mejor manera de llegar a conocer a fondo una cultura es investigando sus platos autóctonos, llegando a la conclusión de que detrás de cada uno de ellos se esconde el pasado y tradiciones de una región.

Además, es la mejor excusa para conocer las maravillas naturales de cada lugar.

Un chef fuera de lo común

La fama de Zimmern también se debe a su estómago “a prueba de balas”, dado que no teme degustar los platos más exóticos, extraños y, en apariencia, poco apetecibles.

Para él, lo que en un lugar es considerado algo extraño, que nunca te atreverías a probar, al otro lado del mundo es una comida deliciosa o sagrada.

Así fue como gracias a su programa de televisión llamado “Comidas exóticas” conocimos la ensalada de lengua, los ojos de borrego, las pezuñas de vaca hervidas, los grillos fritos, el potaje de caracol, la gelatina de nariz de alce y hasta la tarta de paloma.

Comidas exóticas: un viaje por el mundo

Varios son los destinos que recorre Andrew Zimmern en sus viajes por el mundo. Conozcamos qué fue lo más destacable de cada lugar:

Marruecos

En Marrakech hay una especie de circo sobre una enorme plaza, donde además de disfrutar de un show espectacular se pueden degustar platillos increíbles como ojos de cordero asado.

España

Lechón, estofado de perdiz, orejas de cerdo y testículos de toro son algunas de las delicias que saboreó en Madrid y Barcelona, en el restaurante más antiguo (“El Botín”) y el mercado más grande de España. En “El Bulli” (considerado por muchos como el mejor restaurante del mundo) se encontró con Ferrán Adria, un verdadero alquimista culinario.

Filipinas

En Angono visitó un restaurante que además es una galería de arte. Muchos pondrán cara de asco, jeje, dado que el manjar que le sirvieron fue rana rellena y gusanos gigantes. Obviamente Andrew les echó un poco de sal para que estén más apetitosos.

Ecuador

En Quito y en la selva del Amazonas prueba unas riquísimas hormigas, pirañas y larvas de coco a la parrilla ¡delicioso!

Reino Unido

En Escocia probó las comidas más raras, como los “hagins” (vísceras de cordero trituradas con papas y zanahorias). Como broche de oro, en Londres come anguilas estofadas y corazón de toro.

Estados Unidos

En Nueva Orleans degustó un hermoso platillo de queso con lagarto y en Mississippi mapache y zarigüeya.

Alaska

Yo nunca hubiera creído que existía la gelatina de nariz de alce, la pizza reno o el helado de pescado, pero en Alaska están bastante acostumbrados. Fue aquí que Zimmern conoció lo que es vivir en un iglú. Conocer el imponente paisaje glacial fue una experiencia inolvidable.

Puedes conocer más sobre Andrew Zimmern visitando su sitio web www.Andrew Zimmern.com

Fuente: viajeros.com

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.

Bento

Imagina que estás en el trabajo y que llega la hora de comer, vas al comedor, y cuando abres la tartera te encuentras algo así: Bueno, pues estas comidas tan vistosas que yo más bien pondría en un marco, se llaman bento, y su origen, como no, es japonés; suelen contener arroz, pescado o carne y una guarnición o acompañamiento, por lo general a base de vegetales.

Se tiene constancia de que ya se preparaban, aunque de una forma más tosca, en el periodo Kamakura. Y para rematar, les invito a que se hechen un clavado este vídeo en el que se muestra como se elabora una de estas pequeñas obras de arte. Bon apetit!

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.

Para desayunar o comer. Una exquisita sugerencia. Con dieta o sin ella, aquí te vas a deleitar!

Una deliciosa propuesta especialmente para el desayuno o la comida. No dejes de probar sus “tartines”, su exquisito café en sus diferentes presentaciones, su pasteleria, pan y diferentes productos organicos y “spreads” para llevar. Dirección: Oscar Wilde 20 Col. Polanco

Teléfono: 52 80 07 59

http://www.lepainquotidien.com

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.

Cicero, la experiencia culinaria mas Trendi de la ciudad de México

cicero “De la vista nace el amor”, reza la popular frase. Y, ¿cómo no acabar seducido por la singular elegancia de este restaurante? Se trata de un lugar que encuentra en sus dos espacios, el contraste ideal para cualquier gusto. Un ambiente tenue, casi en la penumbra, el cual recibe a los comensales y provoca en ellos suspiros; o la terraza, cuyo paisaje espectacular evoca sensaciones de tranquilidad y privacidad.

Este sitio, idea del reconocido chef Daniel Ovadía, retoma platillos de la cocina mexicana para fusionarlos con lo moderno. Para abrir el apetito, uno puede ir descubriendo la intención de Ovadía con una entrée, como unas papas a la francesa elaboradas con aceite de trufa blanca y queso parmesano, las cuales sugieren lo que está por venir.

La elección del vino no es tan sencilla; Cicero cuenta con una reserva de 235 etiquetas de todo el mundo. Lo mejor es preguntar a quien nos atiende, cuál es la mejor opción. En este caso, un exquisito Lan Rioja Reserva 2004.

Entre los manjares que ofrece el menú, la elección fue unos Tacos de camarón al ajillo, servidos en una pequeña pirámide que cautiva desde el primer vistazo. Un toque exacto de ajo y la frescura del aderezo de mayonesa con cilantro, destacan las habilidades del chef, quien con esto demuestra que no es necesario buscar el hilo negro para crear un gran platillo. Otra recomendación fueron los Crujientes de Fideo, similar a una torta de tamal gourmet y cuyo sabor no resulta ajeno a lo que está acostumbrado un buen paladar mexicano.

El plato principal fue Filete con Café, una alternativa exótica quizás, pero de un gusto sublime. Se trata de un jugoso trozo de carne cubierto por una costra de pimienta y café molido, aderezado por una salsa también de café y se sirve acompañado por un puré de papa con betabel.

Los sabores de temporada están presentes en Reserva Cicero 555. Así, el chef ofrece postres tan divertidos como deliciosos: el Fondant de Zapote Negro, por ejemplo, resulta una propuesta trasgresora.

A pesar de que el restaurante lleva apenas un par de meses de haber abierto su mesa al público, basta echar un vistazo a la carta para saber que, al descubrir títulos como Camarones con ajonjolí y mole, se trata de un restaurante mexicano que se perfila como uno de los lugares más chic de la Ciudad de México. Y es que, se trata de una oferta culinaria que coquetea con los sabores.

Fuente: http://www.playboy.com.mx

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contibuír a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google

Para este fin de semana: Queso a la parrilla, un bocadillo gourmet. Una mezcla de sabores y olores que te van a dejar picado. Una receta del Chef Chris Santos

Chef Chris Santos

Foto: askmen.com

Cuándo yo era un niño, el queso asado a la parrilla fue una de las primeras cosas que aprendí a hacer yo mismo. Pero a diferencia de los otros niños de vecindario, no era suficiente el servir rajas de jalapeño junto a unas buenas rebanadas de queso sobre pan blanco Wonder ah! y montones de mantequilla. Pero esos fueron mis deliciosos inicios, después descubriría algo realmente delicioso. El queso asado a la parrilla pasó a ser parte de bocadillos más complejos, con tocino frito y crujiente y un poco de rosbeef, adornado con una ensalada ranchera o lo que tuviera a la mano. No importaba, era como magia — todo lo que hacía un queso asado a la parrilla.

Ahora, años más tarde, mi afición por el queso a la parrilla no ha cambiado en nada. Dado que soy un chef y trabajo en las noches, un queso asado a la parrilla es preparado en la estufa al final de cuentas. Satisface todo lo que yo pueda pedir a las 3 de la mañana y me remonta a aquellos recuerdos nostálgicos. Es también un excelente remedio para una cruda y ayuda a absorber las bebidas que te hayas tomado en una fiesta.

El queso que me preparo en mi trabajo, en el Stanton Social, donde soy el jefe de cocina ejecutivo, incluye tomates verdes fritos, tocino con jalapeño y un aioli de gazpacho para formar una riqueza humeante en la parrilla. Cada mordedura de mi bocadillo asado a la parrilla de queso me hace sentir como un niño de 13 años de edad consentiéndose. Sea lo que sea que utilices, trufas, manzanas,  aguacate, jitomates verdes ácidos o chorizo cortado y puré asado de ajo, agrégale lo que quieras y no tengas miedo de experimentar!

Así que la próxima vez  que tengas hambre, prepárate algo melty y crujiente, el tiempo que le puedes invertir es el mismo que para otras cosas menos ricas, prueba una de estas variaciones en tu próximo queso a la parrila.

Y he aquí la super receta para este fin de semana:

Mini grilled cheddar sandwiches con tocino curado con jalapeno y tomates fritos

Para comenzar, necesitarás un queso chedar con un par de años de añejamiento y una barra de pan de centeno en rebanadas delgadas, o de cualquier otro pan de tu elección.

Vamos por partes

Tocino al Jalapeño

Los ingredientes:

2 cucharadas Chile en polvo (chile desecado en polvo)

500 grs de tocino ahumado

chile jalapeño,  picado tan pequeño como sea posible (al gusto)

Las instrucciones:

Cubre una tira de tocino con el polvo de Chile. Gira el tocino sobre y rocíae el otro lado levemente. Cúbrelo con los jalapenos picados  y cubre esto con otra tira de tocino. Rocía levemente con una combinación de especias de tu gusto (oregano, cominos etc) y dispersa más jalapenos picados encima. Repite hasta que  hayas utilizado todo el tocino. Déjalo en reposo un mínimo de 24 horas. Para cocinarlo, coloca el tocino en una sola capa en un anaquel de alambre sobre una cacerola. Cocina para aproximadamente 15 minutos en en el horno, verificando de vez en cuando para que el polvo no se tueste. Cuando esté listo, corta el tocino en tres.

Gazpacho aioli

Los ingredientes:

1 jitomate amarillo

1 pimiento morrón

pimienta amarilla

1 chile jalapeño

pimienta

chipotle

1 pepinopelado y picado sin semillas

1/2 taza de jugo de jitomate

el zumo de 2 limones

2 dientes de ajo

1 cucharada de cilantro

5 yemas de huevo

1 taza de aceite vegetal

1 1/4 taza de aceite de oliva

1 cucharada de mostaza Dijon

Las instrucciones:

Mezcla todo, excepto los dos aceites en un procesador de alimentos o en la licuadora hasta que tenga una consistencia cremosa, poco a poco incorpora los acietes hasta que estén complatamente integrados. Sazona con sal.

Tomates fritos

Las Instrucciones: Toma cinco tomates, quítales la cáscara y córtalos en rebanadas delgadas. Empanízalos en harina, huevo y pan molido y fríe hasta que estén crujientes en una cacerola con 4 cucharadas de aceite vegetal.

Armar el sandwich

Coloca los ingredientes en la orden siguiente entre las dos rebanadas de pan

Gazpacho Aioli

Queso chedar

El Tocino

Los tomates fritos

Cilantro

Queso Cheddar

Aioli

Opciones para el queso asado

Todos quesos asados a la parrilla se acompañan con pan. Prefiero el pan tipo brioche delgadamente cortado, pero realmente el pan que sea de tu agrado estará bien.

Opción 1: Agrega manzana verde finamente cortada enmedio las rebanadas del queso cheddar, rocía con aciete de trufa, sal y pimienta al gusto.

Opción 2: En medio de rebanadas de queso manchego o de queso con rajas de jalapeño, coloca rebahandas delgadas de jitomate y aguacate, sazona al gusto con sal y pimienta y con un poco de aceite de oliva. Rocía con chile en polvo y algunas hojas frescas de cilantro.

Opción 3: Agrega chorizo finamente cortado y asado a la parrilla y un puré de ajo y mayonesa.

Ahora si, disfrútalo!!

Fuente http://www.askmen.com por Cris Santos tradución RadioContempo Magazine

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contibuír a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google

Cocina con vino. Suavizar la carne, añadir color y, por supuesto, intensificar el sabor de los ingredientes son sólo algunas de las bondades que la bebida brinda‏

cocina Pablo San Román señala que entre sus platos favoritos están los potajes y el estofado de rabo de toro, el cual elabora con un toque de vino tinto. De hecho, éste es uno de los ingredientes que no puede faltar dentro de la “le añade una presencia diferente a los platillos”.

La costumbre de agregar esta bebida a las recetas viene de la cocina francesa tradicional.

“Lo importante al momento de agregar este componente a un guiso es la calidad del vino y la óptima reducción que se haga de él”.

Con “reducción” se refiere a hervir el vino hasta obtener una consistencia melosa y evaporar las notas de alcohol. La cantidad que se añada dependerá del gusto de cada persona.

“Debe emplearse cuando, por ejemplo, la carne y las verduras están listas para eliminar el contenido alcohólico y equilibrar el sabor”, el vino blanco le va mejor a las pastas y al pescado, mientras que el tinto es idóneo para aves y productos de caza. Además, ambas variantes pueden usarse en postres, sobre todo las que cuentan con notas dulces, así como los licores.

“Aunque el vino puede mezclarse casi con cualquier guiso, prefiero utilizarlo con platillos derivados de la cocina mediterránea, ya sea la francesa, la italiana o la española, de Burdeos, de la Rioja y Ribera del Duero y por supuesto, los de origen mexicano, en especial de la zona de Baja California, los cuales van muy bien con carnes rojas”.

La temperatura idónea para cocinar el vino, es de media a fuerte al inicio y baja para terminar. Lo ideal es regularla para que reduzca solo.

Suavizar la carne, añadir color y, por supuesto, intensificar el sabor de los ingredientes son sólo algunas de las bondades que la bebida brinda.

Fuente: http://www.eluniversal.com.mx por Natalia Gutiérrez

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contibuír a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google

La buena mesa festeja en Tequisquiapan. El queso y el vino, dos componentes europeos, ya tienen carta de arraigo en nuestro país‏

quesoTequisquiapan ha heredado dos de las tradiciones que llegaron hace siglos desde la península ibérica: el queso y los viñedos. Ahora, siglos después, ya arraigados en estas tierras y con buen tinte mexicano, estos dos infaltables de la buena mesa celebran su fiesta anual del 29 de mayo al 7 de junio.

Habrá cata de vinos, conferencias, recomendaciones de expertos sobre el maridaje, que es el arte de combinar cierto platillo con determinado tipo y cosecha de vino.Incluso actividades infantiles para aprender el proceso de fabricación del queso.

La sede será el parque La Pila, que ofrece un pintoresco marco con sus ahuehuetes. Estarán invitados importadores de vinos de distintos países, como Chile, Australia, Argentina, Sudáfrica, Francia, Italia y España.

Por el lado nacional, reconocidos sommeliers catarán y explicarán al público las características de los vinos de L.A. Cetto, Freixenet y Casa Madero, entro otros sellos mexicanos.

El otro anfitrión de esta fiesta, el queso, estará representado –entre varias marcas- por Quesos vai, quien ofrecerá un recorrido por sus instalaciones.

El programa completo está en las páginas web: www.tequis.info y www.queretaro.travel

Este pueblo queretano se distingue por su amplia y buena oferta hotelera. Para llegar a Tequisquiapan, toma la autopista México-Querétaro, luego la desviación a San Juan del Río, la misma carretera te llavará a tu destino final. El trayecto te lleva una hora desde la caseta de Tepozotlán.