Leyendas coloniales presenta: La carta misteriosa (Sucedió en calle de Zuleta, hoy Primera de Venustiano Carranza)

La carta misteriosa

Fotografía tomada por Alejandra McCartney

Corría el año de 1635, las calles se encontraban intransitables debido a una las grandes inundaciones que sufría México en aquella época, capital de Nueva España. El nuevo virrey (marqués de Cadereita) venía a tomar posesión de su cargo, pero debido a las inundaciones tuvo que irse por la calle donde vivía Cristóbal Zuleta.

La familia Zuleta era caritativa y devota a San Francisco. Muy al principio de la construcción del con convento de los franciscanos se mandó hacer una capilla en su interior, para así asegurar los rezos para los miembros de la familia que pasaran a mejor vida.

Años después, el patronato, pasó, por falta de descendencia directa, a una sobrina llamada Ana de Adune y Zuleta, que vivía en España; ella nombró capellán al cura De Silva, pero el sacerdote no pudio venir a la encomienda por falta de permisos; aún con esta situación el convento siguió funcionando, y también la capilla donde ocurrió nuestra leyenda.

Si todavía no sabes bien donde se encuentra este convento, estuvo en unan esquina de San Juan de Letrán, cerca de ésta había una fuente que con el tiempo desapareció, para venirse a instalar comercios y despachos.

Ya saben, el tiempo cambia todo, hasta la capilla de San Antonio, única en México por tener ¡dos pisos!; lo único que queda de ella son trozos de cúpula esmaltada con azulejos, y el “cuento de espantos”, aparecidos y fantasmas. Un fraile franciscano escribió este caso, quedando para la posteridad en papel.

Una noche un lego, encargado de poner aceite a las lámparas, para que el fuego ardiera en honor del Santísima, vio cerca de la flama ya moribunda un brazo y al final de éste una mano que sostenía una carta…

El lego, Lino Jiménez corrió a avisar al Provincial, con gran temor y exaltación de lo que había visto; acto seguido el Provincial hizo sonar las campanas para convocar a los religiosos a una junta urgente, pues el lego juró por su alma que lo había visto era real. En efecto, los frailes comprobaron con sus propios ojos lo que el lego relató, con duda y zozobra rascaron en su conciencia para buscar un motivo de aquel extraño mensaje. Después, bajo ordenes del Provincial, los miembros de la congregación pasaron uno por uno, para solicitar a la mano entregara la carta; pero a todos les negó la carta, moviéndose hacia arriba para no entregarla.

El Provincial intrigado, sacó su lista para ver si faltaba alguien, llamándolos a todos uno por uno, al ausente y por último se percató de que un religioso estaba ausente, y lo mandó traer de inmediato.

Aquel fraile faltante era ciego; poco después llegó acompañado de un lego, que era su lazarillo; una vez que estuvieron en frente de la mano, les entregó la carta y acto seguido desapareció por el muro, detrás de la lámpara del Santísimo. El lego, temblando sacó la carta del sobre y comenzó a leer; el padre provincial exigió información, pero el requerido, aterrado se puso de rodillas, dando gemidos y golpeándose rogó guardar ese secreto, a lo que el Provincial le concedió el “beneficio”. El lego pidió perdón por sus malas acciones a todos los presentes; éste recibió el perdón de todos.

Entonces comunicó que iba a arreglar sus cosas, pues debía hacer un viaje muy largo, por lo que solicitó retirarse, pidiendo a la congregación rezaran por su alma. El Provincial comenzó a entonar el “Miserere”, que es un canto de perdón, todos cayeron en rodillas para formar un coro.

Terminado éste, uno de los frailes se percató de que el lego se hallaba tendido en el piso cerca de unas bancas, cerca de la salida; algunos religiosos se acercaron a el, viéndolo inmóvil y otros, se atrevieron a tocarlo, comprobando con espanto que estaba frío; y cuando el padre Provincial se acercó a tocarlo, solo pudo tomar la ropa entre sus manos.

¡El cuerpo del difunto lego había desaparecido!

Por: Alejandra McCartney mucho más en su blog http://www.leyendascoloniales.blogspot.com/


Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en Google.

El contenido de este blog procede de diversas fuentes; en unas ocasiones nos es enviado por nuestros lectores y amigos, y en la mayoría de los casos es obtenido visitando otras páginas de la red. Dado que queremos actuar con el mayor respeto hacia todos y que no pretendemos hacer nuestro el trabajo de los demás, rogamos que en el caso de haber omitido alguna referencia nos sea comunicado para solucionarlo lo antes posible. Gracias.



Código QR para este post

Short Link de este post http://bit.ly/Ih2mjy 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s