Tips para un embarazo saludable

El embarazo es periodo único en la vida de toda mujer, recuerda que no se trata de comer por dos, ni de premiarte o reconfortarte con la comida que más te agrada (chocolates, papitas, postres, dulces o comida chatarra). Una alimentación deficiente y excesiva podría ocasionarte complicaciones como diabetes gestacional, hipertensión y aumento de peso excesivo; además de que podrías privar a tu organismo de nutrientes esenciales para el óptimo desarrollo de tu bebé.

Por eso es importante poner atención en tus elecciones, prefiere alimentos que te nutran y llenan de fuerza y energía.

Estas son sencillas recomendaciones, que pueden hacer más saludable tu embarazo:

Hidrátate durante todo el día, toma ½ vaso de agua simple cada hora.

En lugar de freír las verduras, prepáralas al vapor, hornéalas a cómelas crudas.Evita los empanizado y capeados.

Invierte en un buen sartén con teflón, esto te permite cocinar con casi nada de aceite.

Prepara comida apetecible, usa especias y hierbas frescas como: laurel, menta, hierbabuena, epazote, orégano, salvia, romero, albaca, entre otros.

Escoge alimentos altos en fibra, frutas, verduras, legumbres (frijoles, lentejas, habas, garbanzos) y productos integrales o de grano entero.

Elige cereales integrales (arroz, pasta, pan y avena).

Opta por comer la verdura o la fruta entera, en lugar de tomártela en jugo. No te olvides de lavarla y desinfectarla.

Come por lo menos 2 raciones al día de leche o yogur descremados (para cada porción, calcula 1 taza de leche, o ¾ de taza de yogur o 50g de queso).

Come de 6 a 8 raciones de frutas y verduras todos los días. Para guiarte, piensa en cada ración como una fruta o verduras de tamaño promedio (manzana, naranja o zanahoria) o ½ taza de fruta o verdura.

Come 5 a 7 porciones de granos diariamente (una ración puede ser una rebanada de pan, ½ taza de pasta o arroz, 30g de cereal, ¾ de taza de avena). Prefiere alimentos integrales porque favorecen tu digestión.

Come dos porciones de proteína todos los días, una porción es equivalente al tamaño y grosor de la palma de tu mano, prefiere los cortes magros de carne, también puedes comer pollo y pescado. No te olvides de incluir huevo, evita comer más de 2 yemas a la semana para cuidar tus niveles de colesterol.

Modérate y de ser posible evita los caramelos, comida rápida, aderezos, condimentos, refrescos, papitas y pan dulce.

¿Tienes más tips que hagan saludable este proceso?

¡Compártelos!

Twitter @nutricampeones

Facebook http://www.facebook.com/NUTRICAMPEONES

http://nutricampeones.blogspot.com/

nutricampeones@hotmail.com


Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en Google.


Código QR para este post

Short Link de este post  http://bit.ly/vYY1bj 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s