Incluye fibra en tu alimentación diaria

Es la parte de los vegetales que no puede ser digerida, porque nuestro organismo no produce las enzimas necesarias para poder metabolizarla.

La fibra se mueve a través de los intestinos, igual que las cerdas de una escoba, que recogen y empujan el material de deshecho hasta el recto para ser expulsado. Previene complicaciones como: el estreñimiento, las hemorroides y el cáncer de colon.

La recomendación de fibra es de entre 20 y 35 gr por día, la encontramos principalmente en las frutas, las verduras, los cereales integrales y las legumbres.

TIPOS DE FIBRA

La fibra se puede clasificar en soluble e insoluble de acuerdo a su afinidad con el agua; ambas producen sensación de saciedad, favorecen el movimiento intestinal y reducen el tiempo de tránsito de las heces en los intestinos, haciendo que estas sean expulsadas con mayor regularidad.

FIBRA INSOLUBLE, no se disuelve en agua, es defecada tal como la comemos porque sus componentes son resistentes a la acción de los microorganismos del intestino, mejora el funcionamiento del aparato digestivo. Está presente en la parte externa de las semillas, la encontramos en el salvado de trigo y en cereales integrales de grano entero.

FIBRA SOLUBLE, cuando entra en contacto con el agua, forma un gel que aumenta el volumen de la fibra ingerida. Ayuda a regular los niveles de colesterol y de glucosa en la sangre porque disminuye y retarda la absorción de grasas y azúcares en el organismo, siendo útil en el tratamiento de la obesidad y la diabetes.

La encontramos en: las legumbres (lenteja, frijol, haba y garbanzo), en frutos secos (nuez, pistache, cacahuate, y almendra), en los cereales (avena y cebada), en l

a frutas (manzana, naranja, pera, plátano) y en verduras (zanahoria, brócoli y espinaca).

¿CÓMO UTILIZA EL CUERPO A LA FIBRA?

En la boca, prolonga el tiempo de masticación, generando mayor producción de saliva, lo que dificulta la formación de la placa dentobacteriana y previene las caries.

En el estómago, forma geles que retardan la digestión y producen saciedad.

En los intestinos, favorece su movimiento, aumenta el volumen de las heces y favorece la regularidad de las evacuaciones.

¿QUÉ PASA CON EL EXCESO Y LA DEFICIENCIA DE FIBRA?

Como consecuencia de su deficiencia, aparece el estreñimiento, se dificulta la labor del aparato digestivo, aumentando la posibilidad de padecer hemorroides y otras graves complicaciones como cáncer de colon.

El consumo excesivo de fibra puede generar: flatulencias, inflamación abdominal, diarrea y cólicos.

¡Consume fibra, combate a DIGESTINA!

http://www.nutricampeones.com

Twitter @nutricampeones

Facebook http://www.facebook.com/NUTRICAMPEONES

http://nutricampeones.blogspot.com/

nutricampeones@hotmail.com


Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en Google.


Código QR para este post

Short Link de este post http://bit.ly/gIVarZ

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s