La bendita y polifacética aspirina

de-vooght.com

A más de 11 décadas del descubrimiento del ácido acetil-salicílico, manufacturado en forma de comprimido bajo el nombre comercial de aspirina, el medicamento paliativo por excelencia, el mitigador del dolor y de la fiebre, el original remedio de mostrador de la farmacia moderna, no deja de asombrarnos por su versatilidad, particularmente sus efectos sobre la salud humana (se ha dado en emplear incluso para la salud animal y vegetal). Algunos de estos efectos son beneficiosos otros deletéreos.

En el momento actual de la farmacéutica, en el que la inversión para la investigación y desarrollo de algún medicamento se cuenta en cientos -si no miles- de millones de dólares, resulta más conveniente buscar nuevas aplicaciones a moléculas ya probadas, cuyas reacciones indeseables son previamente conocidas.

El ahorro en ensayos clínicos puede ser ciertamente considerable. Es así que medicamentos intocables por su historia negra han encontrado nuevas aplicaciones cuando se está al tanto de sus limitaciones y peligros, la talidomida es un buen ejemplo.

La aspirina ha pasado de una época en la que era casi el único analgésico efectivo y práctico a otra en la que se multiplicaron los casos de alergias diversas, de graves reacciones inmunológicas, de hemorragias gastrointestinales, etcétera. Las “nuevas” aplicaciones del medicamento como antiinflamatorio y anticoagulante, sembraron en el imaginario popular la idea de que a más aspirina, mejor, con el consecuente descuido en la dosificación -con y sin receta-, no eran raras las dosis de 1 y hasta 2 gramos, cuando se ha demostrado que lo que se requiere para proteger a un individuo con riesgo de infarto o accidente vascular cerebral no es más de 50 miligramos de aspirina al día.

Para aumentar la fascinación por la aspirina, en diciembre pasado se publicó un artículo en la revista inglesa The Lancet, en el que un grupo de investigadores de la Universidad de Oxford revela que tomar aspirina cotidianamente por un espacio de entre 5 a 10 años reduce el riesgo de morir por cáncer de próstata (10%), de pulmón (30%), de colon (40%) y de esófago (60%). Además, un equipo de especialistas franceses había ya publicado un trabajo similar en el que concluía que la toma regular de ácido acetil-salicílico disminuía el crecimiento de los pólipos intestinales y por lo tanto las posibilidades de morir de cáncer de colon.

¿Qué otra sorpresa nos depara la polifacética aspirina? Como quiera que sea, si la va a tomar, hágalo bajo supervisión médica.

Fuente: reforma.com por Enrique Goldbart hgoldbart47@gmail.com


Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en Google.


Código QR de este post

Short Link de este post http://bit.ly/e545y1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s