Chisme caliente … ¿Qué nos lleva a ser chismosos? La inevitble tentación

Código QR de este post

Short Link de este post http://bit.ly/ElChisme


archivo.abc.com.py

Los chismosos pronto aprenden que sus chismes le dan poder sobre los demás porque pueden hacer daño a quien deseen.

El chisme es la narración de un hecho verdadero o falso que se hace, sin tomar en cuenta el daño que puede causar esta información a terceros o precisamente con la intención de hacerlo.

Chismear se asocia a enredar, intrigar, calumniar, murmurar y enmarañar, y de acuerdo a la Biblia “el que chismea revela secretos” en el sentido de contar situaciones o hacer del conocimiento público circunstancias que pueden dañar a las personas involucradas.

Cuando se “mete un chisme” usualmente es para hablar de algo no convencional o prohibido en lo que ha incurrido alguien. Así se habla de que tal o cual cónyuge le fue infiel a su pareja, o de las supuestas fallas de un compañero de trabajo o de la vida íntima de artistas y de personalidades.

Los chismes pueden provocar problemas personales, sociales, psicológicos y en la evaluación moral de las víctimas de los chismosos.

El chisme nace con la comunicación humana a través de la tradición oral antes de la escritura. Las personas necesitaban contar lo que acontecía, las experiencias y los pensamientos. Pero, como se ha demostrado en las investigaciones sobre las comunicaciones orales, cuando una persona le narra a otra lo escuchado, y esta a su vez a otra, y así sucesivamente, la historia original cambia y el agregado idealista de cada quien, más la subjetividad de cada punto de vista van deformando la realidad y convirtiéndola en leyenda. Al final la verdad y la historia se reducen a su mínima expresión y la fábula y el cuento ocupan un enorme espacio. En el caso del chisme, la historia o el cuento que queda de ella, la distorsión se hacía por razones perver sas, sean de poder o de adquisición de riquezas. Así, quien contaba “la historia” la amoldaba a su parecer o en defensa de sus intereses. El chisme no tiene interés en contar lo acaecido sino que contiene una intensión particular. En la actualidad el chisme se usa para denigrar, desacreditar, difamar, y desprestigiar. El chismoso y la chismosa pronto aprenden que sus chismes le dan poder sobre los demás porque pueden infligir un daño a quien deseen, ayudarse a alcanzar objetivos en el trabajo o incluso, obtener ventajas en las relaciones de pareja.

El chisme podemos localizarlo a nivel personal o familiar o en grupos sociales o laborales, el rumor es una expansión del chisme a nivel de la sociedad. El rumor es una “verdad” manipulada y gerenciada acorde a estrategias políticas, económicas, sociales y militares. Pero tanto el chisme como el rumor son producto de una interesada deformación de los hechos con fines específicos.

Fuente playboy.com.mx


card.ly

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s