Bilbao, capital del buen gusto‏

juventudessocialistasargamasillacva.blogspot.com

Caminar por la ancha explanada que se extiende aproximadamente desde el Museo Guggenheim hasta el Puente del Arenal, en el centro de Bilbao, es respirar vida. Es ensanchar horizontes. Comprobar que una ciudad tiene otras posibilidades más enriquecedoras, más civilizadas. A un lado, el río Nervión, eje de Bilbao. Al otro, los barrios de Abandoibarra y Uribitarte, centros de ocio y servicio, con restaurantes, bares, comercios y viviendas. Gente de todas las edades pasea por este cómodo “waterfront”. No falta un área de juegos para niños. Tampoco un carril para bicicletas. El tranvía eléctrico -silencioso y respetuoso del ambiente- pasa muy cerca. Hace un frío agradable.

El nombre de Bilbao se deriva de “botxo”, que en vasco significa “hueco”, palabra que alude a su ubicación entre montañas y mar. Abocada desde sus orígenes hacia el exterior -como sede de comercio e industrias como la metalurgia y la fabricación de barcos- la ciudad languideció durante las crisis económicas del siglo pasado. La construcción del Museo Guggenheim en 1997 fue la punta de lanza de su modernización y desarrollo, que transformó los astilleros en sitios abiertos al turismo. El éxito de la iniciativa fue tal que en muchos países se habla hoy del “efecto Bilbao”.

Cuando visite Bilbao, no deje de ir al Guggenheim, cuyo diseño alucinante, obra del arquitecto vanguardista Frank Gehry, alude al movimiento de un barco entre las olas del mar y cuyas salas alojan exposiciones permanentes o itinerantes de arte moderno. Tampoco debe omitir una visita al Puente Colgante o Puente de Vizcaya. Bilbao, capital del buen gusto

Y sobre todo, dése el gusto, y saque tiempo y presupuesto para conocer los restaurantes que le recomiendo a continuación.

La mejor gastronomía

El restaurante Azurmendi, situado en la idílica localidad de Larrabetzu, a diez minutos de Bilbao, representa la mejor oferta gastronómica de la región. Ha sido galardonado con una estrella Michelin y su chef, Eneko Atxa, ha recibido numerosos reconocimientos, entre ellos el de Campeón de España en la categoría de cocina de autor y Cocinero del Año del club francés Fourchettes.

Sin embargo, a pesar de todos los reconocimientos y de la austera elegancia e innegable sofisticación del restaurante, su ambiente es relajado y cordial.

Los platos incluyeron Huevo con Caldo Concentrado de Sopa de Trufa, un exquisito Rodaballo al Pil-Pil y un extraordinario Bogavante Asado con Refrito de Hierbas y Aromas de Té Ahumado. Platos minimalistas todos, por llamarlos así, exquisiteces que sorprenden por sus inusuales combinaciones de sabores y pronto desaparecen dejando una sensación de placer.

Los que realmente estaban sensacionales, sin embargo, fueron los Percebes, presentados de forma dramática (el contacto del agua de mar que el mozo virtió sobre el plato, en el que había una base de hielo seco, hizo que éste humeara brevemente), la Papada de Cerdo con Sechuan Button, flor originaria de África que produce una breve sensación “eléctrica” en la boca y el postre, Fresas y Rosas, que combina esa fruta con merengue balsámico y pétalos caramelizados de la mencionada flor. Platos todos de elegante presentación, que sorprenden tanto a la vista como al paladar. Verdaderos productos del más fino ingenio culinario.

Azurmendi está localizado en un antiguo caserón restaurado, rodeado del verdor de los montes vascos, en el barrio Leguina 48195, Larrabetzu (Lezama), Vizcaya. Para más información, accese http://www.azurmendi.biz.

El encanto de la tradición

Para conocer lo mejor de la cocina tradicional vasca, una buena opción es el restaurante Auntz, en el Gran Hotel Puente Colgante. Es un lugar sencillo pero elegante que está situado muy cerca del monumento arquitectónico que le da su nombre, en la calle María Díaz de Haro 2 en la villa de Portugalete, que forma parte de la comarca del Gran Bilbao.

Conviene llegar con buen apetito. Para empezar, el aperitivo que nos sirvieron podría parecerle a algunos el plato fuerte: un sustancioso cocido de garbanzos que además del susodicho grano incluía morcillas, chorizos, carrillera (cachetes del cerdo) y hasta trocitos de la pura grasa del cerdo… no apto para quienes estén a dieta. Pero, ¿quién guarda dieta durante un recorrido gastronómico?

A ello le siguieron un cochinillo muy tierno y sabroso; una parrillada de vegetales tempura, un delicado rodaballo y un refrescante helado de lima que más bien parecía un puré de lima. Todo ello con un servicio muy atento y en la grata compañía del grupo de periodistas de diversos países que participamos de este viaje. Para más información, accese www.granhotelpuentecolgante.com.

Hay mucho más para hacer y disfrutar en Bilbao (vea el recuadro). Pero su gastronomía en sí misma bien vale el viaje.

Fuente: eluniversal.com.mx    El Nuevo Día/GDA

Bookmark and Share

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contribuir a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s