Citas a ciegas. Quienes son parte de ellas, están buscando una buena relación o una noche de sexo. Historias bizarras, románticas, breves, y hasta matrimonios‏

citaUna cita a ciegas es mucho más vulnerable y peligrosa que cualquier otra. ¿La razón? Quienes son parte de ella, están buscando desesperadamente una buena relación o una noche de sexo salvaje. Lo que la hace más frágil es que cualquier cosa que hagas, digas o mires de más o de menos, podrá ser usado a tu favor o en contra. Para salir bien librado sigue estos consejos.

Estas citas se están volviendo frecuentes gracias a la tecnología: los chats por Internet o celular. Pero ¿qué pasa cuando dos perfectos desconocidos deciden conocerse por primera vez y cruzar palabra? Una de dos: o sucede la hecatombe y aquello puede terminar en un concurso para saber cuál de los dos es el más feo, o terminará, con una sorpresita nueve meses después.

¡Hay otro tipo de historias! Aquellas bizarras como la de Selene, profesionista de 31 años: “Lo conocí en un chat, habíamos platicado ya como un año sin conocernos en persona, hasta que decidimos vernos. Yo escogí el lugar porque quería sentirme más segura. Él llegó y estaba guapísimo. Cuando lo vi no creí que había estado platicando con alguien tan guapo tanto tiempo. Nos tratamos, nos seguimos viendo y comenzamos a andar.

Con el tiempo cada vez más evitaba tener sexo conmigo, hasta que hubo semanas en que ya no teníamos. Yo no sabía nada de su pasado ni conocía a muchos de sus amigos. Comencé a investigar y supe que había estado citando a chicos también y que estaba saliendo muy formalmente con uno. Su pasatiempo era citar a gente y tener un almacén de chavos y chavas con quienes acostarse, sin mucho compromiso. Después, no quise volver a verlo, pero él de todas maneras ya no me volvió a buscar”.

Están los casos de éxito, como el de Paulina de 26 años: “Nunca creí en esas cosas de citas, pero ahora puedo decir que sí funciona porque a mi actual novio, con el que llevo seis años de relación, lo conocí en el chat. Nos citamos y desde que lo vi supe que él sería el amor de mi vida y hasta el momento creo que así fue. El dice que sintió lo mismo. No supimos con lo que nos íbamos a encontrar, pero cuando estábamos de frente, después de habernos contado todo, no hubo forma de que alguien nos separara desde entonces”.

El primer contacto visual

Para conocerce mejor recomendamos una cafetería o restaurante donde no haya música en vivo, muy fuerte o demasiada gente. Intenten buscar un lugar cálido, con mucha luz y amplio. Así, ella se sentirá libre, alegre, y el espacio le dará la sensación de estar tranquila y cómoda a tu lado.

Si después de verla bien, a la luz del día, la mujer en cuestión es demasiado, digamos, no entra dentro de tus posibilidades, pues tampoco seas tan descortés como para dejarla plantada. Y ya entrados en plática tampoco muestres desinterés. Total, ya te tocará mejor suerte la próxima vez.

Aunque quién te asegura que ella no está pensando exactamente lo mismo: “Una vez fui a una cita con uno que conocí por chat. Lo vi y era nada qué ver con la descripción que me había hecho. Me desilusionó mucho, más porque alguien que te miente así es porque no tiene confianza en sí mismo y se inventa una máscara que tarde o temprano se le va a caer. No quise perder más tiempo, fui sincera y me fui del lugar. Él se quedó ahí anonadado, sorprendido, pero ni modo”, dice Norma Leticia, dentista de 27 años.

Si quieres ligar, un bar es más recomendable. Un restaurante no es opción porque platicar mientras se come siempre es incómodo para ambos, sobretodo, si no se conocían antes. Está de más decir que evites tus vicios de conducta a la hora de comer (carraspear, estornudar, sonarte, toser como que el pulmón saldrá volando en cualquier momento, comer con la boca abierta, mostrar la comida entre los dientes o hacer chasquidos asquerosos y todo ese etcétera que ya conoces).

Si no hay más remedio, escoge un restaurante de comida internacional, donde haya todo tipo de platillos y evita arriesgarte con alguna excentricidad gastronómica, porque puedes lograr que la chica no toque ni un bocado de su platillo minimalista, exótico y carísimo.

Dolores, cosmetóloga cuenta su historia inolvidable: “Unos amigos me organizaron a mí y a un chavo una cita a ciegas porque creían que podíamos ser buena pareja. Me invitó a un restaurante de carnes y yo soy vegetariana, pero ese detalle nunca se lo dijeron. Esa noche, yo llegué primero y el llegó muy tarde porque supuestamente había chocado su coche. Mientras tanto me acabé todas las papas, espárragos y lechugas del lugar, esperándolo, con dos caipirinhas. Pues cuando llegó yo estaba medio borracha, ¡súper enojada y hambrienta!. Lo esperé para que pagara la cuenta y me fui en taxi a mi casa. Es la peor experiencia que he pasado y el hombre aquel estuvo insistiendo, pero ninguno de sus ruegos funcionó. ¡Sólo eso me faltaba!”.

El lugar ideal para citar a alguien que no conoces es un bar, un pub o, aunque no lo creas, una cantina, ajá, de aquellas viejas y arrabaleras que todavía hay por ahí. Estos sitios son idóneos porque hay todo tipo de bebidas, algunas tapas ligeras o botanas si llega el hambre, y la música no es estridente; hay mucha gente, pero no la suficiente como para sentirse en el metro; se puede platicar.

Para echar a perder tu cita sigue estos diez pasos:

* Fíjate en todas y cada una de las mujeres que pasen por delante.

* Invítala directamente a irse a la cama contigo.

* Si te dice que no, dile que de todas formas ya tienes otra cita para mañana.

* Haz chasquidos de concurso con tu boca.

* Organiza tu cita en un restaurante de tercera.

* Dile que aunque su físico no te importa, no estaría mal que tuviera 10 kilos menos.

* Llámala con el nombre de otra.

*Cuéntale todo tu tormentoso y trágico pasado en menos de una hora.

*Háblale de tu ex novia anterior, de cuánto la amabas y lo malvada que fue al dejarte.

*Dile que vives con tu madre y que a donde quiera que vayas irá contigo para cuidarte.

Ejercicios de alto impacto (acordeón para dummies)

*Ve con tus mejores ropas o estrena algo de moda. Un hombre bien vestido derretirá a las mujeres.

*No olvides los zapatos. Si vas bien vestido, pero con zapatos deslucidos y sin brillo, perderás tus puntos ganados. En los zapatos nos damos cuenta de la limpieza de ustedes.

*Saca provecho a tus mejores dones físicos. Si lo tuyo es el trasero, sácale partido con un buen pantalón (no demasiado embarrado) o trata de esconderlo si es que se te olvidaron en el asiento. Tampoco quiere decir que si tienes buenos bíceps, vayas sin mangas, como salido del gym. Usa un jersey delgado y no muy untado al cuerpo, que los haga verse ahí, pero muy discretos. Algo demasiado gay siempre nos alejará.

*Si eres moreno usa colores blancos o claros en la camisa para que te dé más luz a la cara; nunca uses tonos cafés o cakis ¡porque te harán ver negrísimo!

*Si eres blanco usa tonos oscuros, negro o azul que te hagan ver super cachondo.

*Usa tu loción más masculina. ¡La matarás!

*Aunque puede sonar metrosexual, usa alguna crema para labios o un humectante para que se vean ¡deliciosamente antojables! No hay nada más repelente que unos labios sangrantes, pálidos, con cuarteaduras o pellejitos.

*Lava tu coche y encéralo. Si darán una vuelta en él, límpialo y aspíralo. Es horrible subirse a un coche que parezca licuadora de aromas.

*Aunque suene del año del caldo, siempre impresionarás a una mujer si le abres la silla, la retiras, le abres la puerta del coche, le enciendes el cigarro y la dejas que pida primero en el restaurante. ¿Anticuado? Sí, pero funciona. Ojo, si es feminista, evita hacer todo lo anterior, pero tampoco caigas en la grosería.

*Llévale una flor o un pequeño detalle.

*Cuando te presentes, lánzale un piropo… decente. Dile lo guapa que se ve y coquetea con ella a cada momento durante la charla, pero no la canses o seas excesivo.

¿Y si no funciona?

*Si ves que la chica es de ensueño y por más que haces nada funciona, querido, no nos queda más que decirte que aproveches el tiempito que te queda porque seguro no la vuelves a ver.

*Si es más fea, antiestética o tonta de lo que habías previsto… lástima. No te quedará mas que inventar una excusa igual de tonta o decirle que mejor otro día y con más calmita.

*Si la chica comienza a ver su reloj o su celular cada dos segundos es mala señal. O la estás aburriendo sobremanera y tendrás que cambiar de plática o sólo está esperando que cualquiera de sus amigos le llame para salvarla.

*Si estás en el otro lado de la moneda, dile que acabas de recibir un mensaje de que tu hermana está dando a luz, que ya habrá otra oportunidad para charlar. Así quedarás como un responsable miembro de familia y no podrá detenerte.

*Dile que te ha encantado conocerla y hablar con ella. Que estarán en contacto, que le llamarás y bla bla bla. Por supuesto, eso nunca pasará, pero al menos sé convincente.

*Si ella está emocionada contigo, no le rompas su corazoncito y al menos háblale de vez en cuando. Nunca sabes si de eso saldrá una buena amiga o una amiga que se ponga buena.

Fuente: http://www.lacronica.com

Todo contenido vertido en este sitio es meramente informativo, como una herramienta para poder contibuír a mejorar algunos aspectos y así incrementar tu calidad de vida. Si te interesa ampliar la información del mismo, te sugerimos buscar la ayuda de un experto en el tema o bien en los buscadores de Google

4 comentarios el “Citas a ciegas. Quienes son parte de ellas, están buscando una buena relación o una noche de sexo. Historias bizarras, románticas, breves, y hasta matrimonios‏

  1. Pingback: Tips para una cita a ciegas exitosa | Como Conquistarlo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s